Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÜAÑO CUATRO. NUM. 671. CRO ¡NICA UNÍ VERSAL ILUSTRADA. MADRID, 14 DE NUMERO SUEL TO, 5 CÉNTIMOS más por razón de oportunidad que por convicción íntima. Es indudable, pues, que la idea, no generosa, sino justa y humana se abra camino en la conciencia de todo el mundo. Espontáneamente escritas llegan á diario á nuestras manos opiniones de distinguidos abogados de diversas localidades. Quisiéramos publicarlas todas; pero nos faltaría espacio. De todas suertes, es buen indicio en favor de la abolición de la pena de muerte ese movimiento general que ha seguido á 1 a iniciativa. Ella nos hace confiar en que la pena de muerte no tardará en desaparecer de nuestra legislación, como testimonio del progreso moral de España MADRID AL DÍA ue martes y i3, y por si fuese poco, de Noviembre, el mes antipático por excelencia, y con el tiempo que ha traído, aunque el de ayer fue bueno, mas antipático aún. Sin embargo, día aciago lo fue solamente para el buen asturiano que llegó de su tierra, sacó del Banco de España unos cuantos miles de duros y después se los sacaron bonitamente á él de su casa y con más facilidad, ó por lo menos, con tnenos trámites que él empleó para sacarlos de la monumental casa de la calle de Alcalá. Siguieran los comentarios sobre el hombre mujer del asilo de Santa Cristina. Hay tela BOrtada para rato, porque lo folletinesco, aunque huela como olía en Dinamarca, subyuga al bondadoso público que se pasa las horas muerte alrededor de la mesa de un café predicando moralidad y ponderando las ventajas de la actividad humana. El Senado empicó un puñado de minutos en la sesión. Los ancianos son supersticiosos y temieron, sin duda, á j fecha y al día. En el Congreso, luego de un escarceo Soriano- Laque, continuó el Sr. Vázquez Mella su interesante plática de familia, de las que nunca el Congreso hiza caso. Nos sentimos rejuvenecidos cuarenta años viendo aparecer á Pritn en las calles de la villa. Hay que advertir que es el Prim del insigne Galdós, y sólo por esto puede registrarse el hecho como un acontecimiento. En el Hipódromo de la Castellana, tercera tarde de carrera d caballos. Más público, el mismo entusiasmo de siempre. Es decir, el de la Sociedad que organiza este espectáculo, porque el del público, ¡Dios le del Entre estos sucesos de menor cuantía registrados en la jornada, merece citarse por su carácter de actualidad, la detención de dos mujeres que expendían moneda falsa. ¡Cuidado con las mujePesl Verdad es que si las hay que falsifican el sexo, no ha de haberlas que falsifiquen 41 dinero! ¡Váyanles con martes y con i3 á los los hermanos Quintero! Estrenaron anoche en Lara El niño prodigio, que son dos prodigios; el niño y la obra. Así lo proclamó el público tributando á lo jóvenes autores una ovación digna de su lindísima producción y de su inagotable ingenio. lin; Jorge, uno como hay tantos, inquietos di la vida que buscan en la lucha y en equivocadas ambiciones, un comodín para vivir sin conquistar nada definitivo y noble; Bonifacio, un genio fracasado, que oportunamente wsoA s ¡ó á la realidad de las cosas; el marqués de Villaconejo, un aristócrata que se da mucho entre nosotros, y para quien ia música sublime es un mosconeo; procer que prefiere desde luego el pai- pay ó el pon- pon, á Meiboven, como 1 le llama; Clarita, la hermana del niño prodigio, ingenua, sencilla; el presidente del Casino; la poetisa que concurre á la velada en honor de Manolín y lee un soneto delicioso, y, -por últátimo, los padres del prodigio, todos son an acierto de colorido y composición. De cómo hicieron la comedia los artistas de Lara, no se pueden decir más que elogios y nunca mejor que ahora tienen derecho á los más rotundos adjetivos la Valverde, la Rodríguez, Conchita Ruiz, Leocadia Alba, Rosario Xoscano, Rubio, Palanca, Simó Raso, Larriva, Calle, Barraycoa, Zorrilla, Romea... en fin, todos, y hago justicia pronta. ¡Hay comedia para muchas nocnesi Con qué gusto, al salir á la calle, contesté á un amigo que me preguntó de dónde venía: 1- ¡De ver una comedia ORIGINAL y spañolal, FLOR 1 D 0 R F LOS ESTRENOS 35 niño prodigio, comedia en dos actos y en prosa, original de los hermanos Alvarez Quintero. Los niños prodigios se suceden sin interrup- ción. El caso de Mozart prodúcese actualmente en todos los países, y no hay uno que no disponga para echarle á reñir, como suele decirse, de un pequeño virtuoso, que á los seis, ocho ó diez años asombre ya á los públicos en el piano ó en el violín, instrumentos tan al alcance de la infancia hoy como el peón ó cualquier otro juego. En estas precocidades artísticas se ha llegado á la última palabra. Casualmente, ayer leí en un diario italiano el éxito de un nuevo prodigio de cinco años, que interpretó en una residencia aristocrática de Roma los divinos maestros con una intensidad de expresión admirable. ¡Ya es batir el record! De ¿cguir estas prematuras manifestaciones del Arte, dentro de poco será un buen síntoma de alumbramiento la percepción por el facultativo de las apagadas notas de un violín misterioso... Lo más sensible es que muchos fenómenos no se logran, y acaban, y ¡graciasl, de cobradores del tranvía; otros perecen, malogrados por Ja impaciencia de los padres que ponen en práctica la fábula de la gallina de los huevos de oro... En los niños prodigios han visto los Quintero un apropiado asunto de comedia, y á condenar las inhumanidades que con estas tiernas criaturas se cometen, ya por explotación torpe, ya por vanidad censurable, ya por entretenimiento frivolo, han enderezado su obra, escrita con pródiga gracia, con felicísimos donaires, con ingeniosas ocurrencias, al hilo de pensamientos bellos y al calor de ternezas... El niño prodigio de los hermanos Quintero es el asombro de Guadaleda, pueblo moral del mapa de España, donde ocurre la acción, Manolín, es el encanto de sus padres, dueños de la mejor sastrería de la capital, y futuros administradores de una gloria del mundo. Por la sastrería primero y después por el Casino, donde el virtuoso Manolín da un concierto, desfilan una sabrosa serie de tipos, que son sencillamente documentos humanos. Rosales, el médico, aragonés de casta? que dice claramente lo que piensa, en felices filosofías fcatu wsi. Lisonjero, intérprete adecuado del h o q u e bulle, que está en todas partes, alocadovjtffvolo, ligero, pero indispensable en Guadaledx; D Elias, un anciano, músico de café, iniciador del niñp prodigio eaJos- secretos del vio- TN LARA DE PALACIO Ayer, por la mañana, salieron juntos y á pie los Reyes de Palacio, dirigiéndose á Caballerizas, donde estuvieron viendo catorce caballos rusos y árabes destinados á la remonta del Ejército. Después de haberlos visto, el Rey regr? sí á Palacio, con su ayudante el coronel Milans del Bosch, y la Reina siguió su paseo por la Casa de Campo con la duquesa de San Carlos. A! llegar á la puerta de! Príncipe, el Rey se detuvo para presenciar el paso del relevo de la guardia exterior de Palacio, que formo en columna de honor. La familia Real almorzó ayer en si palacio de S. A. la infanta doña Isabel, Después del almuerzo los Reyes fueron en automóvil á la Casa de Campo v a El Pardo. El nuevo ministro de la República Argentina, Sr. García Peña, presentara en breve sus cartas credenciales á S. M el Rey, El embajador de la Gran Bretaña. sir WíUiara Btinsen, cumplimentó ayer á la iníanta doña Isabel. Uno de los centinelas de Caballería que prestan servicio en la plaza de Oriente, se cayó ayer por la mañana del caballo que montaba, causándose lesiones de importancia en tuna pierna. Fue trasladado á la farmacia de- Palacio donde se le practicó la primera cura. A dicha dependencia regia acudió S. A -ú infante D Carlos, que había presenciado- el accidente y quiso informarse personalmente del daño que había sufrido el soldado, que era de húsares, y, por tanto, de la brigada de Su Alteza, Hoy asistirá el Rey á la cacería inaugural Se la Venta de la Rubia. Con objeto de tomar parte en una tirada de patos que en honor de S. M ha organizado I LA ABOLICIÓN DE LA PENA DE MUERTE l S ace poeos días, el 2, publicamos un artícu, lo abogando por ia abolición de la pena de muerte. Por feliz coincidencia, aquel mismo día el ilustre periodista y diputado á Cortes por Madrid D Luis Moróte, presentó al Congreso una proposición pidiendo la supresión de la afrentosa pena. Periódico de la importancia de España JV eOíf, ha emprendido también una campaña resuelta en pro de la abolición. Hemos recogido el juicio que sobre tan necesaria reforma del Código tienen hombres salientes en Derecho, en política, en literatura y en ciencias; juicio que iremos publicando para orientar á la opinicm pública, si por acaso hubiese vacilaciones CR ella, que creemos que no. Pocos, rauy pocos pensadores son los adversarios de Ja refirma, y esos pocos lo son