Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMJNGO 11 DE NOVIEMBRE DE 1906. PAG. 12. EDICIÓN i. gros más 6 menos próximos; son tristes realidades las que exponemos. Vadie puede negar que en punto a cultura, ei estado de la gran masa de la población española es muy lamentable; que mientras no se mejore, no se dará un paso en la restauración de la patria hasta ponerla al nivel de las naciones prósperas y progresivas; y, por último, que este mejoramiento no será un hecho hasta tanto que se dote ampliamente el ramo de la instrucción pública, se dignifique al catedrático, se dote á los pueblos de escue as y maestro; retribuidos espléndidamente, y el Estado respete la sagrada libertad de enseñanza, á fin de que así por los Gobiernos, como por los particulares, se llene de escuelas y centros docentes la nación. Imitemos en esta materia la conducta de los Estados Unidos, que es el país donde la cultura popular se halla más defendida y elevada. El problema económico también es una triste realidad. Sabido es cuanto se ha escrito y hablado de política hidráulica y de política forestal, de sindicatos y cooperativas agrícolas, de cultivo intensivo y extensivo de los campos, de cédulas hipotecarias, de establecimientos de crédito, de industria nacional, de comunicaciones directas con todas las naciones, de los vínculos mercantiles íntimos y positivos (no poéticos como los de ahora) que debían existir entre España y las Repúblicas sudamericanas, del problema magno de la restauración y desarrollo de nuestra marina mercante, etc... Y bien; ¿qué han hecho de práctico en este sentido todos ó la mayor parte de los Gobiernos españoles... Nada ó bien poco, como no sea continuar la barbarie del fisco ó la rigidez de las columnas del Arancel, aferrándose atávicamente á un nivelación m 1 entendida del presupuesto, nivelación que es no pocas veces la destrucción y la muerte de otros horizontes en que el crédito puede ser fuente fecunda de nuevos rendimientos y desenvolvimiento de la riqueza nacional. V no hablemos del problema militar, así en su aspecto marítimo como terrestre; porque ton bien notorias la mala organización constitutiva del Ejército, la indefensión de nuestras costas, el abandono casi absoluto de nuestras Fronteras, la ruindad de nuestra Marina (hazmerreír de las poderosas naciones navales de Europa, América y Asia) el estado lamentable, en fin, en que nos encontramos en punto de organización militar. España está hoy á merced del primer invasor. ¿Qué será de ella, y sobre todo de Canarias y Baleares, el día de una guerra internacional ó de una revolución interior, cosa esta última que nos traería Forzosamente una intervención extranjera... Y ahora viene el infortunado general Luque á complicar el problema con sus exóticas reformas. Pero lo más grave, lo más trascendental de todo es que aun sin llegar á una situación de guerra, está España á punto de sufrir el día menos pensado, quizá muy próximo, desmembraciones considerables de su territorio. Hay que hablar claro, y el que más claro hable en estos críticos momentos, será más español y más patriota, Que oigan y entiendan los actuaíes gobernantes y los que aspiren á sucederles. La unidad de las naciones sólo se conserva, ó por un poder político muy fuerte, ó por vínculos morales que mantengan todas las regiones tólidamente unidas, y no hilvanadas, en una sola aspiración. Desde el momento que aquel poder no existe ó los vínculos morales se debilitan, laintegridad de una nación desaparece ó peligra, qiieda espiritualmente rota y sin esperanza de que una mano poderosa y enérgica pueda volver á soldar las partes separadas ó amputadas del organismo nacional. Esto es lo que precisamente sucede noy en España. Hay en Cataluña y provincias vascongadas un partido que, afortunadamente, no es todavía separatista, pero que puede llegar á serlo si por parte de ios Gobiernos centrales no se varía por completo de conducta, mediante una enmienda radical. De las Canarias no hay que decir nada, porque todo el mundo lo sabe: los lazos que las unen á la Metrópoli cada día son más flojos, merced al inexplicable, al inconcebible abandono en que las tiene el Poder central. La pérdida de las Canarias puede ser muy pronto un hecho, y el problema político que está planteado en Cataluña y provincias del Norte, entraña tan inmensa gravedad que, ó se le da una solución compatible con sus justas, con sus debidas aspiraciones, á la vez que con los intereses generales de la nación, ó de lo contrario, dejarán de ser españoles de corazón, desde luego, y de hecho como v cuando les convenga. Pero no, no queremos vivir, queremos suicidarnos. En vez de emprender una política franca y generosa de progreso, no acabamos nunca de salir de la política ideológica, de torneos oratorios y de cabalas de partido que nos matan para incapacitarnos para la vida. Todos, todos nuestros políticos parece que están atacados de un vértigo huracanado y destructor que va á concluir con España. En vez de pensar en las grandes y vitalísimas cuestiones arriba mencionadas, las abandonan y crean un problema que no existe, porque el verdadero problema clerical, es decir, el problema religioso, empezará á existir con todas sus proporciones y funestas consecuencias si este ú otro Gobierno se empeñan en imitar servilmente la política sectaria de Francia. ¿Está España en las mismas condiciones que Francia? Es indudable que no; luego es una verdadera locura política querer implantar en España unos radicalismos que traen aparejada consigo una tremenda perturbación. ¿A quién que no esté falto de todo sentido político se le ocurre crear un problema más y una dificultad más en la gobernación del Estado, habiendo tantos y tan difíciles que resolver? ¿No saben por experiencia nuestros gobernantes que, por causas mucho menos graves estallan aquí los fanatismos rojos y los fanatismos blancos? Y aun suponiendo que haya necesidad de dar una solución al llamado problema clerical, ó más bien congregacionista, ¿no es inocente creer que negando la libertad y la vida á las Ordenes religiosas todos los demás problemas van á quedar resueltos como por encanto? ¿Han pensado bien los hombres del actual Gabinete la conexión que la cuestión religiosa podría tener con otras cuestiones más hondas relacionadas con las más altas instituciones del Estado? Y si no sabe el Gobierno nada de esto, poco tiene de Argos el ministro de la Gobernación. Aprendamos á obrar y vivir como Alemania, como Inglaterra, como los Estados Unidos, como Bélgica y aun como Italia, que son las primeras naciones del globo, por haber olvidado el romanticismo revolucionario y perseguidor y emprendido una política realista, positiva y salvadora. Y aquí, en España, imitemos a Cataluña: es la región que más reciamente proclama la necesidad de imitar á las grandes naciones, adoptando una política seria, tolerante y universal, en la que todos los ciudadanos puedan ejercer sus derechos civiles y políticos, y todos tengamos á honra decir: soy español; como el inglés y el alemán la tienen al decir con orgullo: soy ingles ó soy germano. De esta manera, no se comprometerá el orden público, ni se pondrá á las más sagradas y aitas instituciones en caminos de perdición. De la esencia del problema regionalista, que es el más hondo que se agita en el seno de la patria, y ha de dar al traste muy pronto con todos ios caciquismos y convencionalismos políticos, trataremos en sucesivos artículos. F R SALVADOR FONT Agustino. SENADO SESIÓN DEL DÍA I O DE NOVIEMBRE DE JQOÓ Se abre la sesión á las cuatro y cuarto baio Ta presidencia del Sr. Montero Ríos. En el banco azul se sienta el ministro de la Guerra. Se lee y aprueba el acta de la anterior, y des pues de dar cuenta del despacho ordinario usa de la palabra el Sr. RUI LÓPEZ acerca de la tributación de las salinas y de los ruinosos resultados que da el beneficio de ellas. Ruega que el ministro de Hacienda envíe á la Cámara datos relacionados con este asunto. Así lo promete el presidente y se entra en el ORDEN DEL DÍA Se vota definitivamente el proyecto de ley referente al art. 9.0 de la de 13 de Marzo de 1900 acerca del trabajo de las mujeres y los niños. SECCIONES El Senado pasa á reunirse en Secciones para nombrar Comisiones que dictaminen acerca de los siguientes proyectos de ley: Construcción de la carretera de Chamartín San Sebastián de los Reyes; otra de enlace de Llagostera á Caldas de Malavella; la de Madrid á la Junquera; del Barranco de las Vacas á La Hoya del Pajar, y otra de Mare á Fuencaliente. Y sobre el proyecto de fuerzas navales para 1907. Se reanuda la sesión á las cinco y se da cuenta del resultado de la reunión de Secciones. Para el proyecto de ley de fuerzas navales na sido nombrados los senadores Sres. Díaz Moreu, Concas, Pulido, Loigorri, Palomo Ruilóoez y Escolar. Se da lectura de varios proyectos de ley reíativos á petición de créditos á varios capítulos de los presupuestos de Gracia v lusticía é Instrucción. Señalado el 01 den del día para el lunes, se levanta la sesión á las cinco y diez minutos. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA 1O DE N 0 V 1 EM 3 RE DE 1906 SE DESEAN ORADORES. las tres y veinticinco minutos abre la sesión el Sr. Canalejas y á primera hora la concurrencia de señores diputados es escasísima El banco azul desierto, y después de leer un secretario el acta de la sesión anterior, el presidente, en vista de que aún no ha acudido el Gobierno ni los señores que tienen pedida la palabra, propone á los diputados que descansen unos minutos. En resumen; que en el Parlamento español hacen falta oradores... Por fin el presidente envía algunos recados mis teriosos y usan de la palabra los Sres. MAESTRE y LÓPEZ OYARZABAL formulando algunos ruegos. Qcupa el banco azul el Sr. Dávila. EL BANDOLERISMO EN ANDALUCÍA El Sr. SERRANO CARMONA explana extensamente una interpelación acerca del bandolerismo en Andalucía, especialmente en la provincia de Sevilla. (Se sienta en el banco azul el ministro de Gra cía y Justicia. Denuncia veidaderas enormidades, y relacio nando con el bandolerismo las represalias á que dan lugar las luchas políticas y el caciquismo allí imperante, dice que en algunas ocasiones han sido puestos en la cárcel, en calidad de ladrones, los enemigos políticos de algunos de ios caciques Afirma que uno de los bandidos fue detenido en el casino de Estepa, y añade qus dicho bandido ha actuado de muñidor electoral en las pasadas elección (La Cámara se ha animado bastante; los escaño se han ido llenando y las tribunas se hallan rebosantes; en el banco azul y además de los ministro? ya citados, han tomado asiento los Sres. Jímeno y García Prieto. El orador ataca duramente al juez municipal de Estepa por su intervención en algunos de los hechos que viene relatando. El Sr. CANALEJAS llama la atención ai orador. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA: La justicie es intangible. J