Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO lo DE NOVIEMBRE DE íooS. PAG. 9, EDICIÓN 4 i fuevos caballeros. L o s caballeros d e la O r d e n militar del S a n t o S e p u l c r o f o r m a r o n C a p í t u l o a y e r á las c u a t r o d e la t a r d e en la iglesia del C a r m e n para armar caballeros d e la misma á D Rafael d e O r t e g a y V i l l e r g a s c o n t a d o r d e fragata d e la Real A r m a d a D A l f o n s o G u i l l e r m o A l v a t e z de T o l e d o y Alvarez de Sotomayor y don F r a n c i s c o d e Sevilla y P i c o n a D e la c e r e m o n i a da idea la fotogafía que p u Itlicamos. e v dicaba era la Inquisición raodernaj) (Más aplausos d é l o s ministeriales y de ios republicanos. s Y o pregunto á S. S ¿Subscribiría S S esa declaración? (El Sr. Maura permanece callado. El Sr- N O C E D A L S o i s los misioneros d e la República. El Sr. M E L L A ¡M a s o n e s masones! Protestas en los liberales y en l o s republicanos; el presidente agita repetidamente la campanilla. El Sr. A Z C A R A T E en términos elocuentísimos, y con el constante aplauso del S r M o r e t d e los ministros, de los diputados ministeriales y d e los republicanos, eleva el debate á la esfera d e l o s principios y habla del Congreso de las religiones celebrado en Chicago. L e e párrafos d e algunas d e claraciones de arzobispos y obispos y dice que las doctrinas del cristianismo, puras y sublimes por sit elevación, jamás descendieron al terreno en q u e ahora se colocan los que defienden la Iglesia. (Nueva y estruendosa ovación. Habla d e las doctrinas de ios Concilios relativas al matrimonio y pónelas en oposición con l o que el Sr. Maura ha sustentado. Declara que los republicanos s é hallan d i s p u e s tos á apoyar á todo Gobierno que defienda el programa que sostiene el actual. Pasando luego á otroiasunto, examina los móviles, que d e acuerdo con las declaraciones hechas ayer por el Sr. M o r e t obligaron, a! plantearse la última crisis, á mostrarse el S r Maura enemigo d e la disolución de Cortes. D e s p u é s de no darse por satisfecho con el sentido d e las explicaciones consignadas en dicho d i s curso, pregunta qué es lo que había de cierto r e s pecto á los rumores que en ocasión d e aquella crir sis propalaron los periódicos al hablar- de una p r o bable retirada d e la política por parte del señor Maura, en el caso d e que las Cortes hubieran sido disueltas, amenazando, además, con el retraimiento del partido conservador. Censura que al jefe del Estado, sea cual fuere el régimen político del país, se le impongan ciertas amenazas, por considerarlas impropias de la forma constitucional. Recoge lo que el Sr. M o r e t expuso relativo al cumplimiento d e su programa político, arancelario y administrativo, encontrando en ello varias c o n tradicciones. Termina felicitando al presidente del Consejo por su discurso d e ayer y alentándole con obieto de que nunca sieiita miedo ante la reacción. PRORROGA A punto de terminar las horas reglamentarias y á propuesta del señor presidente, la Cámara acuer- da prorrogar la s e s i ó n El Sr. M A U R A rectifica y niega que nunca haya proferido amenaza alguna, y hablando del retraimiento del partido conservador, dice que nada sabe, porque cesando en la vida pública, no era él el llamado á decidir. D i c e que juzgaba tan inconstitucional el acto de la disolución que, á su juicio, d e s d e aquel día, h u biera considerado suicidada la Monarquía en caso; de acatarlo. (Sensación. Hace suyas resoluciones tan extremas por creer que con ello responde, no sólo á los dictados de una gran masa d e opinión, sino á las aspiraciones de su partido. Y conste, añade, que si ocupo su jefatura, q u e pesa sobre mí como abrumadora carga, no es porque nunca la solicité, sino por habérmela impues- to desgracias irremediables que soy el primero en deplorar; pero y o os aseguro en cambio que, mientras la ejerza, sabré cumplir con mi deber, s (Estas palabras son acogidas con una triple salva de aplausos delirantes d e los conservadores, que se prolongan durante largo rato. D i c e que no hubo amenaza en lo que aconsejó á la Corona, y prueba d e ello que coincidió con la opinión d e los presidentes d e las Cámaras y con la del marqués de la V e g a de Armíjo. Extiéndese en largas consideraciones para d e mostrar que el Sr. Azcárate, en su discurso, no ha acudido sino á generalidades, sin aludirle en ningún punto. Contestándole á una pregunta concreta, dice que al caso actual no justifica que pueda ser p u e s to en parangón con Cánovas de! Castillo, puesto que por nadie se ha pedido que sea implantada en el país la unidad religiosa. Extraña la actitud de los republicanos, aplaudiendo la ley de Asociaciones de los liberales, cuando es así que dicha ley, segtin el orador, constituye un atentado para la libertad, Contsstsndo á oíros razonamientos, no cree que sea tan urgente para el bienestar o e í pueblo éspa ñol, como republicanos y liberales predican, esas reformas y esos problemas religiosos, con ante 1 a ción á otras d e orden más material é inmediato. Explica algunos d e los escrúpulos t if, á juicio del Sr, Azcárate, encuentra en la aplicación d e ciertas l e y e s y dice que estos escrúpulos son nacidos de las responsabilidades á que se hacen acreedores los hombres d e gobierna. (Aplausos en- los conservadores, protestas de l e s ministeriales capitaneados por el conde de Romanones. El Sr. M E L J- A exclamas Conste que la revo lución no tiene más dique en España que el carlismo. Rectifica a su vez el b r A Z C A R A T B Declara que constituye nna notoria coacción para un Monarca constittjCionaJ kj hecho por ét S r Maura, al amenazarle con su retirada de Is vida pública. Insiste en algunas d e sus anteriores afirmaciones y sosteniendo sus pimtos de vista ya cono- cidos. Rectifican nuevamente ambos oradores, notánd o s e en la Cámara, s i g n o s d e cansancio. Suspéndese la discusión, se da cuenta del des pacho ordinario y se levanta la sesión á las o c h e SESIÓN DEL D Í A O D E N O V r E M B E DE ÍJOÓ CONGRESO r i N A L D E LA SESIÓN D E L D Í A 9 D E NOVIEMBRE D 1906 E L SR. GARCÍA P R I E T O Encárgase d e contestar al Sr. Maura, en noraj) re del Gobierno, el ministro de F O M E N T O D i c e que el Gobierno tiene eJ propósito de que ai mismo tiempo que los proyectos de orden poli- tico se discutan los económicos, y laméntase d e que para estos últimos no den los conservadores todas las facilidades necesarias. S u señoría, con un apasionamiento que sólo emplea cuando se trata de la l e y de Asociaciones, idice que ésta no figuraba en el programa del partido liberal, olvidando que es un compromiso contraído en 1902 por el S r Sagasta. (Aplausos en ta mayoría. s H a dicho S S que al echar mano de ese p r o l ecto nos poníamos un penacho, y ha olvidado también que S S s e puso, cuando fué Gobierno, el penacho del convenio con Roma. (M u y bien, muy bien; en la mayoría. JjQueremos que se nos haga la justicia de reconocer que obramos inspirados en el propósito de fevorecer l o s intereses nacionales. (Aplausos. S S ha dicho que íbamos acompañados d e ios republicanos y anarquistas; la compañía de l o s primeros nos parece muy grata; ¿pero con qué derecho nos confunde S. S con los segundos? iJAplausos d e toda la mayoría. También ha dicho S S. que éste Gobierno Iba á ser barrido... ¿barrido, por quién? Y permítame que complete el símil: ¿quién iba á ejercer de. scoba... s (M á s aplausos. El Sr. M A U R A N o he tratado de ofender... (Rumores en la mayoría y protestas en los conser idores. í D i c e el Sr. Maura que el país nos toma en broma, y á renglón seguido que provocamos la Guerra civil; ¿en qué quedamos, Sr. Maura? a Afirma los ideales políticos por que siempre ha luchado el partido liberal, y refuta el resto d e la argumentación del jefe del partido conservador. Termina diciendo que confía en la obra del G o Kerno, y q u e éste seguirá con serenidad y despaeio el camino trazado, con objeto d e llegar m u y lejos. (Prolongados aplausos de la mayoría. AURA RECTIFICA I a sesión ha c o m e n z a d o s las tres y media. D e s pues de aprobarse el acta, y en vista d e que ni el Gobierno ni los oradores que han pedido la palabra para intervenir en el debate político estáis presentes, el S r Canalejas concede la palabras varios diputados para a u e formulen preguntas ruegos. El S r M A E S T R E s e ha ocupado extensamen te del bandolerismo en Andalucía. El debate político comenzará muy tarae, porque antes han de reunirse las secciones. Wfcii 1 a sesión d e h o y ha s i d o muy breve. Se íta aprobado el proyecto d e ley relativo al tni bajo de las mujeres y se han reunido las secciones mÉ ga SENADO BOLSA D E L DÍA lo M A D R I D Cierre: Interior contado, 8 i 5 o s fin d e mes, 8 1 6 5 Amortizable, j 0 0 8 0 Bancó 4 3 8 T a b a c o s 3 9 4 5 0 Azucareras preferentes 7 9 5 o Ordinarias, 4 5 5 o F r a n c o s 9 9 5 Li bras, 2 7 7 6 tcntf M SRREMOTCS EN IRLANDIA POR TELÉGRAFO Explica el S r M A U R A algunas de las frases que pronunció antes. -D i c e que los liberales hicieron el modus vivendi, y afirma que no los confundió nunca con los anarquistas; únicamente que en su obra radical van confundidos d e s d e l o s correligionarios templados del Gobierno hasta l o s anarquistas más rabiosos. El Sr. S O R I A N O ¡Y los masonesl ¡Ruja el Averno, ruja Satánl (Risas. Afirma el orador que los liberales son prisionexos de guerra d e los republicanos. Rectifica el S r G A R C Í A P R I E T O y dice á su v e z que los conservadores son prisioneros de los Reaccionarios. A m b o s oradores rectifican nuevamente. HABLA AZCARATE E n medio de gran expectación y también para sectificar usa de la palabra el S r A Z C A R A T E Dije el otro día, comienza diciendo, que el partido conservador era imposible; hoy, y en vista d e lo que h e oído á su jefe, aseguro que está in fapacitado para gobernar. (Sensación. (El ministro d e Gracia y Justicia asiente y los conservadores protestan. A ñ a d e que nunca podía oir tales afirmaciones en los albores del siglo x x y que nunca o y ó hablar d e política católica ni á Cánovas ni á Silvela, (La mayoría toda y los republicanos aplauden estrepitosamente al orador. Esa política católica fué defendida en el Senado por el obispo S r Martínez Izquierdo, y Cánovas, discutiendo con él, l e dijo que lo que pre- I ondres, 10, 9 m. C o m u n i c a n d e Islandia q u e se han s e n t i d o v i o l e n t a s s a c u d i d a s t s rrestres e n diversas paírtes d e la isla. DE RUSIA POR TELBfiRAfO p l r o b o de la e s t a c i ó n SanVeUnhurgo, 10, 9 w. Oftctalmente s e sabe qtie asciende á 4 1 0 0 0 r u b l o s en e s p e cie y 2 5 0 0 0 en v a l o r e s el i m p o r t e d e l o rob a d o e n la e s t a c i ó n d e R o g o f F E n el v a g ó n q u e c o n d u c í a el d i n e r o quedaron algunos sacos con monedas de o r o A u e r t e de un general. Tiflis, 10, cfm. E l general Levreinoff, q u e fué h e r i d o h a c e p o c o s d í a s p o r una b o m b a ha f a l l e c i d o siÑTERESÍS A l o s seSiores fi t igrafi is d e profesi íii y á l o s aficionados q n c eiiTSen á l a Re daccitfu d e A S C fotografías sobre algún a s a n t o de interés y de paljpitante actualidad, s e l e s a b o n a r á 0I E 2 S PEiSX: TAS por c a d a prueba q u e prabliqnemoSf A l pie de c a d a íbtograCía e ixt icitPá el iioiii! tt e d e s n aiaíor.