Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E C SÁBADO lo DE ISTOVIEMBRE DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN t E L INFORMACIÓN POLÍTICA D E B A T E D E Nadie es profeta en Avaa sU tierra. Se dio por- terminado, aunque tío oficialmente, el debate parlamentario, y creyóse que la paz reinaría en Varsovia. Pero nadie contaba con la huéspeda, y la huéspeda fueron ayer los conservadores, los elementos de su derecha, que debieron apremiar al jefe para que no dejase al Gobierno saborear el íxito del jueves. Y el Sr. Maura resucitó el debate arremeKendo furiosamente contra el Gobierno. Tuvo ¿ste por defensor un buen abogado: el ilustre Azcárate. Ambos combatientes dejaron el pabellón bien puesto, cada cual desde su punto de vista. Maura alcanzó una ovación formidable de los conservadores liberales, y de los conservadores no libérales y de los tradicionalistas. Azcárate la obtuvo, formidable también, de tos republicanos y de los liberales. Nosotros, fríos observadores del espectáculo y de sus consecuencias, consignaremos que para cada héroe tuvieron un pero sus respectivas huestes. ¡Lástima que sea tan republicano! dijo del Br. Azcárate la mayoría del campo liberal, ¡Lástima que sea tan ultramontano! dijo ícl Sr. Maura la mayoría del campo conservador. Como excesivamente liberal quedó calificado ti primero, y como excesivamente conservador el segundo por la opinión general. iVAClONES Y CO- Terminada la seM E N T A R I o s ón los pasillos- -se vieron invadidos por los diputados. Los ánimos estaban exaltadísimos; la discusión que acababa de desarrollarse había excitado las pasiones de unos y otros. Cuando el Sr. Maura salió al pasillo circular, por la puerta que acostumbra á utilizar, la minoría conservadora, entusiasmada con las palabras que de su jefe había oído, llena de entusiasmo por su caudillo, se abalanzó en masa sobre éste para estrecharle la mano y felicitarle. En aquel momento sonaron unos aplausos, y en el acto todos secundaron la iniciativa. La ovación tributada al Sr. Maura por el partido conservador fué entusiasta. ¡Viva nuestro jefel gritábanlos conservadores. (La nación entera estacón nosotros decían muchos. Hasta que el Sr. Maura llegó á la vuelta de ia calle duró la ovación. Pocos minutos después el! r. Azcárate salió del salón de sesiones, y la escena anteriormente desarrollada se repetió. Liberales y republicanos aplaudían incesantemente al ilustre orador. ¡Viva la libertaat se oía exclamar. Y algunos sombreros eran lanzados al aire. El ambiente que en aquellos momentos se respiraba en la Cámara era ambiente de lucha, de batalla entre las ideas expuestas por el jefe de los conservadores y el sabio catedrático republicano. Era un espectáculo consolador, á juicio de las personas imparciales y sensatas, porque desde hacía mucho tiempo no luchaban las ideas, sino los intereses personales, los mezquinos intereses de conveniencia personal. El conde de Romanones, que, como es sabido, todo lo convierte en substancia, decía en un corro de periodistas: Lo único cierto que de todo esto se deduce es que aquí los insubstituibles somos nosotros. Y ei Sr. Dávila añadía: L. OS campos han quedado deslindados y las p r L A L M U E R Z O Durante el aímuerze izquierdas no pueden ya confundirse. ocuparon l s sitios a! Hasta muy avanzada hora duró la animación lado del Rey las autoridades de Granada, sen en el Congreso. tándose á la derecha de D Alfonso et goberAnoche todas las conversaciones tenían por nador civil, Sr. Sánchez Lozano, yá la izquier tema lo sucedido en el Congreso, y todos con- da el alcalde de la capital, D. Felipe Lachica venían en que la sesión de ayer fué una sesión Enfrente, el conde de Agrela, ue ocupaba Is otra cabecera de la mesa, teniendo á su derehistórica. cha el diputado ppr Granada D. Juan Ramón S U P R E S I Ó N D E L La Comisión que c- Lachica, y á la izquiei da el presidente de la DiJURAMENTO r putación. Antes de almorzar, el conde d Agrela prei referente a la supresión del juramento, se reunió ayer para apro- sentó al Rey un álbum encuadernado en pieS bar el dictamen y repartirse los turnos. de Rusia, en el cual firmó el primero et M o Hoy, ó el lunes, empezará á discutirse este narca y luego tos demás cazadores, fechándotie proyecte el Rey en Trasmutas, en los días 8 y 9 de Noviembre de 1906. I AS ASOCIACIONES El presidente del -Consejo recibió A C A C E R Í A La cacería de h tarde ha ayer la visita de los Sres. Tríes, Parellada y sido magnífica; la caza ha Albo, los cuales le entregaron una protesta, abundado de modo extraordinario. suscrita por más de 5oo estudiantes católicos El guarda del coto dijo que ¡labia reservad de Barcelona contra la ley dé Asociaciones. para ella el mono. También hablaron al mismo tiempo del inciComenzó á la una y cuarto de h tarde, y se dente surgido con el Sr. Dávila ayer. Dolié- cobraron en junto, durante el día, i. Soo perronse de la actitud de la Prensa en esta cues- dices. tión. El general López Domínguez quitó impor- p EGRESO D E S. M A fe seis de Ja tarde regresó el tancia á las frases, procurando afablemente conciliar tos ánimos, y supone que se ha exa- Rey á Lachar, y tuvo un recibimiento y una despedida entusiásticos. gerado lo ocurrido en Barcelona. Todas las casas del pueblo hatt pevsianecide Madornadas estos días con colgaduras y carteles con el lema a ¡Viva el Rey I L DE SOCIEDAD O Mañana celebrarán su santo las marquesas de Faura y de Velilla de Ebro, la condesa viuda de Campo Alange, la baronesa del Castillo de Chirel, las señoras de García de la Rasilla, Hurtado de Amézaga (D. C) Bertrán de Lis, Biedma y viuda de Mendieta, y las señoritas de Caro, Muguiro, Frígota, Pidal y Salamanca y Patino. En París se encuentra el conde dePradere. En los primeros días del próximo mes marchará á Lisboa, con su bellísima esposa, nuestro distinguido amigo D Juan H Avial, agregado á nuestra Legación en dicha caoital. Se encuentran en Italia realizando una excursión en automóvil, el duque de Medinaceli y los Sres. Huerta (D. Ricardo) y Urruela (D. José) Mañana habrá recepción en casa de los barones del Castillo de Chirel. mO gm S. M de Lachar A. en el ferrocarril de la Azucarera. I LLORA A las ocho de fa noche sali para ülora La fábrica había levantado un arco precioso con una cartela, en que se leía: ¡Viva e! Rey! Había profusión de Réngalas é iluminaciones de bombillas eléctricas y un entusiasmo indescriptible. A las ocho y veinte ha sido la llegada á Illor En la estación había una iluminación precio sa y multitud de banderas. Al llegar el Rey han cruzado el aire miles de cohetes y han resonado muchos ¡vivasí Real. D. Alfonso almorzará A. mañana en Palacio y no en el tren MADRID A las nueve ha salido el tren EL REY EN LACHAR POR TELEOSAFO taRAKAOJ 9, Jl N. S. M ha dejado en Lá pesetas para los pobres y 5oo para los ojeadores. Los demás cazadores han dejado 900 pesetas. El conde de Agrela enviará las perdices ái la cacería á la Asociación de Caridad, de Granada. -Campo Moreno. t 0 m DONATIVOS Y REGALOS A las ocho y media de la mañana salió el Rey, con los demás cazadores, de Lachar para Trasmutas, donde llegaron á las nueve y cuarto. EN TRASMULAS 1 OS OJEOS Comenzaron los ojeos en Q E G U N D A CACERÍA EL PATRIARCA DE JERUSALEN POR TELÉGRAFO se suspendieron a la hora del almuerzo. Diéronse cuatro ojeos, sin más incidente que la detención de un individuo, que desde una choza donde estaba oculto salía á recoger las perdices que mataba el Rey. Dícese que el detenido tiene perturbadas sus facultades mentales. El Rey ha cobrado 72 perdices, y entre todos los cazadores 423 perdices, siete liebres, tres conejos y una chocha. Las piezas cobradas fueron expuestas ante la tienda donde, como ayer, se dio el almuerzo. E! Rey recontó las piezas cobradas. DE HOY f. 9? y D o m a 9, 2 t. Según refiere el Corriera d Jlaíia, periódico católico oficioso, el Papa ha nombrado patriarca de Jerusalén á M g r Felipe Camassei, en la actualidad arzobispo de Naxos El nuevo patriarca nació en Roma en s 848. DE BUENA SOCIEDAD se titulan los Jueves d e Geáeán esta semana. E l n ú m e r o del p o p u lar semanario satírico, t r a e como d e costumbre, caricaturas d e actualidad, artículos intencionados, versos y armas al h o m b r o