Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BELLAS ARTES íS -v M 1 M l U ÍFVSF í jT! i fs Sis f Mff i s S Í f i l í D ETRATO DEL REY FELIPE IV, En el año itsij, cuando el gran Velazquez contaba veinticuatro de edad, pintó en Madrid este retrato ecuestre POR DIEGO VELAZQUEZ del rey D. Fdipe IV, que produjo el asombro de la Corte. Viste el regio jinete cota de bruñido acero, con adornos de oro; lleva amplio sombrero con plumas acarminadas, banda de color de rosa y guantes y calzas d Sno ante. En su diestra tiene el bastón de general, y con la izquierda la brida con que rige al brioso caballo castaño, de largas crines negras como la poblada cola. Tal efecto produjo este retrato, que el Key nombro á Velázquez su pintor de Cámara y ordeno que se recogiesen los anteriores retratos que otros ointores le habían hecho, y que en adelante no le retratara más que aquel artistaPara que todo el mundo pudiera admirar la obra, se colocó este cuadro en las gradas de San Felipe el Real, y los poetas le dedicaron grandes elogios en sus versos. EL TEATRO DE LOS NIÑOS LA MANA Y LA FUERZA COMEDIA EN DOS ACTOS ESCRITA POR LA CONDESA DE SEGUR (Conclusión. SRA. DEARTAL. LUISA. BEATRIZ. ¡Chist! ¡No quiero saber nada! ¿No os da vergüenza el estar disputando cuando apenas hace una hora que he llegado? ¿Habéis olvidado que no rae gusta que os acuséis una á otra? Pues la tía nos mandaba lo contrario; que nos acusáramos. Y cuando callábamos nos castigaba porque decía que la ocultábamos lo que pasaba. ¿Y por qué mentías tú cuando decías de mí LUISA. cosas que no había hecho? ¿Y cuando tú dijiste que yo había tirado al pozo mi libro de fábulas? SRA. DE ARTA jBasta, niñas! jSi vierais el disgusto que me dais al portaros de ese modo! BEATRIZ. (Jlbrazándola. Perdón, mamá, no lo volveré á hacer; pero ¿por qué nos has dejado tanto tiempo con esa señora tan mala? LUISA. ¡Ay, no niamá! no nos dejes más con ella. Tiene la culpa de que nos hayamos vuelto malas. SRA. DE ARTAL. N O hijas mías, no os quedaréis más. ¿Pero por qué no me habéis avisado de lo que pasaba? Siempre me escribíais lo contrario: que era muy buena y la queríais mucho. BEATRIZ. E S que nos hacía escribir las cartas en su presencia, y ella misma las cerraba y las echab? al correo. BEATRIZ.