Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B! AÑO CUATRQ, VL -L NUM. 665. CRO NICA UNIVER SAL ILUSTRADA. g! MADRID, 8 DE N 0 VBRE. DE 1906. NÚMERO SUELFO, 5 CÉNTIMOS Las cédulas personales se crearon precisamente con pretexto de suprimir los Consumos. Y los Consumos subsistieron y subsistieron también las cédulas. dor; mi papei noy se reducirá á presentar un breve esquema, sinopsis ó compendio de lo que expuso el Sr. Azcárate ante la Cámara Helo aquí: El Gobierno formula un programa liberal; -apoyo de los republicanos al Gobierno, dentro de la integridad de sus ideas; -verdadero sentido de estas manifestaciones de los republicanos; -diferencias entre la tolerancia y la liber tad religiosa; -exacto concepto de una y otra; -libertad de cultos y diversidad de cultos; -no son una y otra cosa la misma cosa; -concepto y diferencias de una y otra; -lo que pasaba en España antes de 1869; -lo que pasa en algunos cantones de Suiza; -crítica del Senado; ¿qué quiere decir senadores por derecho propio? -examen de los senadores vitalicios; -proposición de ley sobre el juramento que presentó el orador; -lo que ocurrió con ella y con la de autonomía universitaria; -Moret, ¿tenía el decreto- de disolución? -lo que decían sus íntimos; -lo que decían otros liberales; -lo que decían los conservadores; -la crisis; ¿qué pasó en las consultas que solicitó el Rey? -se dijo que el jefe del partido conservador había entregado una nota al Rey; -Real orden del ministro de Gracia y Justicia sobre el matrimonio civil; -lo ocurrido con motivo deesa Real orden; -lo que hace el juez municipal en estos casos y lo que dice el Código; -lo que ocurrirá mañana si un católico de mala fe contrae matrimtinio civil; -debe hacerse lo que se hizo en Portugal; -explicación de lo que se hizo en Portugal; -falsedad del anticlericalismo del conde deRomanones; -lo que le decía el cardenal Borbón el año 12 al nuncio; -las pastorales de los obispos; -derecho que tienen los obispos á censurar al G Q bierno; -monstruosidad cometida por los obispos al decir que el matrimonio civil es un concubinato; -el Concilio de Trento; -lo que dijo un poeta hablando de la religión; -lo que dijo Moret cuando murió Almodóvar del Río; -lo que dijo una revista de lo que dijo Moret; -lo que ha dicho un obispo en una pastoral; -historia de las relaciones entre la Iglesia y el Imperio; -Gregorio Vil; -Inocencio III; -Bonifacio VIH; -los cementerios; -los proyectos de ley del Gobierno; -quejas de la minoría republicana contra el Gobierno; -olvido en que ha quedado la ley del servicio militar obligatorio; -los Consumos; -los monopolios y el Sr. Navarro Reverter; -la ley de Asociaciones; -la Novísima Recopilación; -la ley de D. Alfonso González; -las Cortes de 1812 y la Inquisición; -lo que ocurrió con motivo de la abolición del Santo Oficio; -imposibilidad de que en ningún país extranjero un prelado pida la supresión de la Iibettad religiosa; -la Constitución belga; -la política católica; -situación política actual del Gobierno; -divorcio entre el Parlamento y el pueblo; -apatía de la opinión; -carencia de un programa en el partido liberal; -el régimen y los partidos; -miedo probable de algunos liberales al radicalismo; -la Constitución de 1869, De todo esto ha hablado ayer carde el señor Azcárate; su discurso dio comienzo á las cinco menos cuarto; terminó á las seis menos cuarto. El debate político ha comenzado ya; tal vez en Andalucía, en Levante, en las Castillas haya una porción de buenos compatriotas nuestros que estén pereciendo de hambre. iZORIN rrones. Hubo gente que le miró como á cosa rara. No hubo ayer nuevo atropello de automóvil de correos; pero el vecindario se tranquilizó Sabiendo que la autoridad ha dispuesto que se pruebe ¡a aptitud de los conductores de dichos Vehículos, porque no la tenían demostrada. Ha sido necesaria una desgracia para caerse en la cuenta de que los aludidos pueden ignorar lo que traen entre manos. Y de aquí la satisfacción popular, porque lo mismo podía estimarse necesarias para ordenar dichas pruebas dos ó cien ó mil desgracias. Gran tarde para los aficionados al espectáculo parlamentario: estreno de un debate. T epri e, debería decirse; pero hace tiempo que á los refritos se les llama estrenos. Y refrito fue el rjue ofreció ayer el teatro nacional. Acudió el público de los estrenos, faltando, eso sí, el Bpreciable gremio de reventadores jy cuidado que hizo falta! Nota saliente: el general presidente que se sentó el último en el banco azul, para demostrar la verdad evangélica de que los últimos serán los primeros En el Senado hubo la apacible siesta de todas las tardes. En la Audiencia una sentencia con la terriJjle pena de muerte. Sucesos pequeños, ni mas ni menos que Ciros día desacatos á la autoridad, un robo y otras menudencias de rúbrica Y nada más. MADRID AL DÍA novedad del en ver el sol Laque se asomó á dia consistió densos nubaratos entre L I O S D 1 SM O N O P O RAZADOS Nos referimos y Iy LOS PROYECTOS ECONÓMICOS v que Prosiguiendo la labordedicar nos hemos impuesto, hemos de pocas líneas al eapítulo de ¿dulas personales. El ministro espera recaudar tres millones y medio de pesetas jaás. Digamos, ante todo, que la idea de recargar Iss cédulas en forma que no grave el recargo á las clases nuevas no es de ahora. Gamazo- -y precisamente en un intento para suprimir, no para transformar el impuesto de Consumos- -pensó en decuplicar el precio de las cédulas, empezando por las más altas. Completaba su plan una nueva tributación sobre los alcoholes. Hizo squel ilustre hacendista cuestión de partido e ¡proyecto. Opusiéronse á él algunos vinateros, ¡os cosecheros de caldos de graduación alta, los jerezanos, en una palabra, y frajCasó la tentativa. El actu. ¡ministro cuenta con que pague cédula mucha gente más que la que ahora la paga. Reconoce que actualmente se burla la ley, y se Jas promete muy felices para lo sucesivo. ¿Por qué? Si ahora cuestan las cédulas menos de lo que van á costar y existe el fraude, ¿se evitará éste siendo más caras aquéllas? ¿Qué medios propone el proyecto para que adquieran cédula en adelante los que ahora no la toman? Ninguno. Con decir que la tomarán, basta. El aumento del precio es un estímulo más pata el fraude. Recela, además, ja gente que los impuestos y los recargos que se crean, sí ios p g no ¡e i as. olios ya existentes. b u t a r i a s relacionadas con la sal y con los azúcares. Son verdaderos monopolios: la que se refiere á la sal, porque con ella está autorizado el ministro de Hacienda para que realice el cobro del impuesto por concierto con el gremio de salineneros y, en su defecto, por arriendo en concurso público y la que se relaciona con los azúcares, porque estipula que no se permitirá el establecimiento de fábricas en un radio de 80 kilómetros de otra fábrica ya establecida. Gallarda doctrina, á la cual puede asirse cualquier industria ejercitando el mismo derecho é invocando la crisis que atraviesa! Las grandes fábricas de otras materias, y hasta los pequeños industriales del más modesto producto, pedirán con idéntica razón que se les evite la competencia prohibiendo el establecimiento de centros de producción semejantes en una distancia que les asegure la clientela. ¿Por qué no se ha empleado en el proyecto la palabra monopolio? ¿Será porque, para mucha gente, es odioso este vocablo? No somos enemigos sistemáticos de los monopolios, no desconocemos que las corrientes modernas van hacia ellos, que el proteccionismo impera hoy día en la mayoría de las naciones, y que monopolio y protección son sinónimos. Francia está estudiando la implantación del monopolio del petróleo; Dinamarca, que acaba de declarar libre la entrada de vanos productos, y Austria- Hungría, país muy liberal en sus métodos rentísticos, van á acometer, en lo que s refiere á los azúcares, una reforma muy semejante á la que persigue nuestro ministro de Hacienda. Todo esto es cierto; pero también lo es que todo monopolio debe reunir determinadas condiciones para no ser odioso. Estas condiciones, son: beneficio para el Estado, beneficio para los arrendatarios ó raonopo ¡izadores y, ante todo, seguridad absoluta para el público de que no han de subir los precios del artículo monopolizado. Tratándose de artículos tan necesarios como la sal y el azúcar, esta última condición es del todo indispensable. Veamos ahora si los dos proyectos reúnen los requisitos citados. IMPRESIONES PARLAMENTARIAS Ha comenzado el debate político; al L 1 T 1 CO Sr. Azcárate le ha correspondido el inaugurarlo. Tiene este señor diputado un espíritu sutilísimo, etéreo; diríase que ante él, cuando habla, estamos en presencia de uno de aquellos antiguos razonadores españoles, tan castizos, tan rígidos, que, por encima de toda realidad, remontándose á las esferas de lo abstracto, han construido admirables especulaciones, han dilucidado problemas complejísimos de ética, deontología ó de cosmogenia. Ayer el Sr. Azcárate pronunció un discurso excelente; la Cámara lo escuthó con nterés. Yo no seguiré punto por punto al ora- EL DEBATE PO-