Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A S C JUEVES i. DE NOVIEMBRE Dfi ¡900. PAG. n. EDICJON 1. MANIOBRAS MILITARES DEL PRIMER CUERPO DE EJERCITÓ S KRüZ M PETfflifl SITUACIÓN OE LAS TROPAS DE- LOS BANDOS ESTE Y OESTE EN EL ENCUENTRO También vimos que ia primera batería de Hver Han terminado la maniobras y vicio áer exploi ación, ¡legando á cubrir los últimos ¡hasta 90 kilómetros en un día. i ta que se emplazó para contestará Ja dt Aznar, s aS t r o P a s c ue e n e a s t o! r a r i) n Por eso repetimos que, desde el punto de vista iituó en trrreno batido par ésta, que al misme parte estar, ya en sus cuarteles. Las informaciones que hemos venido haciendo logístico, no se puede pedir más de lo realizado tiempo impedía el despliegue de la divísi n Oeste En cambio, una batería de Huerta que se sitúe postal y telegráficamer. fe, han servido de jalones en estas maniobras. para ir señalando paso á paso los movimientos ejeRespecto es! estratégico, también hay que conve- en la vertiente de una colina estaba taiv admirable mente oculta que á no ser por elhumo de to s dis cutados. Como complemento, es preciso ahora nir en que era buena su concepción. presentarlos en conjunto con las impresiones reEn nuestro número correspondiente al 39 de paios no se hubiera descubierto. La Infantería de ambos bandos. mientras mar cogidas desde la salida hasta la vuelta de las tropas. Octubre comunicamos el plan le operaciones, bachó por tierras de labor, se cubría perfectamente No es difícil hacer un estudio comparativo en- sado en ei cual se movió la división Oeste. En virtud de este plan, fueron ocupados por la, con los surcos dei terreno, colocáncloss con freire estas maniobras generales, de doble acción, y 4i vls ión Aznar los pueblos de Escalona. Hormi- cuencia ías guerrillas cuerpo á tierra. tas efectuadas en 1904 con igual carácter. Los Húsares, al mando del coronel Mesa, die El mismo general Sr. Vjllar y Villate dirigió gos y Santa Olalla, -cuya tinca era suficiente para ron una carga en la que, como siempre, se acredi ambas y nadie mejor que ei director de ellas pue- impedir el paso del enemigo. de notar los sdelantos que se han puesto de maDespués continuó su movimiento de avance la taron los jinetes; pero en aquel terreno tan des nifiesto. división Aznar. teniendo srempre á Escalona como cubierto y batido por la Artillería, resultó inve Desde el punto de vista iogísiieo no es posible eje, situándose entre este puntoj La Toirey San- rosímil. La brigada Palanca marchó ocultándose muy realizar más de lo que se ha hecho en estos días, ta Cruz del Retamar. En esta disposición estaüan las tropas ele la di- bien; su despliegue resulto rápido y oportuno. y si se hubiera pedido más, aur. mis hubieran heDesde el punto de vista táctico, ha habido algit visión Oeste el día antes del encuentro con la de cho los soldados. En 1904 Ia 3 marchas se efectuaron penosamen- Huerta, que, por su parte, había también tomado as deficiencias, como son las anotadas, sin embargo de lo cual el conjunto ha estado. dirigido con te, i nvirtiendo, el mismo tiempo (casi siempre de las precauciones debidas. sol á so! en recorrer las etapas, fuesen coi tas ó Desde estas posiciones avanzaron los dos ban- acierto obedeciendo á un plan racionalmente conlargas. dos, hallando cada Caballería exolorado a el con- cebido. El estado sanitario ae a tropa na sido inmejO En este año las marchas se nan necho con mas tacto con la enemiga. regularidad, con bastante velocidad v con mucho Por los croquis que se acompañan puede for- rabie, no obstante el esfuerzo exigido, lo que ha puesto una vez más de relieve las condiciones di espíritu. marse mejor idea del encuentro. resistencia de nuestros soldados. Verdad es que ios regimientos, en 1904, iievaTrímera posición. La división Huerta marchaEstas maniobras debieron desarrollarse en un ban 1.200 plazas cada uno, y esto influye en muba en dirección á La Torre, y en sentido contracho para los alargamientos de las columnas en Mar- rio la columna Palanca, constituida por los Lance- espacio mayor de tiempo, p, ero agotado el crédito! para ellas consignado, tuvieron que forzarse lai cha; pero no es menos cierto que esos alarga- ros, protegidos por el batallón de Covadonga. mientos se acentuaban más, por constituir la maAl despliegue de esta columna sucedió el de la marchas para llegar al encuentro de los bandos yor parte del contingente de Tos Cuerpos individivisión Huerta, que ofreció por algún tiempo su dentro del plazo fijado por las circunstancias. Los alcaldes de los pueblos y los secretarios de duos pertenecientes á la segunda reserva, que por flanco izquierdo al núcleo de tropas de la división su larga ausencia de filas habían casi olvidado los Aznar; pero bien pronto cambió de frente la pri- Ayuntamientos han trabajado mucho para alojar á hábitos militares. mera, corriéndose á la izquierda de la carretera la tropa, y debido a esos esfuerzos llegaren i En las presentes maniooras solo han tomado de Valmojado (segunda posición) y entonces la di- conseguirlo, cosa verdaderamente difícil en pueparte los individuos del servicio activo, todos visión Aznar inició, un movimiento envolvente, blos cuya capacidad no es proporcional á la fuerza ellos bien instruidos y hechos á la fatiga, cuya amenazando el flanco derecho de la división Huer- que los ocupaba. ta, el cual adelantó un tanto dicho Banco, mienEn el viaje por rerrocarril á Tatavera supimos práctica adquirieron en instrucciones, ejercicios tras su Artillería cañoneó el flaneo derecho de la que los trenes militares emplearon muchp más de tiro y paseos militares. Todo esto prueba que las marenas necesitan división Aznar. Esta reconeentra en dicho costa- tiempo que el ordinario para salvar los corresuna preparación, siendo admirable que sin tener do su Caballería, dejando después dos escuadro- pondientes trayectos; y también nos enteramos dt la adecuada para estas maniobras haya habido ba- nes, uno de los cuales sale al encuentro y es he- la causa de esto. Los trenes militares tenían en stf tallón que, como el de Asturias, ha cubierto 60 cho prisionero de cinco de Pavía, que dan una cuadro de hora de marcha una especia señalad? carga en terreno descubierto y totalmente batido para ta ¡legada; así, pues, la velocidad había que kilómetros en veintiocho horas. De la Caballería hay que decir lo mismo; el ga- por la batería déla división Aznar, que se empla- supeditarla á aquélla, y en ocasiones detenerse er nado de la brillante división de Caballería inde- zó á la derecha de la carretera desde el principio una estación el tiempo preciso. No comprende raos á qué obedece esta dispesición de la compapendiente, está bien entrenado, y espeoialme ite del combate. los Húsares han probado siempre su buena prepaDio por terminado éste el general- director, y j ñía de M. C. P. ración para las marchas de resistencia. como no ha habido jueces de campo, no puede j El pueblo ha fraternizado con ia tropa, proporLas Baterías del regimiento ligero (4.0 de camdictarse fallo. j cionándola los alojamientos espontáneamente er paña) por perteneccer este Cuerpo á la división Hemos observado que 1 a Infantería del banao ¡algunos pueblos. de Caballería, la siguen siempre; lo dicho de ésta Oeste contestaba con fuego lento el vivísimo que Con la oficialidad no sucedía 10 mismo, y es que es, pues, aplicable a las baterías del citado regi- la hacían los Guiadores del general Huerta; no sa- el puebla riene la idea errónea de que el oficial no miento, así como á las del 5. y 10. montados, bemos si esto obedecería y la escasez de irunicio- sufre fatigas, cuando precisamente es el áltimo en- que amblen poseen buen ganado. nes ó á que tendiendo Aznar á aproximarse más alojarse, el último en comer, el último en acos Los Lanceros del bando Oeste y los H ísares del á la realidad, hubiese dado órdenes de que se tarse y el primero en formar al siguiente cKa. La falta de espacio nos impide aprovechar la Este, ha ¡i realizado preciosas iruri. hkts en su ser- aprovechasen los cartuchos, afinando ia ounteria. S U M EN R EGENEftAL