Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 3i DE OCTUBRE DE 1906. PAG. 16. EDICIÓN 2. a cartas ae Las Ha escritocopera. Lopera á su hijo, y en la carta le dice que se acuerde siempre del daño que han causado á su padre las malas compañías. Dícese también que! e deja como recuerde a petaca y el reloj. A su hermano le pide perdón por el borrón, dice, que ha arrojado en la familia. Lopera, que llora con frecuencia, al termina! te? cartas sollozó amargamente. pera, frste se ha aeciüido á escribir á la madre de aquélla. En la carta que ha escrito pide perdón á la madre de Teresa por los agravios que la dirigió en cierta ocasión que tuvieron una disputa. La recomienda con mucho interés á su hijo natura! aaradero ae la joven de Peñaílor. Esperanza Carranza, presunta novia del desgraciado reo. Rumor confirmado. la noticia de que LoSe ha confirmado pera quiere casarse con una joven llamada Fe esa, y no Esperanza, Carranza, con la cual ha vivido raarítalmente. A! acabar de escribir Lopera rogó á los jiermanos de la Paz y Caridad que buscasen á dicha joven y éstos le complacieron, pero aunque fueron á buscar á la joven Teresa á la casa donde Lopera dijo que estaría, no la har. encontrado. Se ha telegrafiado á Peñaflor diciéndola que venga, pero ni ha venido ni se ha recjbido contestación alguna. de los reos. A las seis de la tarde se ha servido á los reos la comida. E! médico, que les pulsa repetidas v -c halló que tenían pulsación normal. Los hermanos de la Paz y Caridad y los sacerdotes no se separan de Aldije y de Lopera. Ambos han tom 4o varias veces café y Jerez durante el día. A Lopera se le sirvió sopa, pollo asado, jamón y vino. Comió pequeñas cantidades, y como alguien se lo hiciera notar, contestó: Yo sueio comer poco, pero ¿en estos momentos qué ganas tendré? JV ¡dije protesta y perdona. E! Francés ha dicho que perdona á Muñ o Lopera de í. ss circunstancias en que le ha colocado. En diversas ocasiones Aldije hace vehementes protestas de inocencia. idiendo abrigo. Después de comer, Aldije manifestó que je confesará mañana y pidió con insistencia una prenda de ropa cualquiera para abrigarse, pues sentía frío. I a ejecución. f Se verificará la ejecución en el patio de a caree! y no sobre tablado. En e! suelo ya se han colocado dos pies aetechos para sostener la horca. Los reos se sentarán en dos sillones. Se tratará de realizar la ejecución con gran puntualidad, á las ocho en punto de la mañana, como antes comuniqué. C P En estos momentos Xopera se está confesando con el cura de la cárcel. Durante toda la noche ha estado Lopera manifestando su arrepentimiento, y diciendo que deseaba morir c n todos los consuelos de Ja religión católica. J Idije, discutidor. -El Trances ha sostenido largas y. animadas discusiones con los frailes que fueron á prepararle. A pesar de esto se insiste en que se confesar á mañana. í ffna frase de! Vi anees. Hace pocos minutos el f n. ices cescansaba tendido en a cama, pero sin dormir ¿Hay sueño? e preguntaron. Te igo tiámpo p? ra dormir contesto Aldije con gran tranquilidad. t r a carta d Loper? Como Jio se ha encontrado a la jo en Teresa Carranza, con quien desea casarse La- Lopera se confiesa. n. Sevilla, 3o, 11 Pítimas disposiciones, Los reos, poco antes de dirigirse al Iuv gar del suplicio, se perdonaron mutuamente. A las siete de la mañana llegó á la cárcel la Sala sentenciadora, compuesta de los magis trados Sres. Martínez, Torres, Barbera, 1 ocuacidad extemporánea. Sevilla, 3o, ¡2 n. Lopera se muestra Duro y el secretario Sr. Ordóñez. La Sala sé constituyó en forma debida; las personas que ahora extremadamente locuaz y expansivo. A todas las personas que entran en la capi- habían de asistir al triste acto se hallaban y i lla las ofrece cigarros y relata con minuciosa todas presentes. Eran las ocho y cinco mi prolijidad cómo el Francés ¡e indujo á cometer ñutos. los crímenes. 1 a primera ejecución. Muñoz Lopera fue el designado para I riste aspecto. La población ha presentado todo el día morir primeramente. Sacósele de la celda, y el Francés intentó asomarse á la puerta para ver un aspecto de profunda tristeza. por última vez á su compañero en el crimen y Vengo ahora de la cárcel. en la desgracia, pero los asistentes impidieron La noche está lluviosa. Los alrededores de la cárcel tienen un as- que cumpliera su deseo. Lopera caminaba sereno y sonriente, salupecto imponente. En medio de una espantosa soledad se oyen dando con amabilidad al personal de la cárcel. Se sentó en el banquillo dando pruebas de ¡as voces de los centinelas que se dan el ¡alerta! con cierto timbre de voz impregnado de serenidad y fortaleza, y habló algunas palabras tristeza y emoción, como si adivinasen las do- cuyo sentido se ignora. El verdugo de Sevilorosas escenas que se desarrollan en el inte- lla dio tres vueltas al aparato; el reo había muerto; erar. as ocho y cuarto. En la cárcel rior de la cárcel. se izó la bandera negra. ¿j Idije se confiesa. I a segunda ejecución. Sevilla, 3 i 2 m. Después de. rezarlos Después salió Aldije, rodeado, como Lodos reos el rosario con los hermanos de la Paz pera, por hermanos de la Paz y Caridad, fraiy Caridad, se confesó Aldije. les y sacerdotes. Avanzó sonriente, muy sereno, y con paso 1 umorismo macabro. Después de la confesión, Aldije tuvo firme llegó hasta el patíbulo; se sentó en el banquillo á las ocho y diecinueve minutos. rasgos y frases de un humorismo aterrador. Conversó breves instantes con el cónsul de Recordando las comidas que le habían dado, ha dicho: Bien quisiera morirme así muchas Francia y con el sacerdote que le asistía, don Pedro Morante. Allí pidió perdón á todas las veces para que me regalaran en tal forma personas de la concurrencia, diciéndoles: Corases de Lopera. -Nos veremos en el cielo. Al terminar los rezos que hicieron junDespués se dirigió al verdugo, y le dijo con tos los dos reos, Lopera exclamó: ¡Dios me voz vibrante: dé fuerzas para expiar mis delitos! ¡Aprieta sin miedo! Hablando con el oficial que manda el pique- El verdugo, que era el de la Audiencia de te de servicio, dijo: Qué noche se nos pre- Madrid, le contestó: para! -No tengas cuidado... JV I utuo perdón. Murió á las ocho y media; su horrible tran Ambos reos se han perdonado mutua- quilidad impresionó hondamente al cortejo ofimente con apariencias de gran sinceridad. cial, que asistió á la ejecución de rodillas. tros pormenores. I n incidente. Un público inmenso llenaba las boca A la una de la madrugada un incidente vino á perturbar la tranquilidad en que pare- calles próximas á la cárcel. La guardia civil y! a policía, formando un cordón, impedían el cían hallarse los reos. Al empezar los preparativos para montar el tránsito por las calles de Pópulo y de Almansa. A las nueve llegó la Hermandad de la Capatíbulo se oyeron algunos martillazos y un ridad é hízose cargo de los cadáveres, según ruido sordo como de aserrar madera. Los reos, alarmados, preguntaron la causa ordenan sus estatutos: asistieron al fúnebre servicio todos los hermanos de la Orden. de los golpes. Hubo que contestarles con evasivas y dis 1 3 erencia de los reos. trayéndoles la atención, desviando la conver Aldije murió sin testar. En cambio, sación hacía otros asuntos. Muñoz Lopera ha dejado hecho testamento en favor de su hijo. Detición de Lopera. Las últimas palabras de Lopera pudieron Muñoz Lopera ha manifestado deseos de ser recogidas; fueron éstas: ver al recluso Fernando Valencia, que le pres- -Perdonadme como yo ps perdono á totó dinero durante su encierro. dos. ¡Ay, Jesús mío! Mir. Este preso cumple condena por hab? -causado heridas en riña. Se ha comunicado á la autoridad iucíicial la petición de Lopera. -Mir. Dr. Balaguer, Vacuna. 2 á 5. Preciados, 25. H NOTICIAS SEVILLA, 3 l j M A ntes aei momento tatai. En las últimas horas de la mañana los reos se mostraban profundamente abatidos. Se dijeron dos misas, á las que asistieron los reos; en seguida comulgaron. El Francés, que sin duda aguardaba anhelante la hora da! amanecer, exclamó tristemente: ¡mañanita, cuánto tardas... Se pasear ne ¡oso; otras veces dormía con sueño ligero. 1 opera no se ca a. Contra los deseos por él mismo írrnifes- d mañana á visitar del Cementerio las fosas. Pero absteneros de echar Petróleo Gal en las losas... por las melenas copiosas que allí pudieran brotar y Coronas 9, entierros Baja, teléfono económicos. Corredera i.58i. El mejor almacén de paños, géneros ingleses de Sra. y cab. López y C a Preciados, 14. jl de las Calenturas inter ¡I mitentes rebeldes se curan siempre cen ias Gragea Lope Rupérez. Lopíia no liego á casarse. Ignórase el