Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 28 DE OCTUBRE DE! oo6. PAG. JO. EDICIÓN 1 situado enfrente, allá en Covercino, camino de Fiésole. En un higiénico hotel, dirigido por hermanas de la Caridad, se reciben niños y niñas anormales, atrasados. Con grandes cuidados, muchos de ellos logran cierta cultura y aprenden oficios útiles. En España se comienza á pensar en este problema. Maestras especiales están encargadas de la enseñanza. Hay hijos de personas pudientes, algunas extranjeras, pero están sometidos al mismo régimen que los que ocupan plazas gratuitas. Pueden ocupar cuarto aparte para dormir, pero la comida es igual. Veíamos también desde el p. colegios particulares, admirablemente situados, como e! del Sagrado Corazón, dirigidos por las buenas Madres que te educaron, las cuales tienen en Italia magníficas instalaciones de vic a próspera. A medida que caía la tarde se volvían á re producir ante nuestra imaginación las figuras de los Museos que habíamos visitado. No estaban encerradas en los palacios, vagaban por entre los árboles, se deslizaban por las calles obscuras, cruzaban por el cielo sobre las nubes que se amontonaban empujadas por viento tempestuoso, simulando torsos, bustos, agrupaciones fantásticas de animales que se agitaban, cambiando de forma, deshaciéndose en jirones de gasa. Al pensar que teníamos que abandonar e 3 emporio del arte, una gran tristeza nos invadió LA ACTRIZ ALEMANA FRANLEIN SAL- los sentidos; al bajar, apenas nos fijamos en el ZER, POR QUIEN ABANDONA POSICIÓN Y HONORES E L PRINCIPE ALBRECHT monumento dedicado al ruso Demi- Dof, fundador de un Instituto para niños. Fot. Gribayedoff. Aquella galería de los oficios es inolvidable; lo son los museos todos. maestro y otras hermosas estatuas, se domina Sin hablar palabra emprendimos el camino á la ciudad, al Duomo. todo. de Pisa, como se vuelve del cementerio de enApoyado en la balaustrada, iba recordando terrar á un ser querido. La esperanza de volque Florencia había celebrado en 1892 un verlo á ver un día, es el consuelo de las almas Congreso nacional de protección á la infancia, creyentes. Nosotros creemos en el arte y ie cuyas actas eran notables; trataba de buscar amamos. ¡Hasta siempre, Florencia! entre las callejuelas de la ciudad vieja el PreseComo si quisiera la Naturaleza entristecerbio (pesebre, literalmente, traducción de la Creche francesa) la Casa- Cuna María Yictori: 1, nos más, empieza á llover torrencial mente. La tempestad viene de Roma. duquesa de Aosta, de buena memoria, que visiEL DR. FAUSTO té de mañana; su organización es perfecta. Estación de Pisa, i3 Octubre 1906. No lo es menos la del Instituto Humberto, LA NOVELA DE UN PRINCIPE EL PRINCIPE JOACHIM ALBRECHT, PRIMO D E L KAJ S E R QUE RENUNCIA A SU JERARQUÍA, PARA CASARSE CON LA ACTRIZ MLLE. SALZER atraen de modo poderoso. En el hotel no hallamos los letreros misteriosos detrás de la puerta, como en Marsella, donde aconseja el hostelero que se eche bien la llave de noche y no se deje en la cerradura durante el día, rechazando t o d a posible responsabilidad por robo. Nos podrán sustraer las escasas liras de que disponemos; pero será cantando alegremente sin cesar un momento, sonriéndonos y no incomodándose al oir una negativa. ¿Quiere el señor, Guía? ¿Necesita gemelos? ¿No? ¡Bueno! ¿Sí? ¡Benissime! ara visitar la Florencia artística no es menester un acompañante que maree y distraiga; basta con la Guía corriente y los estudios que corren impresos; pero la verdadera impresión la tiene que experimentar cada cual. Si no es así, más vale no hacer el viaje. En cambio, para descubrir las Instituciones benéficas es menester paciencia suma y tenacidad sin límites. Gracias á los buenos amigos del hospital de los Inocentes, pude contemplar á Florencia á vista de médico, ya que es hacedero y barato contemplarla desde el campanile de la catedral á vista de paloma. N o sé por qué recordé el panorama que se divisa desde la Giralda, aur. cuando no tiene el menor parecido con el que contemplamos. ¿Es! a fertilidad del suelo, el aire diáfano, los cíen monumentos que el campanero va señalándonos, haciendo gala de sus erudiciones acerca de la historia popular? El gran río pasa solemne, majestuoso. En él se miran las viejas casas, el puente antiguo de los orfebreros, las nuevas edificaciones, los magnos palacios. En las frondosas laderas de los montes tienen su asiento multitud de pueblecillos, á los cuales se sube, no sin trabajo, por caminos que serpean hasta acercarse á la cumbre. Uno de ios paseos más hermosos de cuantos conozco es e) Yiale dei Colli. Evoca eí recuerdo de Maquiavelo, Miguel Ángel y Galíleo ¡qué mezcla! cuyos nombres ostentan los varios trozos de la carretera, de cinco kilómetros de longitud. Desde la explanada superior- adornada por el famoso David del gran P K i -i t mi j i naü 1 1 PREMIO DE EDIFICACIONES MADRID. CASA DE LA CALLE DE VELAZQUEZ, PROPIEDAD DE D. FÉLIX DE LA TORRE, QUE HA OBTENIDO EL PREMIO INSTITUIDO POR EL AYUNTAMIENTO PARA LA MEJOR EDIFICACIÓN DE LAS CONSTRUIDAS CADA AÑO Fot Ernesto