Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. DOMINGO V 28 D E O C T U B R E Dís i9o6. PAG. 9. EDICIÓN 1. SENADO SESIÓN DEL DÍA 2 7 DE OCTUBRE DE 1 9 0 6 Se abre la sesión á las cuat o menos veinte, bajo la presidencia del Sr. Montero Ríos. En el banco azul están los ministros de Marina, de Gracia y Justicia, de Instrucción pública y de a Guerra. El conde de ROMANONES, de uniforme, sube á la tribuna y lee el proyecto de ley reformando el art. 90 del Código penal en el sentido de aplicar la pena máxima cuando á un solo delito correspondan dos penas distintas. Se acuerda que pase á las Secciones para el nombramiento de Comisión. El Sr. CALLEJA manifiesta que anteayer le fue concedido el premio Nobel en Stocko mo al sabio Or. Cajal. Con este motivo, pronuncia un discurso apologético de dicho doctor y pide que el Senado acuerde haber sabido con satisfacción la noticia. El ministro de 1 NTRUCCION PUBLICA acoge con cariño las palabras del Sr. Calleja, dedica sentido recuerdo á Nobel y frases de encomio al Or. Ramón y Caja! Se acuerda de conformidad con lo pedido por el Sr. Calleja. El marqués de BERR 1 Z desea saber los propósitos del ministro de Marina acerca de la Uy de protección á la marina mercante española, por ser necesaria dicha protección, puesto que es la única del mundo que en vez de aumentar disrrinuye. El Sr. ALVARABOcontestaquelos propó- itos suyos son los de facilitar cua ito sea posible para que la marina mercante adquiera el incremento (ue es necesatio. Añade que al ministro de Marina le corresponde muy poca parte en lo relerivo á la marina mercante, y enumera los proyectos que hay pendientes en los departamentos de Fomento y de Hacienda, entre otros, uno estableciendo las primas á la navegación. Promete llevar el asunto á un Consejo de ministros. Rectifica el marqués de BERRIZ, y expresa sus esperanzas en el actual ministro, á quien da las gracias. Luego anuncia una interpelación acerca de los perjuicios que ha producido la marina de guerra a la mercante. El Sr. ALVARADO rectifica y protesta de que existan esos perjuicios, siendo así que la marina de guerra siempre ha procurado el piogreso déla Ulereante. El Sr. CONCAS interviene en la discusión; hace suyas Jas palabras del ministro de Marina. Niega que existan semejantes perjuicios y asegura que la protección á la Marina ha tomado estado. Le contesta el marqués de BERRIZ é insiste en pedir que los Gobiernos se preocupen del progreso de la Marina de comercio El Sr. CONCAS marifiesta que á su instancia se concedió la rebaja de los derechos de abanderamiento. OROEN DPL DÍA Puesto á discusión el dictamen de la Comisión mixta sobre concesión de un ferrocarril minero de vía estrecha de la Cerámica Madrileña á los Bagros de las Escudillas, es admitido. Y el Senado pasa á reunirse en Secciones para nombrar Comisiones que entiendan en los proyectos de ley reformando la ley orgánica del Poder judicial y de las de Enjuiciamiento civil y criminal y sobre construcción de dos carreteras en Valencia A las cinco prosigue la sesión; se da cuenta del resultado de las Secciones, se fija ei orden del día para mañana y se levanta á las cinco y cuarto. RUEGOS Y PREGUNTAS Figuran entre dichos diputados los Sres. CERVANTES y SILIO; éste último pide que cese en su cargo el alcalde de Medina del Campo, fundándose para ello en varios cargos desconocidos por el ministro de la Gobernación, por lo que de la contestación del Sr. D AVI LA se desprende. El Sr. BURGOS extraña que aún no hayan venido á la Cámara! as cuentas de la inversión del crédito extraordinario de dos millones de pesetas que se concedió para remediar la cri. is agraria en Andalucía. Protesta de que el gobernador de Huelva haya instruido expediente de incapacidad á varios concejales del Ayuntamiento de dicha capital. Contéstanle los Sres. GARCÍA PRIETO y DAV 1 LA. El Sr. BURGOS no se muestra satisfecho con las explicaciones del Sr. Dávila, y anuncia á éste una interpelación acerca de las arbitrariedades cometidas en la provincia de Huelva. Rectifican repetidas veces los señores ministro de la GO 3 ERNAC 1O N y BURGOS. (La Cámara se anima; por lo visto, todo esto de política de campanario, interesa á los señores. El Sr. ALEGRET formula un ruego de escaso interés. LOS REOS DE SEVILLA Hace uso de la palabra el Sr. MON Tütí SiüRRA, y exclama: En Sevilla se está levantando el patíbulo. El ministro de GRACIA y JUSTICIA: Todavía no. El Sr. MONTES SIERRA: Pero se están haciendo los preparativos. Estas palabras producen regocijo indecible en los bancos ministeriales, de lo cual protesta airadamente el Sr. Montes Sierra, exclamando: Mucho me extraña que la Cámara tome á risa estas cosas. Los republicanos y los conservadores unen su protesta a la de diputado sevillano y dicen que no es la Cámara la aue lo toma á risa, sino la mayoría La mayoría y un ministro fresco! exclama una voz. Agita la campanilla el Sr. Canalejas, restablécese el orden y el Sr. Montes Sierra logra hacerse oir. Pide gracia á los Poderes públicos para los reos del crimen de Peñaflor; recuerda en párrafos sentidísimos que en Sevilla no se ha alzado el patíbulo desde hace muchísimos años y ruega al Gobierno que haga todo lo posible por privar de ese bochorno á la hermosa capital andaluza. Ruega también al ministro de Gracia y Justicia que los citados reos sean trasladados de cárcel. El conde de ROMANONES dice que tendrá presente la súplica del Sr. Montes Sierra y que la unirá á la de otras distinguidas personalidades de Sevilla, que ha recibido también. (A las cuatro y media pasa el Congreso á reunirse en Secciones. LA REFORMA ARANCELARIA A las cinco y media termina la reunión de Secciones y se reanuda la sesión. Acuérdase prorrogarlas horas destinadas á ruegos y preguntas. El Sr. SALA hací uso de la palabra para explanar su anunciada interpelación referente á la reforma arancelaria. No somos los catalanes, dice, enemigos de los Tratados de comercio, según se cree por ahí, ni queremos coartar á los Gobiernos la facultad, con objeto de que no se perjudique á la riqueza nacional. Añade qae entre los dos sistemas de Aranceles, el alemán con una sola columna y el francés con dos, en España se ha preferido siempre el segundo. Censura al Gobierno que haya modificado la segunda columna sin la anuencia de las Cortes, y recuerda que el Sr. Moret prometió no tocar dicha cuestión sin traerla al Parlamento. (La Cámara se ha animado bastante y el orador es escuchado con interés. Alude á los Sres. Moret, Roig y Bergadá, Rahola y á los jefes áz las minorías. Hace el examen de los tres elementos que se requieren para hacer Tratados: las estadísticas, el personal y los oroductos, diciendo que el primero de dichos puntos está muy descuidado en España. Eso no es verdad, y S. S. lo sabe- exclama el ministro de HACIENDA. En cuanto al personal, estima el orador que n es idóneo, á pesar de que á su frente se halla persona tan inteligente como el Sr. Sitges. En lo relativo á los productos, dice que las naciones extranjeras presentan trescientas ó cuatrocientas partidas para contratar, y nosotros, en cambio, sólo tres ó cuatro. Añade que todo lo que la agricultura patria produce debe ser consumido en el mercado nacional, por lo cual sólo es necesario facilitar el acceso de de esos productos. Muéstrase partidario ae un proteccionismo activo que fomente la industria y la agricultura. Termina requiriendo al Gobierno para que de clare si se halla dispuesto á sostener los compromisos del anterior Gabinete. (El orador es muy aplaudido y felicitado. Le contesta el Sr. NAVARRO REVERTER. Afirma que los catalanes son enemigos de los Tratados de comercio. (El Sr. Junoy y otros diputados catalanes la niegan. Dice que los Tratados de 1892 fueron aprobados por el Fomento Nacional de Barcalom. El Sr. BELTRAN: Eso prueba que los catalanes sólo son enemigos de los Tratados malos. Pregunta el Sr. NAVARRO REVERTER cuáles son los Tratados malos y dice que eso de hacerlos no es un mal, según afirmaba el Sr. Sala. Rebate todas las manifestaciones de dicho diputado y en cuanto al número de partidas de nuestros produ. ros declara que disponemos de elementos para formar un Arancel de más de 700, abarcando los diversos ramos de la producción. (Muy bien, muy bien en algunos bancos de la mayoría. Examina el ministro las cuestiones más esenciales de la política arance aria, y defiende á la Administración española de las inculpaciones de que ha sido objeto por parte dz diputado catalán. Su discurso es oído con grandes muestras de ate ición, y al final de muchos de sus párrafos es subiayado con murmullos de aprobación. INCIDENTE MOVIDO El Sr. NAVARRO REVERTER dice que no se pueden hacer Tratados sino por debajo de la segunda columna del Arancel. El Sr. SALA y los conservadores, con su jefe á la cabeza, protestan vivamente. El Sr. MAURA dice que no sz pueden afirmar ciertas cosas desde el banco azul. El Sr. SALA: Lo que no se puide decir desde el banco azul son las inexactitudes que aquí se han dicho esta tarde. El Sr. NAVARRO REVERTER: ¡Tantas inexactitudes se han dicho desde él! El. Sr. NOCEDAL: ¡Y tantas (Risas. Prosigue el ministro de HACIENUA su discurso, afirmando que los Tratados que se conciertan con arreglo á la segunda columna, no son Tratados, sino meros modus vivendi. La discusión continúa movida, siendo amenizada por las protestas de la mayoría, hgurando el ex alcalde liberal Sr. Vincenti entre los pretextantes. Continúa el ministro exponiendo la manera de cómo se ha realizado la reforma de los Aranceles; pero en vista de lo avanzado de la hora, se acuerda aplazar la discusión hasta el lunes, ORDEN DEL D ¡A CONGRESO SESIÓN DEL DÍA 7. J DE OCTUBRE DE 1 9 0 6 VARIOS ASUNTOS Ponese a votación, y es aprobada, la concesión de una pensión para la viuda del que fue jefe de la policía de Barcelona, Sr. Artigas. Se da cuenta del despacho ordinario, se señala el orden del día para el lunes, y se levanta la sesión á las siete y media. LO DE SIEMPRE A las tres y media abre la sesión el Sr. Canajasc Los escaños rojos casi desiertos y las tribunas muy desanimadas. En el banco azul los ministros de la Gobernación y Fomento. El nuevo secretario. Sr. Weyler, lee el acta de la sesión anterior, y una VM aprobada ésta, varios diputados foimulan CARTAS A MI MI XI FLORENCIA Á V 7 STA DE MEDICO. EL FRESFBIO M ÜU VITTOR 1 A INSTITUTO HUMBERTO PARA ANORMALES. UN RUSO ITALIANO. ART- DIVINA ESENCIA. Tada más grato que nuestra estancia en FIo rencia. La serenidad del cielo, siempre despejado, primaveral; la afectuosa bondad di los habitantes, serviciales y