Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- VIERNES 26 DE OCTUBRE DE Í 906. PAG. 3. EDICIÓN i. que cuente 5 con que se proponga atender a sus gastos para el cumplimiento del fin social. Los cambios sobrevenidos en la administración, gobierno, dirección, domicilio y reglas ó estatutos de las Asociaciones de todas clases se pondrán también en conocimiento de la autoridad gubernativa, por raedio de dos ejemplares, firmados por sus fundadores, directores, presidentes ó representantes. En el acto mismo de la presentación de los documentos á que se refieren los párrafos anteriores, se devolverá á los interesados uno de los ejemplares con la firma del gobernador y sello del Gobierno de provincia, anotando la fecha en que aquélla tuvo lugar. Si los documentos presentados no reúnen las condiciones exigidas en este articulo, el gobernador los devolverá á los interesados en el plazo de ocho días, con expresión de la falta de que adolezcan. Si se tratase de Asociaciones comprendidas en los dos artículos siguientes, lo manifestará asi á los interesados, dando á los documentos el curso correspondiente. En ninguno de estos casos podrá constituirse la Asociación. Cuando de los documentos presentados aparezca que la Asociación deba reputarse ilícita, con arreglo á las prescripciones del Código penal, el gobernador remitirá inmediatamente copia certificada de aquellos documentos al Tribunal ó Juzgado de instrucción competente, dando conocimiento de ello, dentro del plazo de ocho días, á las personas que fbs hubiesen presentado, ó á los directores, presidentes ó representantes de la Asociación, si ésta estuviese ya constituida. Podrá la Asociación constituirse ó reanudar sus funciones, si dentro de los veinte días siguientes al de la notificación del acuerdo á que se refiere el párrafo anterior, no se confirma por la autoridad judicial la suspensión gubernativa. Transcurridos que sean ocho días después de la- presentación délos documentos, sin que la autoridad gubernativa hubiese comunicado la adopción de alguna de las medidas establecidas en este artículo, podrá constituirse la Asociación, sin más que notificarlo á la men j cionada autoridad, siempre que no se trate de Asociaciones que necesiten, por su naturaleza, ser autorizadas por ley ó por Real decreto. En el caso de negarse la admisión de los documentos al Registro, los interesados podrán levantar acta notarial de la negativa con inserción de aquéllos, cuya acta surtirá los efectos de la presentación y admisión de los mismos. Art. 6. a Las Asociaciones cuya personalidad jurídica haya de extenderse á más bienes y recursos que los expresados en el artículo anterior, deberán solicitar que su constitución sea aprobada por el Gobierno, presentando al efecto con la solicitud los documentos prevenidos en aquel artículo, al gobernador civil de la provincia correspondiente. El Gobierno aprobará los estatutos de estas Asociaciones, y fijará el máximum de los bienes y recursos que pueden tener, por Real decreto acordado en Consejo de ministros, previo informe del Con sejo de Estado, que se publicará en la Gaceta. r t y. Salvo las comprendidas en la disposición primera adicional de esta ley, las Asociaciones de las Ordenes religiosas y cuantas impliquen renuncia perpetua de las libertades que al ciudadano. corresponden por el título 1 de la Constitución del Estado y de los derechos que mengüen su plena capacidad civil, no podrán establecerse en España sino en virtud de autorización especial concedida por medio de una ley. Dicha autorización se solicitará presentancfb previamente en el Gobierno civil respectivo los documentos prevenidos en el art. 5 de esta ley. r t 8. Hará el establecimiento de filiales, nuevas casas ó sucursales de toda Asociación, e exigirán las mismas formalidades y requisitos que precedieron á la constitución de ésta. Art. 9. El Gobierno, por causas de orden público ó de seguridad del Estado, podrá decretar la suspensión de las Asociaciones, cualquiera que haya sido la forma de su constitución, por acuerdo del Consejo de ministros, dando cuenta á las Cortes. Art. 10, En los Gobiernos civiles se llevará un libro- registro de todas las Asociaciones que son objeto de esta ley, existentes en la provincia. Con este libro se conservarán los documentos correspondientes á cada una de ellas que se hubieren presentado en cumplimiento de los artículos 5. %6 V 7 y 8. En el mismo libro se hará contar, por la nota correspondiente, si la Asociación está suspensa ó disuelta, y también si está pendiente de autorización legislativa ó resolución del Gobierno. Las certificaciones de lo que de este libro resulte, justificarán la citación legal de las Asociaciones. Art. t i Los fundadores, directores, presidentes ó representantes de cualquier Asociación, darán cuenta por escrito al gobernador ó, en su caso, á Is autoridad local, de las reuniones que se celebren en lugares distintos al de su domicilio social ó con asistencia de personas extrañas á la Asociación. En tales casos, quedarán sujetas á la ley general de Reuniones públicas. Art. 12. Toda Asociación llevará y exhibirá á la autoridad cuando ésta lo exija: 1. Registros de los nombres, apellidos, profesiones y domicilio de todos los asociados; su nacionalidad, edad y lugar de su nacimiento; de la fecha de su ingreso; de los individuos que ejerzan en ella cargos administrativos, gobierno ó representación. Del nombramiento ó elección de éstos deberá darse conocimiento por escrito al gobernador de la provincia dentro de los cinco días siguientes al en que tenga lugar. 2. Uno ó varios libros de contabilidad, en los cuales, bajo la responsabilidad de los que ejerzan cargos administrativos ó directivos, figurarán todos los ingresos y gastos de la Asociación, expresando inequívocamente la procedencia de aquéllos y la inversión de éstos. Anualmente remitirá un balance general de us bienes muebles é inmuebles al Registro de la provincia. La falta de cumplimiento de lo prevenido en este artículo, se castigará por el gobernador de la provincia con multa de 5o á 15o pesetas, sin perjuicio de las responsabilidades civiles ó criminales á que hubiere lugar. Art. i 3 Los gobernadores en sus respectivas provincias y los alcaldes en sus respectivos distritos, podrán entrar en el local de cualquiera Asociación sometida á las prescripciones de esta ley; visitar los lugares destinados á la enseñanza y á la hospitalización, albergue de asilados, al ejercicio de industrias y demás dependencias, asistir á sus sesiones é inspeccionar sus libros ó documentos, cuantas veces lo consideren necesario, por causas de moralidad é higiene ó del orden público, ó cuando lo solicitare algún asociado, consignando dichas causas en el acta de la visita ó examen. En los departamentos reservados exclusivamente á los actos de la vida claustral, podrá penetrar la autoridad judicial competente mediante el auto motivado ordenado en el art. 55o de la ley de Enjuiciamiento criminal, comunicando la visita ó inspección á la autoridad eclesiástica por si desea concurrir á ella. Art. 14. En ningún caso podrán poseer las Asociaciones más bienes inmuebles que los indispensables al fin que hayan consignado en los estatutos y el local social. Los que adquirieran lícitamente á más de aquéllos, habrán de realizarlos en el plazo de tres meses y su importe lo invertirán en inscripciones nominativas intransferibles. Art. 15. Serán siempre nulos los actos de las Asociaciones que directa ó indirectamente contravengan los preceptos de los artículos 5. 6.0, jr. o, 8.0 y 12. Serán asimismo nulos los actos o contratos simulados ó realizados por personas interpuestas, en virtud de los cuales se venga á alterar el régimen de la capacidad civil de las Asociaciones, conforme á dichos artículos. Estas nulidades no se convalidarán por él transcurso del tiempo en ningún caso, y se declararán en el juicio correspondiente á instancia de parte interesada ó del ministerio fiscal. La sentencia que declare la nulidad podrá iraponer á los que hayan realizado los actos 6 contratos nulos una multa de 100 á z. ooe pesetas, sin perjuicio del procedimiento criminal á que pueda dar lugar la aplicación de las disposiciones generales del Código penal. Se entiende por personas interpuestas, á los fines de este artículo: i 0 Los asociados á los que se hayan hecho ventas, donaciones ó legados, á menos, si se trata de estos últimos, que el beneficiado por tales actos sea el heredero en línea directa det causante. 2. El asociado ó la Sociedad cfvH ó comercial, compuesta en todo ó en parte, de los individuos de la Asociación, propietaria de inmuebles poseídos por la misma. 3. El propietario de todo inmueble ocupado por la Asociación, después que ésta haya sido declarada ilícita. Art. 16. Los gobernadores civiles, de oficio, por requerimiento de otra autoridad, ó á instancia de cualquier ciudadano, instruirán expediente cuando las Asociaciones posean más bienes quelosque les atribuyan respectivamente los artículos 5. y 6. ó no cumplan lo preceptuado en el art. 14 ó cuando los bienes poseídos sean excesivos para el cumplimiento del fin social. Al expediente se aportarán los datos quer sulten del libro- registro y demás documentos referentes á la Asociación, los que suministren los interesados y cuantos, el gobernador estime necesarios, cuyo expediente se elevará, con informe de dicha autoridad gubernativa, a! ministro de la Gobernación. Este, previa ampliación del expediente, en su caso, é informe del Consejo de Estado en pleno, someterá la resolución al Consejo de ministros, el cual, por medio de Real decreto fundado y publicado en la Gaceta, fijará el límite máximo de los bienes y recursos déla Asociación, pudiendo imponer ía multa de roo á 5.000 pesetas á la que notoriamente hubiese infringido aquellos artículos. Si del expediente apareciera la nulidad de actos ó contratos que establece el art. i5, se ordenará al ministerio fiscal que formule la correspondiente demanda en el término de tres meses. Contra la resolución del Consejo de ministros podrá acudirse á la vía contenciosa. Art. 17. Toda Asociación dedicada al ejercicio de industria ó comercio, estará sujeta, sin excepción alguna, á las leyes fiscales, por sus bienes ó por la profesión ó industria que ejerza. Art. 18. Las Asociaciones se disuelven: 1.o Por voluntad de los asociados. 2.0 Por cumplimiento del término para que fueron constituidas. 3. Por ministerio de esta ley. 4. Por sentencia de los Tribunales. Art. 19. En los dos primeros casos del artículo anterior, bastará que los fundadores, directores, presidentes ó representantes de la Asociación, lo pongan en conocimiento de la. autoridad civil para inscribir la oportuna nota en el Registro, á fin de que produzca todos sus efectos la disolución. En el caso tercero, ó sea cuando la disolución proceda por ministerio de esta ley, será declarada en sentencia que se anotara asimismo