Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AB M I É R C O L E S 24 D E OCTUBRFTHE 1906. PAG, 11. E D I C I Ó N yer. Aquella amada mía, dice, que fuá buena y cara compañera de mi vida. No he de describirte estos hermosos edificios, ni explicarte, amiguita mía, cómo funcionan. JEIIo te aburriría quizá. Loque sí he ¿e indicarte es que existe un gran movimiento en favor de la infancia, iniciado hace muchos años, pero que ahora parece aumentar. Los médicos florentinos- -no olvides que Barelai lo era- -celebraron un Congreso en 1901, cuyas actas he leído. Fue muy importante. La Asociación de Caridad materna que fundó la desgraciada María Antonieta, tuvo su esqueje aquí, y recientemente las reinas Margarita y Elena han patrocinado los Congresos y contribuyen á fomentar nuevas fundaciones. Las más importantes son la casa- cuna Marta Victoria, fundada por el duque de Aosta en memoria de su santa madre, en 1895, para auxiliar los niños cuyas madres son obreras, institución que administra la Congregación de Caridad creada en tiempo de los Médicis. Tuvo entonces marcado carácter religioso y hoy, sin haberlo perdido, ejerce muy ampliamente sus fines. Por último, desde 1839, funciona el Instituto Humberto I, para niños atrasados y anormales, situado á corta distancia de la ciudad. Algo te diré acerca de estas dos últimas obras; ahora el tiempo me falta, pero quiero que sepas que en la nueva vida de Florencia, gracias á la incesante cooperación délos Reyes, desempeña un gran papel la caridad. Las Instituciones de ciegos, las Asociaciones para menesterosos, y otras mil, tienen vida próspera. En medio de la calle, adosada á los muros de un gran palacio, se lee la lista de donativos á favor de esta última empresa benéfica. Estas cifras son más elocuentes que las que señalan las cotizaciones de ios valores públicos, pues revelan las energías de los corazones, que bien puede decirse son de oro puro. EL DR. FAUSTO condiciones en que lo hace en la actualidad. Art. 7. Las obligaciones de personal de las cárceles de Audiencia y de partido judicial, constituirán un gasto del presupuesto del Estado desde i. de Enero de 1908, y dejarán de ser exigibles de los Municipios á partir de esa misma fecha. La construcción, conservación, alquileres de los locales ó edificios, material y manutención de los presos pobres en las expresadas cárceles serán costeados por los pueblos. Art. 8.0 Quedarán suprimidos para el Estado, desde 1, de Enero de 1908, el impuesto de carruajes de lujo, automóviles y bicicletas, el del timbre sobre licencias de caza y pesca y sobre espectáculos públicos y el de Círculos de recreo y juegos permitidos. Los productos de estos impuestos ingresarán en las arcas municipales. Art. 9.0 Desde que se promulgue esta ley estarán exceptuados del pago del ho por 100, con destino á la repoblación de los montes públicos, los aprovechamientos de todas clases, concedidos en los terrenos comunales y en las dehesas boyales de los pueblos. Art. 10. También disfrutarán exención de la contribución de inmuebles, á partir del día i. de Enero de 1908, las. fincas de todas cla ses de propiedad de los pueblos, cualquiera que sea su destino, que no produzcan renta en favor del Municipio, quedando asimismo suprimido desde la indicada fecha el impuesto del 20 por 100 sobre los productos de los bienes de propios. Art. 11. Los bienes inmuebles y derechos Reales pertenecientes á los Municipios sólo podrán ser enajenados por el procedimiento establecido en el art. 85 de la ley Municipal, quedando derogada la legislación desamortizadora en lo que se refiere á esta clase de bienes y derechos. Art. 12. Los Municipios podrán adquirir por cualquier título y retener y poseer como propios ó para el aprovechamiento común toda clase de bienes inmuebles, mediante la aprobación del Gobierno. Cuando la adquisición- tuviese por objeto la realización de alguna obra ó servicio municipal, no será necesario para verificarla cumplir otros requisitos que los establecidos respecto de la obra ó servicio á que el inmueble se destine. Art. i 3 Los gastos comprendidos en lo presupuestos municipales serán cubiertos con 5 ingresos independientes de los generales del Estado. Los ingresos serán: 1. Rentas y productos procedentes de bie nes, derechos ó capitales que por cualquier concepto pertenezcan al Municipio ó á los establecimientos de Beneficencia, instrucción y otros análogos que de él dependan. 2. Arbitrios sobre los servicios, ODras, industrias y objetos siguientes: Aprovechamientos de policía urbana y rurai. Aprovechamiento y abastecimiento de aguas para usos privados. Alcantarillado. Carros de transporte en el interior de las poblaciones. Coches de plaza. Coches y servicios funerarios. Canalones que vierten á la vía pública. Certificaciones por actos del Ayuntamiento ó de documentos que existan en sus Archivos. Enterramientos en los cementerios municipales. Establecimientos de enseñanza secundaria, superior ó especial costeados por el Municipio. Guardería rural. Licencias para la construcción de edificios. MataderosMercados y puestos públicos. Sillas en plazas, calles y paseos. Industrias que se ejercen en la vía pública o en terrenos copropiedades de! pueblo. varita, valses y marchas bélicas sin cansancio, entre calurosos aplausos de la muchedumbre. Estamos en ¡a gran plaza de Víctor Manuel, donde un arco monumental recuerda que el antiguo centro de la ciudad se regenera con la nueva vida. Florencia, como Genova, se moderniza y comienza á convertir las viejas calles en grandes vías, conservando, sin embargo, cuidadosamente sus venerables monumentos. En mármoles, bronces y lienzos se puede leer su historia en alta voz. Grandes y pequeños muéstranse celosos de su importancia respectiva, y nadie, por corta que fuese su influencia en Ja esfera social, quedó por honrar. Las gentes más incultas aman y respetan las figuras históricas. Las Instituciones todas, religiosas y benéficas, mantienen su preponderancia secular remozada por la vita nuovct. Así, por ejemplo, el hospital de Santa María de los Inocentes, los ¡nocentini, como llaman aquí á los expósitos, fundado en 1445, ronserva sus rentas admirablemente administradas, guarda con orgullo sus obras de arte, entre ellas los famssos bajorrelieves de Luisa de la Robbía que representan unos niños con sus envolturas, los cuales sirven como de sello á la casa, y no tan sólo exhibe en sus salones los ifetratos de los bienhechores de siglos pasados, sino que la colección se enriquece á diario, viéndose junto á la efigie de las duquesas de Toscana, las de individuos humildes y caritativos que legaron sus bienes á los niños. Este establecimiento es un modelo acabado en su género; no en balde ha obtenido grandes premios en todas las Exposiciones. Mucho celebré poderlo estudiar. Además de este centro de protección á la infancia, que acoge más de 1 000 niños anualmente, existe en Florencia un hospital especial para los enfermos, en donde se recibe también á las madres para que los cuiden. Es una fundación del marqués de Montagfiani, ciudadano italiano, de origen ruso, el cual quiso consagrar una obra de afecto maRerno á la memoria de su mujer, Ana Ma- LA SUPRESIÓN DE LOS CONSUMOS EL PROYECTO DE A rticulo 1. El actual impuesto de Consu mos, sal y alcoholes, quedará suprimido en todas las provincias de España, excepto en las Vascongadas y Navarra, antes del día i. de Enero de 191 o y se substituirá por otros tributos, en la forma y plazos que determinan los artículos siguientes: Art. 2.0 En 1. de Enera de 1907 se suprimirá en todas las capitales de provincia, excepto las Vascongadas y Navarra, el impuesto llamado de Consumos, en la parte correspondiente al Estado, sobre todas las especies comprendidas en las tarifas anejas á la ley de 7 de Julio de 1888 y sobre los alcoholes, aguardientes y licores de consumo personal gravados por el art. 6. de la ley de 21 de Junio de 1889. En 1.0 de Enero de 1808 quedará suprimido el cupo del Tesoro en aquellos otros Municipios cuyos encabezamientos sean más elevados, hasta completar la suma de 19 millones de pesetas por lo menos. En la misma forma se procederá á la supresión del cupo del Tesoro en todos los demás Municipios de España, excepto las Vascongadas y Navarra, en 1.0 de Enero de 1909. Art. 3. El recargo municipal autorizado sobre eJ impuesto de Consumos del Tesoro se reducirá por los Ayuntamientos en la proporción que los íem ¿s recursos establecidos por la LEY presente ley les consienta durante los años de 1908 y 1909; quedando totalmente suprimido desde el día i. de Enero de 1910 en aquellas poblaciones donde no se hubiere logrado la supresión. Art. 4. 0 El recargo de 16 por 100 que sobre la contribución de inmuebles, cultivo y ganadería estableció el art. 23 de la ley de Presupuestos de 3i de Diciembre de 190 j ingresará en el Tesoro público desde 1.0 de Enero de 1908 como un recurso del presupuesto. Art. 5. El recargo de 16 por 100 que en la actualidad pueden establecer los Ayuntamientos sobre las cuotas de la contribución industrial quedará suprimido para los Municipios á partir de 1.0 de Enero de 1908, desde cuya fecha constituirá un recurso del Tesoro público. Art. 6. Los sueldos de los maestros de instrucción primaria y los gastos de material de las escuelas de la misma clase, á excepción de los correspondientes á las provincias Vascongadas y Navarra, serán satisfechos desde 1. de Enero de 1908 como una obligación propia del presupuesto del Estado. Los Ayuntamientos continuarán costeando los locales para las clases y las habitaciones para los maestros, sin perjuicio de que el Es t ¿do siga auxiliando su construcción en las