Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 21 DE OCTUBRE DE oo6. PAG. 9 EDICIÓN i. A B C EN MARRUECAS N U 1 RATO CON EL MOKRI Muy har- de los periodistas en la Conferencia de Algeciras. La cuiiosidad de éstos no sólo dejó de respetar sus funciones de diplomáti. co, sino que también lanzó una mirada al secreto y amoroso recinto de sus odaliscas. Por esa razón, si antes su carácter de astuto y reservado, propio de los musulmanes, le hacía recelar de los que escribimos en periódicos, desde aquella época en que profanamos lo sagrado de su harem. El Mokri nos aborrece. El no olvida que los periodistas sacaron á relucir la violenta escena de que fue el principal personaje, y que tuvo por causa Jos mal reprimidos celos de sus mujeres, cuando se permitió asistir, todo perfumado, al baile de Jas cristianas. Sabía yo que un representante de una poderosa fábrica de tejidos iba á ser recibido por el hábil moro, y abusando de la amistad que me une con ese comerciante, cogí algunos de sus catálogos, y, BJUCO. en calidad de auxiliar suyo, pude Es decir, que aquí se hallatpenetrar en el domicilio de El decididos á cumplir los recientes Mokri. Tratados, no se. sabe si de buena ó de mala gana, aunque se cree Vive éste en una barriada nueque el egoísmo de los países eurova de Tánger, compuesta de elepeos hará que las cosas queden en gantes ed ficíos, donde no hay de Marruecos tal como sehallan, por africano más que el ardiente sol reclamarloasí los sentimientos muque cae á plomo sobre ellos. ApeGEDEQN. -AQUÍ TIENEN USTEDES EL MINISTRO DE LA GUEsulmanes, que prefieren esta vida nas se traspasan los umbrales se RRA QUE DIMITIÓ POR NO IR A ESTAS CORTES... Y EL NUEVO de atraso á otra iluminada por el nota que vive allí un mero que ha MINISTRO DE LA GUERRA NOMBRADO PARA IR A LAS MISMAS faro de la civilización. respirado aires de Europa y que fDe Gedeón. ha vivido entre cristianos, porque Tal es, en extracto, lo más saciertos detalles en e) decorado y en el mobiliaviéndose claramente que no sentía agradecilienten de 111. conversación con el encopetada rio revelan clai. rmnte que el progreso empieza miento, sino deseos de mostrarlo. personaje. á carcomer allí costumbres tradicioi a es de los Costóme gran trabajo hacerle hablar, atranMi amigo hizo las apuntaciones del pedido, marroquíes. cándole, entre otras cosas, lo que á continuay al despedirnos oí que el Alokri hablaba con ción relato: Mi amigo y yo fuimos conducidos á una el intérprete. linda estancia, donde se hallaba el musulmán Parece que, terminada la Conferencia, fue Tal vez le repetiría: ¡Vaya sí se parece... cómodamente reclinado en una mullida colchollamado por el Sultán, el cual le expresó su GUILL- RMO SÁNCHEZ CABEZA neta, leyendo un libro de oraciones. Se levandisgusto, pues según su imperial criterio y el Tánger, 16 Octubre 1906. tó, alargó la mano al viajante, y al tendérmela de sus consejeros, los delegados marroquíes en á mí noté que aquellos, ojos expresivos, de los Algeciras habían consentido que se ajara la soque tanto hemos escrito, fijó en mí una mirada beranía del Emperador, y que los diplomáticos indicadora de asombro, y dibujándose en su europeos quebrantasen los cimientos de la inp A R A ENNEGRECER Se raspa primerc semblante un gesto de extrañeza, dirigiéndose dependencia de Marruecos. i A urMA r c i A T A LA HOJA DE LATA el objeto de latón al intérprete, dijo: No faltó visir que, entre sorbo y sorbo de ú hoja de lata q que j rapé, deslizara una censura contra El Mokri, -Pregúntale si estuvo en Algeciras durante se trate de ennegrecer, y después se le frota creyéndole adicto á Europa y sobre todo á los la Conferencia. sucesivamente con una solución de protóxido franceses, á quienes tanto odian los moros, De Yo lo negué, aunque confieso que lo hice de mercurio y varias veces con una solución de tal manera cayó en desgracia el distinguido con alguna turbación. sulfuro de potasio. musulmán, que días después de su llegada á la- -Juraría por Alah- -añadió el musulmán, -capital del Imperio, no recibía más que reproque éste fue un periodista que habló conmigo ches de los que figuran en el Maghzen. Es sevarias veces. MADRID. Cierre: Interior contado, 8I,3O J guro que el Sultán, mal aconsejado, tuvo moYo continué negando. Amortizable, ioo,65; Tabacos, 390,5o; Azucarementos en que faltó poco para que negase su- -jBah! -agregó. -Pues si no lo es, se paras preferentes, 8 J ordinarias, 42,5o; Franaprobación á los acuerdos de Algeciras y se rece mucho. ¡Yaya si se parece! cos, 9, (10; Libras, 27,5o. decidiese á hacer público su enoio con sus deDio comienzo mi amigo á la tarea de enseEl aspecto del mercado no varia por las razone delegados en la Asamblea internacional. ñar las muestras, y cuando vi que escogía un ya apuntadas. Sigúela ¡ncertidumbre y la escase 2 Poco después, los disturbios registrados en tejido rojo, exclamé: de transacciones. No hay cierre del Interior á plaalgunos puntos de la costa y las amenazas del- -Es muy hermoso; eso se fabrica en Espazo, y no se cotizan las acciones del Banco. El Tesoro interviene en el corro de los francos. Roghí, que ya era visitado con una frecuencia ña, un país que admira vuestro vasto saber y PARlS. Cierre: Interior, 7 5 i 5 Exteno asaz, alarmante, para la soberanía de Abd- elvuestro profundo amor al progreso. 9 4 7 0 Nortes, 271; Zaragozas, 423; Renta franAziz, por algunos prohombres europeos, polí- -Sí, sí; muchas gracias- -contestó con marcesa, 95,57; Ruso nuevo, 84,10; Turco, 94,15; ticos y diplomáticos, le hicieron pensar en su cada indiferencia. Riotinto, 1.893; Goldfields, 95. pobre trono, y tal vez viera en sueños á Pedro- -Marruecos- -añadí- -nunca podra pagaros El mercado sigue fiojo; además de ser sábado, de Castilla muerto por su hermano Enrique y los beneficios que le habéis proporcionado con día en que las reacciones en baja suelen produciroyera los sollozos de debilidad de Boabdil cuanvuestra importante labor en Algeciras. se, no se ha borrado aún el efecto, causado por la do se encontró sin reinado. Es cierto que, El Mokri pagó esta vez mis iepet ¡dos eloelevación á ó por 100 del descuento del Banco de Londres. amedrentado, aceptó el protocolo, echando á la gios con una sonrisa más fingida que natural. vez n remiendo á Ja ya rota amistad con su favorito el Mokri. Sigue creyendo este último, que el egoísmo de las Potencias hará ineficaces los acuerdos de la Conferencia de Algeciras. El Su! tan, en cambio, está dispuesto á que rija cuanto antes lo pactado en aquella Asamblea. De conformidad con ello, é día 20 del pasado Septiembre, y debido á una orden del Sultán, reuniéronse en Fez, en la residencia de Si Abd- el- Kerim ben Sliman, ministro del Exterior, los notables de la ciudad, con el objeto de acordar reunir entre los hacendados del país la parte que á Marruecos corresponde aportar al Banco del Estado, cuya creación se debe, como es sabido, á un acuerdo de la Conferencia. Después de cambiarse entre ellos algunas impresiones y de exponer el ministro las ventajas que esta institución reportaría al Imperio, hubo ofrecimientos bastantes á cubrir la cantidad asignada. Por otra parte, los represen tantes del Sultán tienen ahora entablada una lucha con algunos estudiantes por negarse éstos á ceder el lugar que ocupan, junto á la Mizqmta Grande, á fin de levantar allí el edificio destinado al MINISTRO UBICUO UNA IDEA DIARIA BOLSAS DEL DÍA 20