Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 20 DE OCTUBRE DE 1006 PAG. 10, EDICIÓN 1 la Mano y la palabra vibrante y conmovida en mosos paseos, calles tiradas a cordel, villa? esios labios, fue diciendo poi todas partes que pléndidas, un puentecillo de pescadores con su aquellos infelices no hubieran muerto quizá si minúscula farola y cuanto pueda desear el rico IX hubiesen tenido cuidados especiales. Logró para vivir á gusto. Los duques de Madrid tieA. CUNA DE LOS HOSPICIOS MARINOS. LOS PEYES DE hacer de este modo, á fuerza de tiempo, opi- nen una residencia famosa. Plátanos seculares, ITALIA Y LA BENEFICENCIA. BARELAI Y SU OB A. nión, pudiendo afirmarse que gracias á él y á artísticamente podados, prestan sombra á las CAMPAÑA DE LOS MFDICOS. VIARREGG 1O Y PISA LA la generosa cooperación de sus compañeros se plazas amplias, adornadas de bustos al poeta MORTA. CAMINO DE FLORENCIA. realizó un movimiento favorable á as institu- Shelly, á Mazzini, á Saffi Cuenta con más de p l 14 de Octubre de J 8 6 I el primer año ciones que proporcionan aire y so! al niño. j 10.000 habitantes. Los establecimientos bal del nuevo reino de Italia, bajo los auspiLos hospicios marinos, los institutos de ra- nearios de JVeí ano y Ba ená son grandiosos y cios del rey Víctor Manuel y con la presencia quíticos, las colonias alpinas, las Sociedades I entran en el mar. El bosque de pinos La Triede los príncipes Humberto y Amadeo, se colo- de gimnástica, los dispénsanos, ¡os hospitales, la, que rodea la población, evita los vientos có con gran pompa la primera piedra de! pri- cuantos medios contribuyen á regenerar la raza, Norte, y los Apeninos, que se alzan gigantes á mer Hospicio marino de Italia, demostrándo- fueron surgiendo en Italia. A ellos debe su c ío lejos, completan el hermoso panorama. se, dice la lápida conmemorativa, que la 1 ¡tual prosperidad y grandeza. Bruno, AlbaneEl mar Tirreno evoca recuerdos históricos. bertad y la candad son hermanas Lis ince- se, Mattenci, Rizzoli, Mallachia de Cristofo- En él se desarrolló la primera batalla naval de santes campañas del médico florentino jóse ris, Ottoni, Blassj Liura, para no citar mas que guarda memoria el Occidente, entre grieBarelai, que desde 1853 predicó casi llorando que á os principales doctores, fueron propa- gos y etruscos. Las riberas del Arno y toda en favor de los pobrecitos niños, viose realiza- gandistas de hecho como lo fueron mis va la Toscana fueron escenario de grandes hechos. CARTAS A MI MI í 3 r ...i. -V i. -t EL CONCURSO AEROSTÁTICO DE BERLÍN ASPECTO DEL AERO CLUB ANTES DE LA SALIDA DE LOS 21 GLOBOS QUE TOMARON PARTE EN EL CONCURSO Fot. Dannenüerda el 29 de Mayo de 1869 al terminarse el muertos amigos Gamba, Pini y los dos Sora- Los hombres no hicieron siempre más que ex dificio. mas (José y Luis) N o podré ver á tan queri- terminarse unos á otros. ¡Cuan distmu ts La familia Real de Italia ha dado siempre dos compañeros, pero contemplaré lo que con- nuestra misión! tribuyeron á crear, y confio abrazar en Milán ejemplo de caridad. Nosotros conocimos en El Hospicio marino de Viarreggio no es un Madrid la santa señora doña María Victoria, y á Guaita, que fundó poco después de mi revis- sanatorio, es una gran casa, donde vienen, duaquí la reina Margarita, como ya he dicho, ha ta La Madre y el JVmo, su Mamma é Bambino, rante los meses de Junio, Julio, Agosto y Sepfundado grandes obras, de que te hablaré que debe publicarse aún. tiembre, unos 3oo asilado entre niños y niñas. otro día. El mar está á unos 200 metros del edificio, I Qué impresiones melancólicas invadieron Permíteme, querida niña, que te diga algo mi espíritu al recordar los años de 1883 y 1884, que es amplio, higiénico, capaz. Por la fotografía que te envío comprenderás su extensión respecto á mi ilustre compañero. Barelai era en que estaba en activa correspondencia con un alma de artista y un hombre sabio y bueno. aquellos hombres eminentes! El tiempo pasa, y forma. En la actualidad no hay más que el director, Viendo morir en el viejo hospital de Floren- pero el recuerdo perdura. Sin él no podríamos que pronto marchará á Florencia. cia á dos niños, que se amaban á distancia, les vivir. No comprendo cómo siendo ya Viarreggio daba flores, se esforzaba por cuidarles y sanarAl caer de la tarde, de un día espléndido y les, y pensando, con acierto, que de ir á orillas caluroso, llegué á Viarreggio. Desde Nezvi vi- estación invernal para los extranjeros, los niños escrofulosos no permanecen todo el año. del mar se hubieran salvado y no siendo esto nimos con hora y media de retraso, fatigados Creo que si Barelai viviese, lo establecería así, posible, encargó á un amigo pintor que les re- y sudorosos, pero con ansia de llegar. tratara y, cuando mulleron, con el cuadro e. i Viarreggio es una playa de moda. Hay ner- imitando á los franceses que adoptan ese siste-