Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 18 DE OCTUBRE DE 1906. PAG. 7. EDICIÓN 1. Aquel que por ma! de sus pecados tiene necesidad de echarse a la calle? atzs de las once déla mañana ya sabe lo que! e espera. Le so focaran las nubes de polvo levantadas por los barrenderos en el pleno ejercicio de sus fun ciones; le mojarán los pies, y puede darse por muy satisfecho si ello para en pediluvio, los torrentes de agua con que los mangueros inun dan aceras y vías asi en verano como en invierno; al sacudir por los balcones de cada casa ropas de cama y prendas de vestir, este ras, alfombras y todo lo sacudible, recibirá so bre su cuerpo las caspicias y escurriduras de sus conciudadanos, las vendedoras de frutas y hortalizas, colocando los cestos guardadores de sus mercancías del modo mas adecuado para que contra ellos vayan a chocar sus espi nillas, obstruirán las aceras en sus regateo 11 con las comadres que acuden a adquirir la co Iiflor pa el huevo, la escatoliía como la nieve, It bio perfecto y digno de envidia. Pero la energía, la constancia, el tesón necesarios para hacer cumplir lo mandado ¿donde se encuentran? ¿quien los posee Es, pues, lo prudente salir tarde de casa y andar siempre en coche, medios ambos bastante eficaces a salvar los peligros que anotados dejo, los cuales no veremos remediados en mil años que viviéramos, porque aquí hay tanta flojedad en el que gobierna como resistencia á obedecer por parte del gobernado. Y no debe olvidarse que toda reforma tropieza con la fuerza de inercia producida por la práctica, por espacio de años, y aun de siglos, de aquella sabia teoría que profesaban los covachuelistas de antaño y que esta compendiada en la letanía siguiente: Lunes y martes, los Santos Mártires; miércoles y jueves, los Santos Reyes; viernes y sábados, San Felipe y Santiago: los domingos, de desarrollar su poderío y su eficacia en una acción definitiva que colme los sueños de ambición del Emperador. Hace diez años que el Kaiser renovó febrilmente la Art llería, substituyéndose todo el material por otro nuevo, que era el mejor de Europa, y apenas enganchados los nuevos cañones, el Estado Mayor genera! alarmado, se consideró en estado de inferioridad en paiangón con la nueva Artillería francesa, que piodujo una revolución en el mundo militar. En dieciocho años de labor, el Kaiser ha engrandecido el Ejercito, perfeccionando su instrucción, organizando la Caballería, decadente desde los días de Jena, y cuando después del desastre de Rusia parecía llegado el momento propicio para que el emperador Guillermo pudiese ejercer la hegemonía que, según sus propias palabras, le esta fatalmente destinada he pqui que el objetivo beligerante pasa desde LOS CAZADORES DE MADRID ENTRADA DEL BATALLÓN CAZADORES) DE MADRID EN ESTA CORTE, EN LAS ULTIMAS HORAS DE LA TARDE DE AYER Fot. Goñi. judias como la seda ó los tábanos como el agua la tierra al mar y se reanudan cada vez con ¿quién trabaj a? Ande la andrómina y venga la tiernos, según pregonan aquellas a grito heri- nomina. Buen Rey tenemos, que Femando se mayor actividad los preparativos, aplazados do, y habrá de dejarlas el campo libre á no ser llama. Lo que no se haga hoy... tampoco ma- por un momento, de organización militar naval. que prefiera abrirse paso á fuerza de empello- ñ Era preciso superar á Inglaterra para ateE. M nes, exponiéndose a llamar sobre si las iras de morizarla ó para vencerla si llegaba el caso, y tan arriscadas amazonas y atrayéndose sus deel Kaiser precipitó la construcción de barcos nuestos, invectivas y maldiciones exteriorizade guerra comenzada en 1898 y 1900, para das por medio de vocablos aunque pintoresdominar por sorpresa las fuerzas navales incos, muy poco parlamentarios. glesas dislocadas en el mar del Norte antes de que pudieran ser protegidas y fortificadas con Tales alicientes no bastan á compensar las delicias del madrugón. A GUERRA Las revelaciones de tas Me- el contingente de las demás escuadras de InPero se me dirá: ¿No hay Ordenanzas munimorias del oríncipe Hohen- glaterra, y de este modo, corrigiendo el plan EN 1920? lohe dan á los asuntos a! e- de Napoleón, desembarcar rápidamente en la cipales? ¿En ellas no se piohiben todos o casi Gran Bretaña. todos los abusos apuntados? manes y á los planes del Kaiser un ínteres ex A este fin obedecía la rápida terminación del Claro esta que en las Ordenanzas susodichas I cepcional. hay remedio para esos males y para otros mu- I El Ejército alemán, cuyo futuro presupues- canal de Kiel, cuyo servicio principal había de chos que igualmente aquejan a la villa y corte. i to publicamos hace pocos días, es formidable, ser la concentración en el mar del Norte en un En esta bendita tierra nuestra no hay caso, he- seguramente, el primero del mundo; pero las momento dado de las flotas alemanas encargadas de sorprender a las inglesas, y era tal la cho y abuso que las leyes no prevengan, regu- peripecias sufridas en la política militar del len y castigen. Si se nos juzga sólo por la lec- mperio alemán vienen siendo tantas que cada día confianza que en su plan tenía el Kaiser, que no se preocupó del tonelaje que los nuevos tura de nuestras leyes en vigor, somos un pue- se aplaza nuevamente, y, por fortuna, la hora POLÍTICA EUROPEA