Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 17 DE OCTUBRE DE IOOS PAG. 5. EDICIÓN u j EN PRO DE LOS TRATADOS DE COMERCIO VILLARREAL. ASPECTO DE LA PLAZA DONDE SE VERIFICO EL MITIN AGRÍCOLA EL DOMINGO ULTIMO Fot. Lidia Vila, aprecia en lo justo, será Godoy. La figura de! será difícil recogiendo los muchos impresos y manuscritos contemporáneos suyos que ruedan Príncipe de la Paz esta aún sin estudiar con hi fría serenidad de la historia. Mucho se ha es- por los archivos. Precisamente, y éste es el crito sobre é! pero ni los ditirambos ni los vi- único objeto de las presentes líneas, la inmediación del centenario me ha hecho recordar La proximidad del cente- tuperios son juicios. Aquel hombre pasó de L PRINCIPE serlo todo á no ser nada. Al cumplir los cua- sigo que por razón de oficio conozco, que se nario de la guerra de la DE LA PAZ Independencia, aquella in- renta años era el amo de España y pretendía relaciona directamente con Godoy, y que á mi mensa paradoja histórica en que un pueblo ren- con esperanzas un trono en Portugal; los otros juicio requiere no seguir como está. dido por su Rey hace de su Rey el ídolo na- cuarenta que vivió después los pasó exonerado Hay en el ministerio de Hacienda un volucional y en que el monterilla de un villorrio da y en el destierro. De todas sus grandezas, minoso expediente, disperso en varias oficinas la zancadilla al dominador de Europa, ha pro- principado, ducados, generalatos, almirantaz- centrales y provinciales, arrinconado en todas movido en algunos nobles espíritus la iniciativa go, señoríos de tierras, dio cuenta el tío Pedro ellas, que puede servir de ilustración á no pode conmemorar dignamente la gloriosa fecha. en una sola noche: el motín de Aranjuez fue su cos pasajes de la historia de Carlos IV y de su Dios tenga de su mano á los que organicen el verdadero decreto de exoneración. Y aunque favorito. Es el célebre expediente del secuestro recordatorio. Porque, para quedar como debe andando el tiempo, nuevos decretos le devolvie- de los bienes de Godoy, hoy ya de escasísimo quedarse, hay que jugar la carta precisa. En- ron á medias honores y propiedades, ni á me- valor administrativo. tre el 1808 y el 1908 está el 1898. Y aunque dias ni á completas le devolvió nadie el dereCuando en una ocasión hojeé parte de él, cho á ser juzgado con imparcialidad. El pue- vi documentos curiosos. Me parece recordar, no por eso aquél es menos grande, ó quizá por blo, que aún insiste en suponerle escondido en eso resulta aún más su grandeza, bueno será aunque hace meses de aquella fecha, que entre cuidar, tanto como de no aparecer desalenta- un rollo de esteras, no obstante el mentís ro- ellos hay catálogos y reseñas de los cuadros y tundo del único que podía saberlo, apenas si joyas que pertenecieron al príncipe, autógrados, de no resultar fanfarrones. Hágase como se haga, ello es que estamos se ha tomado el trabajo de desenrollar los pa- fos de éste y de la bandera de Chinchón y de peles en que figura su nombre. Tal vez por Pepita Tudó, reales cédulas que atestiguan el abocados aun inevitable resurgimiento en el papel de todas las figuras más salientes de aque- eso, para la inmensa mayoría de los españoles, valimiento, escrituras en las que el Rey cede Godoy, lleno de defectos, pero no exento de todo un pueblo á su primer ministro en cambio lla etapa de la vida de España. Carlos IV, de Una casa- picadero para la educación del María Luisa, Fernando el Deseado, Escoi- buenas cualidades, sigue siendo únicamente el despreciabíe choricero. Sin duda, la turba que príncipe de Asturias, la lista de las ropas que quia, Anisa, Juan Martín, Castaños, Murat, descuajó el riquísimo Jardín de Aclimatación se entregaron á Godoy al partir para el desjunot, Infantado, San Carlos, Pepe Botella, Reding, Palafox, Dupont, Jovellanos, Martí- de Saniúcar de Barrameda, sólo por ser obra tierro, noticias del saqueo de su palacio por del valido odioso, fue tan prolífica que está aún las tropas de Savary, diligencias en busca de nez de la Rosa, Wellington, Moore, Alvarez, España poblada de sus hijos. la causa del Escorial... unos cuantos episodios, La Romana, y no hay que decir si Daoiz y en fin, de la vida de la nación española que, si Velarde, Ruiz, Agustina Zaragoza y el cura ¿No habrá. bastado el siglo transcurrido para Merino, todos cuantos bailaron en aquella dan- serenar los ánimos de los historiadores? Lógi- quien puede no lo remedia ó antes no se extravían, desaparecerán bajo el polvo y las telza macabra se removerán en sus tumbas pidien- co es suponer que sí y que si alguien intenta arañas. do quién su cachito de gloria, quién un rayo estudiar tan complejo personaje, no lo hará de justicia, quién vna excusa, quién una limos- con los apasionamientos de antaño. De e lo son El actual ministro de Hacienda no es sólo na de rehabilitad ó. indicio los artículos que en La Ilustración Es- un financiero. Sobradamente ilustrado para no aislarse en las avideces dí cálculo y de la esta De todos ellos, acaso el que con mayor ra- pañola viene publicando e! Sr. Pérez de Guzdística, D. luán Navarro Reverter tiene de zón snhíle que se Je escuche, por ver si se le mán. Hay que reconstituir el tipo, lo cual no A PROPOSITO DEL 1908