Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO CUATRO. NICA 643. CRÓUNIVER- SAL ILUSTRADA. SE MADRID, i7 DE OCTBRE. DE 1906 NUMERO SUEL TO, 5 CÉNTIMOS bajas y las altas y tocio 10 que le conviniera á una. gran potencia, cuyas fuerzas militares hubieran llegado á Madrid, á Barcelona, á Valencia, á Cádiz, partiendo de los Pirineos, ó remontando el Tajo, ó subiendo por la serranía de Ronda, ó por cualquier otro camino (que son infinitos los que están á dispos; ción de un gran poder naval) todo ello lo adquiriría al firmar el Tratado de vencimiento y paz, como tantas cosas tuvimos que entregar en la fecha citada, en las que el enemigo no había puesto la planta, ni la vista siquier ¿Pe ro entonces vamos á cruzarnos de brazos? Pata eso licenciemos el Ejército y lo que nos queda de Marina y... -No siga usted. Que eso, dentro de ciertos límites pudiera convenir; no faltaría quien lo demostrase; pero como es imposible por muchos motivos, no hay por qué hablar de ello. Lo que le digo hoy, y he dicho muchas veces, es que la política militar es cuestión de circunstancias propias y ajenas, y no se puede encerrar en una fórmula inmutable en el tiempo y en el espacio. Hoy, que Francia é Inglaterra están unidas, y cada día más, nosotros no debemos gastar ni un céntimo de nuestros pobres recursos en nada que signifique defensa; si ellos, los poderosos vecinos, nos respetan, fuerza tienen é interés sobrados para que todos nos respeten; si ellos no nos respetaran, la defensa sería imposible. Todo lo que en dinero, en inteligencia y en voluntad queramos emplear en armamentos, ha de emplearse con pían y propósito ofensivo, porque nuestras fuerzas no alcanzan á una acción autonómica en ef campo de la diplomacia, y sólo podrían sernos útiles como contingente aportado á una futura coalición de nuestros naturales aliados; y por lo tanto, soldados y barcos deben servir para ir á pelear más allá de nuestras fronteras y de nuestras aguas jurisdiccionales. Preparar los proyectos para obtener el mejor resultado posible dentro de ese plan político y de los límites financieros asequibles, es la gran misión del E M C y, por ejemplo, en vez de visitar las rías bajas gallegas me gustaría saloer que se ocupaba ea reglamentar las maniobras anuales, que buena falta hace; pues mientras impere el régimen de las monteras de Sancho, medrados estamos. JENARO ALAS MADRID AL DÍA a del alba sería cuando se reunieron los camareros para celebrar con un banquete el Veintitantos aniversario de la fundación de una Sociedad de su clase. No se ha logrado averiguar cónso concurrieron al banquete los camaTeros encargados de servir á los camareros. Hubo otro duelo. La recién nacida policía dará razón. De sucesos, se registraron: otro suicidio, un timo á un sacerdote y la denuncia de una candida muchacha contra su novio, á quien facilitó J 000 pesetas para casarse, como, efectivamente, se ha casado... con otra. E n los tribunales se vio un caso curioso: el de una niña acusada de hurtar una sortija tasa 3 a por los peritos en 40 duros, pero por la cual dio un prestamista cinco pesetas. El ministerio público retiró la acusación contra la acusada. Estuvo bien. Pero contra el prestafnista nada se pidió, y cuidado que su larguera era digna de estimación! De política, 5 a toma de posesión del general lauque y la llegada del embajador de Francia, que no trae en la maleta ni la probabilidad de que se haga tin Tratado. Por eso trae maleta, porque para ese viaje no necesitaba alforjas. Los diputados republicanos se reunieron y acordaron volver- á las andadas, esto es, á las sesiones del Congreso, donde se pasa agrada Clemente las aburridas tardes de invierno. El tiempo, con sol, pero más fresco que el Gobierno. Novedad teatrah presentación en la Zai zueta de Berlín, un transformista que imit: á la perfección á las más famosas cupletistas extranjeras. Gran éxito. No tiene para transformarse la rapidez de Frégolí; pero sí la de nuestros políticos. L a paz en 1873. De los apuntes del 18 de Mayo de aquel año se deduce que el Emperador (abuelo de! actual) desea sinceramente la pazf Saludad en en mi nombre á Mac- Mahon, dijo al príncipe de Hohenlohe. Decidle que no sois el mensajero de la paz, sino que el verdadero mensajero está aquí. Soy yo El 5 de Septiembre de 1877 el plan de Bismarck era el de reconciliar Inglaterra y Rusia para que se entendieran en Oriente á expensas de Turquía. El canciller quería dejar aislada Francia de todas las combinaciones de alta política. Al día siguiente hablamos de las elecciones próximas en Francia. El príncipe de Bismarck dijo que sería necesario durante las elecciones adoptar una actitud un tanto amenazadora. Ya el Emperador en 1874, en circunstancias análogas, había dicho que los franceses son niños terribles, que se pueden ganar con el cairiño, pero ciue es necesario tener á raya con el temor El 22 de Octubre de 1877, e Empznidoí lamentaba los ataques de ha Prensa alemana contra el Gobierno francés, expresando su te mor de que tan repetidos alfilerazos podrían agotar la paciencia de los franceses, dándoles motivos para la guerra contra Alemania, y en ese caso, la culoa sería nuestra. el Emperador refirió al príncipe de Hohenlohe, que el Rey de España le había manifestado que en caso de guerra estaba dispuesto á pelear contra Francia al lado de Alemania, y que el Emperador le contestó que era aún muy joven y muy impetuoso, y que debía reflexionarlo más. Alemania se contentaría con una neutralidad benévola. I f n error de Bismarck. El 19 de Junio de i885, el príncipe ¿te Bismarck declaró que los franceses marchaban hacia la anarquía á pasos agigantados. Acabarán, dijo, por caer en la Monarquía, pero sin necesidad de un Bonaparte ó de un Orleans. Basta con un Paturot cualquiera. 1 as Memorias y la Prensa alemana. A pesar de todo, escribe la Gacela de Voss, las Memorias de Hohenlohe son una fuente de datos preciosos, que nos permiten lanzar una mirada de curiosidad sobre la vida íntima y las intrigas de los altos funcionarios. Que su publicación fortifique ó debilite los sentimientos monárquicos, que aumenten ó no a admiración del público por los hombres que tienen en sus manos el Gobierno, eso es lo de menos. 1 El Vonoaaris dice: Todo lo que bc a hones burgueses consideraban- como sacrosanto cae en el lodo. La ambición personal, las bajas rivalidades de los estadistas, he aquí los gran- des resortes de la política que las Memorias de Honenlohe ponen al descubierto. Bismarck celoso de Moltke y Mohfce de Bismarck, protegiendo cada uno á sus paniaguados y especulando con la paz y la guerra como en Bolsa. Es un verdadero Panamá de las clases directoras. bjeto de la publicación. Pero lo que más preocupa a la opinión pública y lo que los periódicos alemanes se ocupan estérilmente en dilucidar es el móvil del príncipe Alejandro dé Hohenlohe al publicar las Memorias de su padre. lfonso XII el Emperador. A 1 El 29 deyOctubre de i883, LAS RÍAS BAJAS DE GALICIA le usted de de geneQuéralesparece á del Estadoese viaje Central á y jefes Mayor las rías de Galicia, y parajes próximos á ellas en la costa, para estudiar su defensa? A mí rae parece que no está muy claro que esa sea misión propia del Estado Mayor Central. -No lo sería, efectivamente, si aquí ese elemento intelectual del organismo militar estuviera dirigido, como lo está en Inglaterra y Francia, por otro órgano superior, definidor de la política militar. Pero para lo que hace en España (y no por culpa suya) el Estado Mayor Central, bien está ese ejercicio estratégico, á condición de que no tenga consecuencias prácticas. -Es decir, ¿a conaicion ae que no se gaste dinero en fortificar las rías bajas de Galicia? ¿Pero no sabe usted que son muy codiciadas? La prudencia más elemental aconseja defenderlas. -En primer lugar, me atrevería a pagar a peso de oro al político serio, inglés ó francés, que haya pensado ntuica en robarnos esas fapnosas rías. Pero admito Ja conseja, y pregunto: ¿cree usted que las rías bajas se defenderían contra el poder militar francés ó inglés, convirtiéndolas en un puercoespín de cañones acasamatados y de torpedos fijos y movibles? Inexpugnable, ó poco menos, era la Habana en 1898, y tuvo que rendirse sin- disparar un tiro, y añado que bien rendida estuvo. Las cías POLÍTICA EUROPEA AS MEMORIAS DE La Prensa alemana continúa reHOHENLOHE produciendo diversos fragmentos de las ya famosas memorias, que seguimos extractando: TJoulsnger, emperador, Berlín, 23 Enero, 1889. La conversación recae sobre el palacio- imperial en Strasburgo y los monumentos célebres de Alsacia y Lorena. El Emperador manifiesta gran interés por estas provincias, diciendo que es una región maravillosa, y que comprende que los franceses hubieran experimentado tanto sentimiento al perderlas. Hablando de Francia, e Emperador me dijo que estaba seguro del triunfo de Soulanger. Le veía ya elegido Emperador Ernesto (Ais kaiser Hernest) y viniendo á Berlín á visitarle. Estaba dispuesto á poner á su disposición Radzivill y Lehendoff.