Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C MARTES Í 6 DE OCTUBRE DE 1506. PAG. 1 EDIC 3O M 1 MAESTROS CONCURSOS i NUESTROS CONCURSOS p DE OCTUBRE EL DE OCTUBRE Boletín para tomar parte en el Con- ¿Quién debe ser el jefe del Partido e liberal, y por qué? ¿Quien no debe serlo, y por qué? Con estas dos preguntas ofrecemos á nuestros lectores para el mes corriente ¿n Concurso que juzgamos de interés, y Sobre todo, de actualidad. -En los momentos que es tema de todas Jas conversaciones la jefatura del Partido liberal, dando pie á diversas controversias, fiada más oportuno que exteriorizar la opinión de. muchas de las personas que discuten el asunto. Puede también este Concurso dar ocasión para que se expongan juicios nuevos íazonables unos, ingeniosos otros, que amenicen un poco la cosa pública y para llegar á este fin concedemos voz y voto á los concursantes, si bien hemos de reservarnos el derecho de no reproducir más opiniones que aquellas que juzguemosdigñas de la publicidad. La extensión que debe darse á la parte explicativa del voto, asi como las demás circunstancias del Concurso, van especificadas en las siguientes BASES i Cada lector pueae enviar su voto expilcado en una cuartilla que no contenga más de treinta palabras escritas y acom- curso ¿Quién debe ser el jefe del Partido liberal, y por qué? ¿Quién no debe serlo, y por que? á favor de VOTO en contra de T ombre ó seudónimo del votante Domicilio Población Provincia Los boletines deben enviarlos los lectores de Madrid acompañando á su opinión á la mano ó pos el correo interior, y los de provincias en sobre abierto, franqueado con un cuarto de céntimo, dirigido á la Dirección de A B C Serrano, 35, con una inscripción que diga: ORIGINAL PARA IMPUESTA del adjunto ooletin. No s? rán admitidos los votos que no vengan acompañados del citado boletín ó contengan mayor número de palabras. 2. a El Concurso quedará cerrado el día io de Noviembre á las seis de la tarde, procediéndose al siguiente día á hacer el escrutinio y á adjudicar los premios. 3. a Si antes déla citada fecha una crisis ministerial determinase la caída del actual Gobierno, se considerará cerrado este Concurso el día que jure el nuevo Gabinete, y se verificarán inmediatamente e! escrutinio y la adjudicación de premios. 4. a Los premios, que serán dos, consistirán en objetos de arte, y se otorgarán por sorteo entre los votantes que hayan coincidido en votar al personaje que mayor número de sufragios haya obtenido para ser jefe del Partido liberal y entre los que hayan igualmente coincidido con Ja mayoría en decir quién no debe serlo. BIBLIpGRAFlA VA anana se pondrá á la venta en las libre rías, la preciosa novela titulada El hombte del perro mudo, escrita pot Prosper Vialón Forma el tomo 29 de la popularísima Bibliote ca Calleja, y como las anteriores se vende em pastada á 8o céntimos. El mejor almacén de paños, géneros ingle ses de Sra. y cab. López y C. a Preciados, 14. NO SE DEVUELVEN LOS OKIGINALES IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A B C 248 BIBLIOTECA DE A B C OS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 24.5 Cómo! ¿Hemos de volver á Singapoore, á ese puerta horroroso donde todo es ruido, movimiento, fiebre y calor? No, no! Yo quiero volver al lado de mi abuelo. -Haremos lo que usted disponga, pero después de pasar por Singapoore. Esto es cuestión de vida ó muerte para nosotros. -Expliqúese usted. -Usted conoce los acontecimientos que acaban de ocurrir; comisioné al doctor para que se los comunicara con toda clase de precauciones. -Me ha hecho desesperar de impaciencia. Pero ¿cree usted que no oí los cañonazos del Jndus, que no advertí el incendio de nuestro buque ni la averia de la máquina? ¿Cree usted que los marineros eran tan discretos al comentar lo ocurrido, que se callaran al pasar por cerca de mi departamento? He sabido que corríamos un peligro mortal y, sin embargo, pregunte usted al doctor si he manifestado emoción alguna. Cuando supe la lucha en el índus, lloré; pero los desastres del Godaveri me han dejado impasible. -Ya sé quz es usted valerosa. -Pues entonces sea usted franco y comuníqueme sus temores. -Temo una agresión por parte de los chinos sublevados de! Jndus, porque no podríamos defendernos, y af pensar en esto se me ha escapado la exclamación que usted oyó. ¡Todo antes que consentir que cayera usted en manos de esos bandidos! -Está bien, capitán. Volaremos el buque si es preciso, pero eso de volver á Singapoore me parece una agravación de la pena, -Hay muchas razones que nos obligan á ello: la necesidad de telegrafiar á todo el mundo para que sea apresado el Jndus; las reparaciones que hay que ejecuta! Llegado a 20 metros aei casco del buque, el segundo maniobró la berlinga, manteniéndola en equilibrio, gracias á la enérgica presión que ejercía sobre el extremo posterior y que era suficiente cara impedir aue el Bale se sumergiera demasiado. Luego, de pie en la proa, el oficial sostiene la berlin