Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 O C T U B R E D E 1906. PAG. 8. EDICIÓN i. MANIOBRAS MILITARES CARABANCHEL. EL INFANTE D. CARLOS (1) EL GENERAL HUERTAS (2) V SU ESTADO MAYOR, PRESENCIANDO LOS EJERCICIOS DE LA BRIGADA DE CABALLERÍA DE QUE ES JEFE Fot. Asenjo de sofocar e! espíritu antialemán, el espíritu de independencia (que permanece vivo en toda la i Polonia prusiana) ante las contingencias de futuras dificultades internacionales. El Gobierno alemán, prescindiendo de su PRUSIA CONTRA LOS Acaso muy proverbial habilidad y de los principios funda 1 NIÑOS POLACOS ra a correr la mentales de su política basada en la cultura alemana ha descargado sobre aquellas prosangre en la Polonia prusiana. Han vuelto los tiempos en que Bismarck, que no podía per- vincias las más rigurosas medidas, que seguradonarles ni su religión ni su nacionalidad, so- mente provocaran la rebelión armada de sus víctimas como han producido ya una revolumetía á los polacos á la dura persecución del Ku íutkampf. En aquellos días estaban en en- ción extraña, una revolución de niños dispuestos á resistir, con toda la energía de sus coratredicho los comerciantes polacos; los soldados zoncitos, los desmanes de un despotismo abno podían expresarse en su lengua nativa, surdo. proscrita de las escuelas, y los niños venían obligados a repetir en alemán, sin entenderlo, Los periódicos ingleses y franceses publican la canturria monótona de las lecciones, so pena extensas reseñas de aquellos sucesos, dignos de de ser castigados cruelmente, y hasta de ser ser conocidos. El Gobierno prusiano se obstiprocesados por delito de lesa majestad y com- na en que los niños polacos reciban en alemán plot contra el Estado como ocurrió en Gne- la enseñanza en las escuelas públicas y privadas, sen en 1901. porque dos niñas de once años y los niños han declarado solemnemente que no habían querido aceptar como premio unas no contestarán ni una palabra alemana a cuanestampas que representaban al emoendor Gui- tas preguntas se les dirijan. llermo 11. Con una perseverancia admirable los pobres Todo lo que pasó entonces en aquellas desniños se dejan castigar con duro encierro, sud chadas provincias de la Prusia polaca, se ha fren tremendas palizas que los schulmeister getoWidado ya y es preciso recordarlo, ahora que manos, ferozmente implacables, les aplican, y se recrudece la persecución y el odio alemán vuelven á sus casas llorando estremecidos de contra los naturales de aquel viejo territorio térro. polaco tan aferrado á sus creencias y a su amor Los maestros alemanes, obedientes á ¡as inspotrior. trucciones de sus autoridades, han inaugurado El poderío de Alemania se ha estrellado una era infame y odiosa, que la pluma se rehasta ahora en sus tentativas de germanizacion, siste á transcribir, y las familias, los padres de cada vez más violentas, y atribuidas en Posen los niños martirizados, que no pueden reclaal proposito de las altas autoridades de Berlín mar porque sus quejas serian castigadas, y que POLÍTICA EUROPEA no tienen medio humano de librarlos de tan horrible tortura, acabarán por lanzarse desesperados y frenéticos bajo la metralla que ahogará en sangre su rebelión... La situación no puede ser más grave, más incomprensible en estos tiempos y en un país que blasona, y con legítimo derecho en tantos otros aspectos, de ser el primero de los países civilizados, y todo hace presagiar tristísimos días para los desdichados polacos sacnñcados sin piedad ni justicia. VULGARIZACIÓN CIENTÍFICA xn EL ALCOHOL alcohol. Graduación delque hemos seguido para forEl sistema mar la escala estudiada, si bien aconsejado por la practica, no tiene nada de exclusivo; lo esencial es que fijemos bien el punto de envase de líquidos de composición diversa, y que determinemos por cualquier medio que proporción de alcohol contiene las mezclas hidro- alcohólicas que envasan también con aquellos puntos, y de aquí que se hayan propuesto varias escalas y que algunas de ellas, como la propuesta por Cartier, sea de uso frecuente; mas como no se corresponden unas con otras, resulta que un mismo alcohol presenta distinta graduación, según la escala a que se refiera, como sucede (Continuación) con el que ordinariamente se emplea para que-