Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VI EREES ii DE OCTUBRE DE 1006. PAG. 7. EDICiON i. 8 Sr. González Santos, y del cual damos hoy una reproducción fotográfica. 1 a novillada de Balsaín. Déla novillada de los casados que se celebró el otro día en Balsaín y fue presenciada por S S JVt. publicamos oportunamente noticias telefónicas detalladas, que hoy se completan con la fotografía de la fiesta. RIMADA. G ACETILLA COPLAS D E L VIERNES Dicen, ¡oh, López Crimea! que está usted muy liberal, mas para que yo lo crea es preciso que lo vea, mi querido general. Piensa usted reñir con Roma, y acabar con la carcoma y en pañaks nada ricos, ha dado á luz cuatro chicos. ¡que ya es dar á luz bastante! La suerte, según prudent? reflexión que hizo á la gente el que llenaba el registro, es que afortunadamente no son hijos de ministro. Pues de venir niños tales en políticos pañales á este pais de las brevas, precisaban cuatro nuevas Direcciones generales. Aviso al loco de atar que se quiera suicidar, y que á la calle pensó su triste cuerpo en lanzar, que haga el favor de esperar á que haya pasado yo. sa formada por insultos al Ejército. Estoy curado de espanto; pero confieso que tan injusta calificación de mi articulo me produjo amargura; y enredándose las ideas no pude menos de pensar cuan injusta es también la fama que tengo entre muchos, muellísimos militares, de ser poco menos que un Hervo español. Algunas horas después, en las altas de la noche, leía en un libro viejo, de fines del siglo xvm; se titula Leonardo y Gertrudis; su autor es Pestalozzi, y es lo que hoy llamaríamos una novela sociológica. Trátase de una aldea de siervos alemanes presa de todos los prejuicios, de todas las debilidades, de todas las supersticiones que engendran la ignorancia y la miseria. En esta aldea había un sacerdote, del cuál dice el novelista: El buen pastor de Bonnal lamenta, impotente, tantos males; no domina ni á los hombres ni las cosas; más bien es sospechoso á f. Ve. EL ESTRENO DE ANOCHE TEATRO DE LA ZARZUELA. ESCENA PRIMERA DE LA OBRA EL DIABLO VERDEs que comercia con la fe... pero eso debe ser broma, ¿á que no se atreve usté... Dicen que sus opiniones sobre las Congregaciones son hacer que á la frontera enderecen los talones... ¡Caramba, es usté una fiera! Y dicen que usté imagina copiar en proyectos varios á nuestra nación vecina... ¡General, esa pamplina se la da usté á sus canarios. Una bella Kurda, celosa y bravia, ha herido al voluble sultán de Turquía, el cual se ha curado tomando amoníaco, pues fue de una Kurda tan rápido atraco. Una mujer muy campante, en la ciudad de Alicante Se ha puesto el baile de moda, y bailan hoy muy ufanos en toda Alemania, en toda, ministros y cortesanos... Si, como en otras naciones, aquí la costumbre anida, ver ailar á Romanone s será cosa divertida. Luis DE TAPIA Fot. ABC EL PASTOR DE BONNAL A I por Enero, en el período álgido de) pleito de las jurisdicciones, en la época en que la magistratura civil de Barcelona era acusada de flojeza, fue denunciado un artículo mío de La Publicidad. Creía ya enterrado el asunto, cuando hace dos días fui llamado á las Salesas á declarar en. exhorto expedido en cau- los aldeanos supersticiosos y rutinarios. Cuando les dice que no cree en las apariciones del diablo, temen ellos que atraiga sobre la aldea la venganza diabólica. Cuando á la cabecera de los moribundos no gasta el tiempo en vanas fórmulas de rezo mecánico, sino que atiende á penetrar el secreto profundo, la preocupación suprema del que va á morir, para hablarle en el sentido de su alma, se le toma por un incapaz, ó por un indiferente, ó por un impío. Pero él cuenta siempre con la fuerza secreta del bien, que sabrá encontrar su camino. Y aquí dejé de leer y volvieron á mi imaginación las cavilaciones de la mañana, porque en mi labor de publicista puedo aplicarme la descripción pestalozziana del pastor de Bonnal, y que Dios me perdone la inmodestia, si la hubiera Yo también vengo hace muelos años lamentando, impotente, los males que aquejan al Ejército; pero sin dominio sobre nada, sólo he