Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H MADRID, n D B NUM. 638. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. ochavos, que con más ó menos presión sacará el Estado á las municipalidades. Maestros los habrá de sobra; pero maestros buenos, que sepan enseñar... ahí está la dificultad mayor. ce del cual tanto se había hablado. Bien que los analfabetos aprendan lo que La eficacia de tronar contra los duelos es evi- para su desgracia ignoran; pero que los alfadente. De esta vez se acabaron los encuentros betos sepan algo más. La organización de la personales. Ayer se verificó uno. S habla de enseñanza, éste es el problema. De ser buena otro para hoy ó mañana. Nada puede decirse á ser mala hay más diferencia que la que enaún del de pasado mañana, ni de los sucesivos. vuelve la simple comparación. Hay una difeEl Ayuntamiento debió celebrar sesión para: rencia que implica la ineficacia de todo un sisdiscutir los presupuestos del Ensanche. Se re- tenia y la esterilidad de todo un sacrificio. unió el Concejo, abrió la sesión y la cerró en Obsérvese lo que ocurre en la segunda enseseguida, porque había algunos concejales que ñanza de nuestros Institutos. En primer térpor veranear no se habían enterado del asunto mino, la adquisición de libros por los estudianque iban á discutir. Es un caso nuevo el de tes constituye una explotación para los catequerer conocer lo que va á discutirse y apro- dráticos. Muchos profesores, antes de constibarse. Por lo menos no es español ni madri- tuirse maestros del aula, se han constituido leño, y mucho menos edilesco. comerciantes. Estudia el joven un año, y otro, Se observaron indicios de huelga entre al- y cuatro, y seis, y cuando sale bachiller, ha ouna gente trabajadora y hubo cabildeo de co- cursado muchas asignaturas y no sabe palabra misiones de pairónos aparejadores en el Go- de nada. Ha aprobado el latín y no sabe para bierno civil. Hacía tiempo que no se hablaba qué le sirve. Ha obtenido notas en francés y de huelgas y había ya quienes las echaban de no sabe ni saludar en ese idioma. menos, porque para todo hay humor. Si esto ocurre con la segunda enseñanza y La temperatura fue para abajo, haciendo en centros establecidos en localidades donde temblar á los que creen en profecías ministe- la cultura es mayor y donde la afluencia de riales y en vaticinios meteorológicos de los que otros maestros puede sepvir de estímulo para anuncian que va ser el invierno próximo tan hacer más minuciosa la instrucción, jqué ocurrirá con la enseñanza primaria en los pequeños frío como caluroso ha sido el verano, lo cual lugares donde el maestro, mal retribuido, duees irn consuelo. De política, nada nuevo. Los ministros si- ño absoluto de su acción, sin estímulo ni rivalidad, ha de difundir rutinariamente los merguen diciendo que estamos como en la Gloria. mados conocimientos, la escasa luz que él reY ellos como en el Limbo. Por ¡a noche dos novedades teatrales: inau- cibió? guración de la temporada en Lara, que ofreHe aquí por qué tan necesario como hacer ce este año los mismos atractivos de tempo- buenas escuelas es hacer buenos maestros, -y radas ante iores, ¡ah! y la senaduría vitalicia tan útil como extender la instrucción pública de D Cándido, y estreno de El diablo verde es organizaría para que no resulte un lamentai n la Zarzuela, con éxño mediano, y eso que, ble remedo de lo qué debe ser. dadas las corrientes y gustos que dominan, A ese fin hay que encaminar todos los escon lo de verde tenía bastante para conquistar fuerzos, y mientras en lo existente no se sienta á ¡os morenos. la acción purificadora de una reforma eficaz, no será fácil despertar confianza en la eficacia de lo que se quiere crear para el porvenir. OCTBRE. DE 1906. NÚMERO EXTRA. ÍO CÉNTIMOS) B vidad radicalísima. Y al mismo tiempo resultaría desagradable paira el partido. Ya tuvo un jefe accidental- -Montero Ríos- -conservad entre esiufas, y no le conviene tener el segundo. Necesita un poco de juventud... ¡Oh, juventad, primavera de la vida! -que diio d otro... Todas, estas cosas las dicen los mismos libe rales. Yo me limito á contarlas con la mejor letra de que dispongo, Pero el general no quiere dejarse convencer. Asegura que su Gobierno ha hecho muchas cosas en los tres meses que tiene de edad, y que guarda en cartera un montón de proyectos y de reformas inmejorables. Eso sin contar con la unión de todos los elementos del partido, obra suya exclusivamente, de la cual se muestra satisfechísimo. Y su salud es buena. Y se encuentra coa bastantes fuerzas físicas, químicas y morales para seguir gobernando. No se da por aburrido y aspira á la piolosigación de su jefatura accidental; es decir, á la permanencia en su puesto. ¡Vaya! Ayer precisamente ha remitido al ministro de Hacienda el presupuesto dt Guerra, cuyo ministerio desempeña tarabién accidentalmente. Y ha incluido en dicho presupuesto todos los gastos movibles, para que rijan un quinquenio... Lo cual quiere decir que sueña con ser Presidente un quinquenio, ó tal vez dos, tres, cuatro... j Adiós, Maura! -Gil. MADRID AL DÍA la mañana temprano, que Porcomentarse todo el día, paraverificópudiese se el lan- J ...en ígneas letras allá sobre los cielos esplendentes, el nombie escrito está de Zaragoza, y el de Numancia allí, y el de Sagunto Mil siglos volarán sobre sus ruin. is; monráa astros, finaran irapeuos; cierno, empero, su renombre y gloria durará á par del mundo su memoi a MARTÍNEZ DE LA ROSA. ALGO SOBRE ENSEÑANZA. áblase estos días de enseñanza pública con ocasión de estar confeccionando el Gobierno ¡os próximos presupuestos y mermarse en ellos, obedeciendo á la consigna de la nivelación, los aumentos solicitados para atender á la difusión de la enseñanza. Eso del analfabetismo nos llega al alma. Fodo esfuerzo que tienda á remediar ese mal que corroe á España inspira simpatías. Cierto; es indispensable llevar la escuela á todos los rincones de! país; pero es preciso. llevarla en condiciones tales, que si sirve de salud para el espíritu, no sirva de ruina para el cuerpo, como ocurre en muchas poblaciones donde la instalación de la enseñanza pública ofrece las condiciones antihigiénicas del más inmundo muladar. Esto se dice y es exacto; pero no es menos cierto que tanto ó más que á la organización material de la escuela hay que atender á la organización moral. Analfabetos no han de faltar á la enseñanza, puesto que ésta puede hacerse obligatoria con una disposición, ó casi obligatoria por medios que estimulen al joven á aprender y á los padres á que hagan estudiar á sus hijos. Escuelas tampoco faltarán mejor ó peor instaladas, porque es cuestión de Un pueblo heroico y un sabio consumado se hacen admirables hasia en sus mismos extravíos. Cuantos sientan arder en su seno el fuego POLÍTICA que inspira el amor dulce de la patria y la idea grata de sostener su independencia, tienen que p i L P R E S I D E N T E Aseguran a l g u n o s experimentar vehementes sensaciones ante los -informadores políti- singulares acontecimientos del sitio de Zaragoza, epopeya moderna nacional y gloriosa que cos que los liberales se han echado á buscar un conocen todos los españoles y á la que es muy Presidente para el Conseja de ministros. Pero ¿y el que tenemos... ¿Va á presentar justo tributar un recuerdo en este día en que la dimisión? -preguntarán muchas espectado- la Iglesia conmemora la festividad de la Virgen del Pilar; pues si la religión tiene sus santos y res, asombrados. No; no va á presentar la dimisión... ¡Es sus mártires, el patriotismo tiene sus genios y que no sirve, según dicen los propios libera- sus héroes, dignos también de alabanza, por lo que creo cumplir como sacerdote y escutor les! Nada hizo en los tres meses que lleva disfrutando el Poder, ni ha hecho tampoco nada católico un piadoso deber con este recuerdo. El sitio de Zaragoza lo hart descrito intereque nos autorice á esperar el cumplimiento del famoso programa. Y, como es natural, no pue- santes plumas, y cien lenguas han publicado sus de continuar en su puesto. Aunque parece ex- incomparables proezas; y nosotros, dando tretraño, los hombres políticos se gastan más guas á ¡as muchas consideraciones históricas cuanto menos se usan; lo contrario que ocu- que se agolpan á nuestra mente y que atestiguan la fama y la gloria que hace, á la par de rre con todos los seres de la creación. El general, por otra parte, está algo delica- la de Numancia, imperecedera á aquella ciudad, siguiendo á los antiguos egipcios, que do de salud y es posible que no pueda resistir las tareas á que le obliga el cargo en cuanto sólo juzgaban las épocas después que desaparecían y se apagaban las pasiones que ofuscan empiecen los primeros fríos. El invierno es poco piadoso con los ancianos y suele mostrar- la clara luz de la verdad, habremos de compase demasiado severo con los tardíos brotes de rar á la capital aragonesa con la piedrecita deslos árboles y de los programas democráticos... prendida de la montaña, que derribó la estatua Sería también muy duro obligarle al Presi- de Nabucodonosor, porque ésta- -que era di oro- -tenía los pies de barro quebradizo. dente á resistir ¡as inclemencias del tiempo y del espacio reducido en que se mueve su actiEl sagrado suelo de la patria vióse hollado RECREATIVA