Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 9 DE OCTUBRE DE 1906, PAG. 5. JEDICJON Eí secretario de estudios, Sr. Celadla, leyó na bien escrita Memoria relacionada con los trabajos deJ Centro y con las nuevas orientaciones que puede darse á la enseñanza, en relación con los adelantos modernos. El auditorio pcemió con merecidos aplausos la labor del Sr. Celada. También leyeron otros trabajos la profesoW, Srta. Juiia Paredes, y, el Sr. Balbín de Unquera, poniendo fin al acto con un elocuente discurso el Sr. Suárez Inclán, presidente del Centra. que desembolsar 600.000 francos, y negocio hecho. La isla que se vende es la de Lundy, en el canal de Bristol, de la que recientemente se habló con motivo del naufragio del acorazado Monlagu. -La adquisición de la isla da i su propietario derechos de. soberanía absoluta, sin contribuciones, ni gabelas de ninguna clase al Estado, esto es, limpia de polvo y paja. Lo que se llama una ganguita. Lundy fue, durante el feudalismo, propiedad de a familia Marisco, después perteneció á los Templarios, más tarde sirvió de refugio á piratas y contrabandistas y, últimamente, desde el siglo décimo séptimo, de la pertenencia La enfermedad que aquejaba á la marquesa de diversos favoritos de la Corona. ae Arenales ha tenido un funesto desenlace. Hoy la Administración inglesa- -que es la Anoche falleció tan ilustre dama, que por su que da razón y entregará las llaves- -ha decivirtud y bondadoso corazón era tan estimada dido ponerla á la venta, gozando su dueño de n la sociedad aristocrática madrileña. todos los privilegios anejos á la posesión. A sax distinguida familia acompañamos en su Pero á pesar de las magníficas condiciones dolor. en que la Administración inglesa la ofrece, la rían regresado á Madrid los marqueses de isla sigue todavía con papeles puestos, sin que nadie levante el alquila. Todavía están ustedes Bayamo. á tiempo. Y más vale ser rey por un precio En Noviembre se verificará la boda de la módico, disfrutando de Una isla en buenas Srta. Jesusa O rain con nuestro distinguido condiciones, que tener un hotelito en Pozueamigo y compañero en la Prensa D. Francis- fo. -XXX. co Orfila dose toros de Carriquirí, Várela y Miuea re pectivamente. Tomarán parte como espadas, Fuentes, elt las tres tardes; Quinito, en dos, y Cocherito y Pepeie, en una corrida cada uno. En la corrida del comercio tomará parte ef diestro Jffachaqutfo DON S 1 LVERIO LAS PALOMAS ector, quiero acudir en tu socorro. Quiero acallar una terrible sospecha que empieza á interrogarte desde tu corazón sentimental... Yo sé que en estas alegres y apacibles tardes otoñales gustas de los paseos solitarios por entre las lejanas arboledas que precintan los ámbitos de la ciudad. Lejos del mundo y de su ruido impertinente, gozas allí de la infinita calma de las cosas, y sientes un vago anhelo de perderte en la inmensidad que te rodea. Y hasta tus más puros deseos, y tus más candidas ilusiones, dejan de atormentarte, como si qui sieran ajastar su marcha al sosegado ritmo de la vida universal que sien- tes palpitar por todas partes... Entonces elevas tus ojos enternecido; que se pierden en el intenso azul de los cielos. Y entonces también una terrible sospecha empieza á interrogarte desde tu corazón sentimental... Yo sé lo que buscas. Yo sé lo que te falta... ¡Echas de menos esas palomas blancas que viste pasar tantas veces, ya en rápidas bandadas, quizá en parejas tiernas, acaso susurrando el monólogo de sus ternuras! No. No las verás en algún tiempo cruzar los aires en raudo vuelo, porque no manchará la pureza del ambiente la Jeve espuma de sus alas. Para librarlas de los peligros de su libertad, la prudente ley de caza dispone tener cerrados los palomares hasta el día 3o de Noviembre. Ya tienes acallada tu sospecha. Tal vez tu espíritu se sienta subversivo, y aspire á la reconquista d? la edad ¿O ada, porque no encuentre justo que se prive á los seres del uso y del disfrute de su voluntad. Pensarás tal vez que las palomas no han intervenido parí nada en la promulgación de esas disposiciones arbitrarias, y creerás que las aves, consideradas en su aspecto legal, no se diferencian de los hombres tanto como se cree generalmente (Que al fin y al cabo, las palomas, como los ciudadanos, tienen que someterse á leyes que no aprobaron, ni para cuya sanción se les pidió su voto... M a s bien pronto comprenderás lo erróneo de tus juicios, cuando consideres que no se permite á las; palomas salir por sos campos, precisamente para librarlas del enojo de los labradores. jQuién se atreve á dudar del cariño paternal de las leyes? Parece ser que las palomas gustan de nun dir su pico en la humedad de los surcos recién cubiertos, buscando allí las semillas tiernas, en las que puso el labrador sus cuidados y sus amores. Y para evitar los daños que pudieran producir en las sementeras, se las condena á forzosa reclusión, hasta que broten las verdes cañas y los granos se hayan agarrado con fiterí za á la madre tierra... ¿Qué especie de nraldición persigue a todos los deseos ie los seres? ¿Qué fatalidad acompaña á los más insignificantes actos de la vida! ¡Pero está escrito que nadie, fvi siquiera las dulces palomas, puedan realizar una ilusión sin causar un daño... Para evitarlos, se esgrimen todas las armas, y ¡ay del que no las tiene para emplearlas en su defensa... i El hombre, por su parte, ama á las palomas, las dedica los nombres más dulces, las considera como seres puros y las admira como símbolos tiernos... pero en cuanto intentan llevarse un solo grano de su sementera, las persigue y las mata sin piedad... ¡No es capaz de respetar ni aún á la paloma del arca! ANTONIO PALOMERO DE SOCIEDAD Han regresado á Madrid: de San Sebastián, los señores de Díaz y sus bellas hijas. De San Saturnino, los duques de la Conquista, y de Biarritz, el marqués de Santa Cruz. Se encuentra en París Ja señora de Bosch y Labrús con su bellísima hija Leticia. INFORMES TAURINOS j I diestro Antonio Montes. Ayer marchó á París, de paso para Méjico, el matador de toros Antonio Montes, La condesa viuda de Santa Coloma y los ventajosamente contratado para ocho corridas marqueses de la Mesa de Asta, han llegado a y ur. beneficio por la nueva Empresa S. ArEl Toreo Madrid procedentes de San Sebastián. Montes embarcará el día 17 en Cherbufgo, nuestro sentido pésame á D Jaime para Nueva- York y debutará en Méjico el doTur, distinguido compañero en la Prensa, por mingo, día 4 del próximo Noviembre. el fallecimiento de su joven esposa doña Ade Este año no puede tener queja de su suerte taida Muñiz. el diestro de Triana. Contrató 47 corridas, de las cuales toreó 38 en las Plazas siguientes: Cuatro, en Sevilla; tres, en San Sebastián; tres, en Salamanca; tres, en Valladolid; tres, en Malaga; dos, en Madrid; dos, en Alicante; A ¡rededor del mando. Se ha fijado para uno de estos días la dos, en Cáceres; dosí en Burgos, y una en partida del intrépido Jack Soudon, uno de los cada una de las Plazas de Badajoz, Bayona, más p opalares escritores de los Estados Uni- Bezieres, Bilbao, Granada, Jere z, Lisboa, San dos, para realizar un viaje alrededor del mun- Roque, Pamplona, Plasencia, Talavera, Toro, do en na barca de unos 15 m ros de longi- Tudela y Vitoria. Dejó de torear, por diferentes causas, dos tud. Jacfc Soudon- no lleva equipaje ninguno; pero, en cambio, viaja con su esposa y un tío corridas en Sevilla, dos y la media de prueba de su majer, que ya cuenta sesenta años de en Pamplona, dos en Algeciras y una en las edad, y que, por lo visto, está dispuesto á plazas de Bilbao y Ubeda. todo. En las corridas t toreadas es oquco 97 toros, pertenecientes á las ganaderías que siguen: Jack Soudon saldrá de San Francisco recorriendo el primer trayecto hasta Hawai, des- Muruves, nueve; Saltillos, siete; Romero, siepués Australia, Filipinas, Japón, Corea, Chi- te; Veraguas, siete; Otaolas, seis; Miuras, cinna, India, y por el Mar Rojo y el Mediterrá- co; Anastasio Martín, cinco; Biencinto, cinco; neo entrará en Europa, siguiendo por los ma- Muriel, cinco; Mazpule, cuatro; Gómez, cuares Negro y Báltico, cruzando el Atlántico á tro; Moreno Santamaría, tres; Benjameas, tres; Vicente Martínez, tres; Cámara, tres; Nueva York y San Francisco. La diminuta embarcación aunque es ávela, Salas, tres; Guadalest, tres; Carreros, tres; lleva una pequeña máquina de vapor para los Alaiza, tres; Pérez de la Concha, dos; Santa momentos excepcionales, cuando el mar, por Coloma, dos; Cellón, dos, y uno de cada una su excesivo oleaje ó por su demasiada calma, de las ganaderías de Concha y Sierra, Urcola dificulte la navegación, y también- para poder y Palha. Para el año próximo ya tiene firmadas varias remontar eJ cuiso de algunos ríos, como- el contratas, y en Madrid dícese que es casi seNslo, Jna revista americana ya na contratado la guro que figure entre los matadores del abono. Ahora le deseamos feliz viaje y una tempopublicación exclusiva de las crónicas que de rada lucida y provechosa en las Plazas de allentan aventurado viaje escriba Jacfc Soudon. de los mares. -Con. Montes van á Méjico los picadores 1 1 na isla en venta. Salsoso y Mazzanlini y los banderilleros Wan Ya saben ustedes que el baúl mundo se vende, ó no se vende, que hay de todo; pero quito y Calderón, á quienes deseamos la misma lo que no podían sospechar es ue una ista se buena suerte que al aplaudido espada de Triana. EKiáiera. adquirir lo mismo. El que qtciera satisfacer el eaprichito, y ser aragoza. rey por poca dinero, relativamente, para las Las corridas de feria del Pilar se celebraquiebras, que hoy tiene ese oficio, no tieae más rán los días i 3 u v i5 dd corriente, lidian- MAPAMUNDI z