Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S AÑO CUATRO. E NUM. 635. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. jjE MADRID, 9 DE OCTBRE. DE 1906. NÚMERO EXTRA lo C É N T I M O S rados, que 10 que hace falta no es reorganizarlos ni reformarlos, sino comenzar de nuevo el replanteo de su organización sobre bases de economías y de fecundo aprovechamiento. Y eso es lo que los ministros de Hacienda deben perseguir con todo empeño ylcon las energías todas de sus conocimientos financieros, exigiendo de un modo formal y categórico que cada petición de aumento de gastos venga acompañada de la demostración de sus ventajas, del beneficio que su aplicación habría de reportar, del plan completo y de la exposición detallada de la reorganización de servicios que supone el pretendido recargo. No se pueden, no se deben cerrar las puertas al mejoramiento (departamental que lleven consigo un progreso evidente, pero deben rechazarse en absoluto los aumentos que no estén justificados por modo previo y cuya aplicación, no esté práctica y técnicamente reconocida. Además, y desde el punto de vista político, el partido liberal no puede hacer renuncia de sus obligaciones de iniciar resueltamente la reorganización de los servicios públicos, como único medio de que el país pueda vivir al fin vida moderna. EL DÍA DE HOY Santos Dionisio Areopagita, obispo; Rústico, presbítero, y Eleutcrio, diácono, y Santa Atanasia. -La misa y oficio divino son d s San. Dionisio y compañeros mártires, con rito semidobía y color rojo, ó negro de difuntos -Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en la iglesia de San Francisco de Borja. -Visita de la Corte de María: Nuestra Señora del Rosario, en las Catalinas, en el Olivar, en San losé y en San Martín, Tiempo probable: Despejado. -Otoño hasta el 21 de Diciembre, que empieza el invierno. -Temperatura de ayer: Máxima, 2 grados Mínima, J I. -Duración del día: 31 horas y 2 minutos, disminuyendo durante la semana un unuto por la mañana y otro por la tarde -Entierros: El de doña Carmen Hermida y Mella, á las 3i ez de la mañana, desde la calíe de San Andrés, 34, á la Üac nuntal de San Lorenzo INFORMACIÓN POLÍTICA 1 LOS PRESUPUESTOS Sr. Navarro ha sostenido y sosE! sus compañerosReverter enérgicaá propósito tiene aún estos días discusión con de Gabinete, de los aumentos departamentales propuestos para el futuro presupuesto por la mayoría de los ministros. El ministro de Hacienda, que al principio se negaba terminantemente á aceptar ni un solo gasto nuevo que disminuyese la cifra del superávit, que a ptiori había establecido para cerrar su proyecto, parece estar dispuesto á transigir con los aumentos que el Consejo de ministros estime necesarios é ineludibles, A. primera vista, el propósito del Sr. Navarro Reverter no puede ser más loable. Entre cerrar un presupuesto cualquiera con déficit seguro, á saldarle con superávit probable, la elección no es dudosa. A primera vista, tampoco pueden ser mas Soables ios intentos de todos y cada uno de los ministros para dotar más espléndidamente el presupuesto de sus respectivos departamentos. Pero ni es posible conciliar el propósito de Un ministro de Hacienda obstinado en ostentar un superávit de ingresos en su cálculo presupueste! con el deseo de aumentar los crecientes gastos de cada ministerio, ni es posible tampoco persistir en un régimen económico que á raíz de nuestros desastres coloniales estaba justificado, pero que urge ya substituir. Probada como está la potencia contributiva del país, el problema económico de España queda limitado á una distribución hábil de los ingresos aparejada con la disminución de derroches estériles y con el fomento de las fuerzas vivas del país. No es la presente ocasión para que se íe pidan á un ministro de Hacienda sortilegios de arbitrista, sino prudencias del hacendista. Que importa mucho que el dinero recaudado se gaste con tino y aprovechamiento. Cl sostén de un superávit escrito á todo trance, de un superávit que á veces, según frase de un ilustre hacendista, sólo es un fenómeno quimérico de la contabilidad... no puede ser base de una política económica fecunda. Lo que importa es que con superávit ó con la simple nivelación de gastos é ingresos, sin que sobre ni falte una peseta, se reduzcan los gastos de administración y se reorganicen los servicios, todos los servicios públicos para que produzcan lo que deben producir sin fatiga inútil para el contribuyente. ÍSastamos en administrarnos un tanto por Ciento inverosímil y nuestros servicios dejan en cambio tanto que desear, tanto de producir. Cíue podría decirse sin pecar de exajera- Persona conocedora de la situación y con motivos suficientes para juzgar de las interioridades del Gobierno, decíanos ayer, contestando i ¡preguntas nuestras: El Gobierno va á las Cortes, no íes quepa á ustedes duda. Hay decidido propósito en al ¡tas esferas de que las crisis ministeriales sean en lo sucesivo y en k posible, parlamentarias. La próxima crisis será, pues, parlamentaria y sur gira en las primeras sesiones. I De esto están convencidos los propios m ¡inistros, y no digo que el Presidente, porque este tbuen señor no piensa más que en ir tirando, y ¡la reserva que por benevolencia guardan con él los personajes que pueden hacerle sombra, la interpreta él como adhesión incondicional. Por eso su argumento magno ante los apremios de algunos ministros suele ser éste: No se apuren ustedes. Tengan calma. Todo nos es favorable. ¡Tenemos asegurado el Poder para I rato! Ya ven ustedes que Montero Ríos, CV nalejas y Moret nos brindan su docilidad Pero los ministros saben cómo piensan Mo ¡ret, Canalejas y Montero Ríos; conocen el esDesde boy ocupará el cargo de Subdi- Itado del partido, y tampoco ignoran lo que les rector de este periódico el que b a s t a espera en las Cortes; verdad es que algo de esa aquí b a sido redactor- jefe D. Ángel Ma- generosa benevolencia de que he hablado antes, r í a Castell, pasando á desempeñar este ¡les induce á no contrariar al Presidente y á se puesto el redactor D. Sixto Pérez Rojas. guir apurando la conmiseración ajena. p? L GOBIERNO PERFIL DEL DÍA O angrienta jornada la de ayerl Otro nudo gordiano que se deshace á tiros; jdos reyertas motivadas, una por el juego y otra por el vino, que acaban, para hacer la apología de las recientes disposiciones contra el uso de armas, á tiros y á navajadas, y, finalmente, una corrida de toros al aire libre, con cornadas, muertos, heridos y pánico general. Los devotos de la ¡fiesta taurina dirán que para ver toros bravos y que traigan lo suyo en la cabeza, no hay que ir á la Plaza de la Diputación usufructuada por Niembro; basta con ir á la Ronda de Toledo. Los propios devotos y los que no lo son deberán, después de llorar las desgracias de ayer, dar las gracias al Todopoderoso porque éstas no han sido más. Pudieron ser más, no tanto por la fiereza del cornúpeto desmandado, sino por el tiroteo que armó nuestra ínclita policía, de cuyo arrojo puede dar testimonio la fotografía, que no miente, que no puede mentir; y más adelante encontrará el lector el grabado del toro muerto y rodeada de celosos guardias, sable en mano, como el. diestro que limpia su acero después de haber dado muerte con él á la fiera sobre la candente arena. No hay más sino que á la de ayer no la mató el acero. La acabó el plomo. i Por lo demás, claro se ve que es Bueno confiarse á la puntería y prodigalidad de nuestros Argos, á la previsión de nuestras autoridades, que en punto á la conducción de ganado bravo por las vías de mucho tránsito, lo fían todo á la pericia taurina de los transeúntes y... por si acaso, en primer término y sobre todos los términos, á la Divina Providencia, cuya protección no nos falte por los siglos de los siglos. I 1 4 DS MINISTROS Hay que reconocer i en algunos buenos propósitos. Su esperanza está en un próximo I cambio de Presidente para desarrollar sus ideas (confían, claro es, en que seguirán en sus puestos) algunas de las cuales están ya desarrollaidas en cuartillas que pueden ser leídas en la tribuna del Congreso ó llevadas á las cajas tipográficas de la Gaceta. Unas han hallado ocaisión de ver la publicidad, y otras han tenido que volver á la mesa donde se escribieron, porque al Presidente le asusta todo lo que pueda restar benevolencias ó motivar principio de enojo en los elementos cuya pasividad necesita para ir tirando i Ejemplo de este caso: un estudio ó Memo. ría que el ministro de Fomento mandó hacer para dar cuenta pública y solemne del estado en que se halla la construcción de caminos vecinales, canales, pantanos, etc. lo que se ha hecho, lo que no se ha hecho, lo aue se hí gastado, lo que hay que gastar. Ejemplo de aquel otro caso; el discurso de! ministro de Instrucción Pública en la apertura del curso académico, demostración de una feliz iniciativa; pero prueba también de lo prudente que juzgaba el Sr. Jimeno aprovechar una ocasión para hacer ver que si se va deja algo, que no es un ministro anodino, que tiene ideas propias y útiles... Cuando ideó su discurso, I debió pensar que acaso no llegaría momentc de llevar como ministro esas ideas á las Cí maras. EI ministro de la Gobernación, alter ego dei Presidente, harto que hacer ha tenido con leer cartas apremiantes y escuchar consejos expresivos de salientes elementos, que, al dirigirse á él, practicaban el procedimiento de á ti te la i digo, Dávila; entiéndelo tú, López Domínguez Pero su adhesión al general- ¡esa si que es incondicional? -no le permite ver más