Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 7 DE OCTUBRE DE 1906. PAG. 9. EDICIÓN i. INFORMES TAURINOS La novillada de áhoy. cuatro, se celebrará en Esta tarde, las el circo taurino madrileño una corrida de novillos, estoqueando tres reses de Veragua y tres de Pérez de la Concha los espadas Plaíertio, Chiquito de Begoña y Negrete. extraordinarias. Más La empresa madrileña proyecta dos corridas de toros, la primera de las cuales pretende celebrarla el próximo domingo, día 14, lidiando Quinito y Machaquilo, y acaso otro tercer matador, seis toros de Veragua. La segunda corrida se quiere que sea de Beneficencia y la patrocina el gobernador civil, Sr. Alba. A esta corrida serán invitados SS. M M y se asegura que la señora marquesa de Squiiache, cuyos sentimientos caritativos son inagotables, se ha ofrecido á vender entre las damas de la aristocracia los palcos. La corrida será de ocho ó nueve toros de ganadería andaluza, y como espadas quiérese que figuren Quimlo, Fuentes, Machaquito y probablemente f egaterín. Guadaiajara. día 16 se verificara una coEl próximo rrida de toros, en la que estoquearán Machaquito y otro espada aún no designado en sustitución del madrileño Mazzaniinito. Habrá trenes especiales de ida y vuelta. en Madrid. L a temporada i5 de Marzo, Desde el día en que se celebró la primera corrida de toros en honor de los reyes de Portugal, hasta el pasado jueves, 4 de Octubre, se han jugado en nuestro circo taurino 24 corridas de toros, incluyendo las extraordinarias, la de Beneficencia, la de la Prensa y la regia. En ellas han sido estoqueados 153 toros, pertenecientes á las ganaderías que siguen por el orden de las que mayor número de toros han facilitado: De Saltillo, 18; Benjumea, 18; Veragua, J 5; Castellones, 14; Míura, 11; Santamaría, 11; Olea, 10; Muruve, nueve; Pablo Romero, nueve; Hernández, siete; Otaola, seis; Várela, seis; Valle, seis; Concha y Sierra, cinco; Urcola, cuatro; Gómez, dos, y Anastasio Martín y Pérez de la Concha un toro cada uno. Los matadores que han tomado parte en esas corridas y el número de toros aue han estoqueado, son: Quinito, ha toreado cinco corridas, estoqueando 13 toros; Fuentes, nueve corridas, matando 20 toros; Algabeño, seis y 14; Montes, dos y cuatro; Bombita, 12 y 25; Lagartijo, cinco y 1 Machaquito, 3 y 27; Mazzaniinito, cinco y ocho; Rpgaterín, siete y 11; Gallito, dos y siete; Minuto, dos y tres; Bienvenida, dos tres; Lagartijillo, dos y cuatro; Pepete, dos y cuatro, y Cocherito, una y uno. De los ganaderos, los que se han llevado las palmas han sido Pablo Romero, Muruve y Benjumea, y de los matadores, el que ha hecho más completa la temporada ha sido Machaquito. DON S 1 LVER 1O NO ES BUEN SASTRE EL QUE NO CONOCE EL PAÑO ROMANCHES. AL FIN VOY A SENTARLE LAS COSTURAS... ¡CHICO, TRÁETE LA OTRA PLANCHAI ÍDe Gedeón. der de las cantidades anticipadas á Abd- elAzziz por el Banco de Estado marroquí. Asimismo se negarán á conceder la disminución pedida de varios derechos de exportación. MAPAMUNDI 1 os alemanes tienen la leyenda de ser los que comen más en este viejo mundo y en el nuevo. Un berlinés ha declarado á un periodista amigo que sólo envidia á quien pueda comer más que él Y á este propósito, realmente envidiable para los que padecen de inapetencia, citaba un caso que le había producido tremenda rabia, por no haber sido él actor del suceso. Un caballero entró en un restaurant de París y pidió al mozo sirviese en su mesa tres raciones de chuletas con patatas y tres de (angosta. -Me avisará usted cuando esté ¡isto. El camarero puso en la mesa los tres cubiertos. Cuando el parroquiano advierte la operación, le dice al camarero: -Retire usted los dos cubiertos. ¿Los otros no vienen? -pregunta el mozo. ¿CONFLICTO EN MARRUECOS? POR TELÉGRAFO I ondres, 6, 8 n. Se asegura que los dele gados del Sultán se niegan á dar en garantía la recaudación de Aduanas para respon- -jPero si soy yo sólo! -dice casi ofendido el monstruo! ¡Yo no he dicho nada de invitados! Y se comió tranquilamente las ¡seisl raciones. Otra anécdota también comestible que el Heliogábalo contó al periodista: La escena ocurre entre una criada alemana y un inglés. Antes de ajustar sus servicios, naturalmente, la pidió condiciones. -Me levantaré- -dice la Vnta- -á las seis, todos los días. ¿Tan pronto? -Sí, poraue es la hora de m. pumer des ayuno. ¡Ah! -dice el inglés. -Sí, me dará usted café con leche, pan y manteca. Luego trabajaré hasta las ocho y media. A esa hora acostumbro á comer una lonchita de jamón y un vaso de cerveza. A las diez y media, sin embargo, tomaré otra taza de café con el pan sobrante del primer desayuno. A la una, me gusta almorzar menestra, carne, verdura, café y cerveza. A las cuatro, una meriendita, cualquier cosa, un poco de queso, café y pan. A las seis, un pedacito de salchicha. A las ocho, la hora de la cena, ras