Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EG 1 CIÑAL DE BREH APLICACIONES PRACTICAS Para! EL JABÓN BE BREA, marca L a Gir a l d a no tiene rival ni sustituto para la limpieza del cuerpo. El. cutis adquiere con su empleo frescura, suavidad y transp a r e n c i a evitándose los sabañones y las grietas en la cara y manos. Es el mejor producto que existe p a r a conservar y realzar la bellez a. -w TM. Lavando eontel JAB 0 N B E BREA á los niños, se les preservase las jíS rí; icioiies, sarpullidos, costra láctea y demá 3 padecimientos análogos, tan frecuentes en la infancia. Para desinfectar la piel Eli JABÓN B E B R E A marca L a Gir a l d a es de un uso indispensable á todas las personas que estén al cuidado de un enfermo ó en contacto directo con un foco de contagio. Por sus altas cualidades d e s i n f e c t a n t e s la piel queda perfectamente i n m u n i z a d a de los gérmenes que son causa de graves y temidas do lencias. Para curar las enfermedades cutáneas gara lavar la cabeza Eli JABÓN BE BREA, marca La (xiraMa, debe ser usado diariamente jor los niños y las personas amenazadas de una calvicie prematura. Con su empleo desaparece la caspa y se impide la caída del cabello. Laeficaeia del JABÓN E BREA está demostrada por penetrar en el cuero cabelludo, haciendo desaparecer las causas que impiden la circulación de la savia que lortalece á la raíz. EL JABÓN BE BREA, marca L a Gir a l d a no sólo es un eficaz preservativo, evitándose con su uso las m a n c h a s de l a piel, sean ó no herpétieas, los g r a n o s sarpullidos y las demás enfermedades cutáneas que tanto molestan y afean, sino que á la vez posee propiedades curativas de primer orden para desterraren poco tiempo las citadas dolencias. BREA, marca L a Criralda, purifica el aliento y hermoséala dentadura, evitando las caries, el sar r o y las enfermedades dentales que tienen por origen el usó del tabaco. Para emplearlo basta frotar el cepillo, humedecido con una poca de agua, sobra la pastilla y pasarlo seguidamen te. ala boca, en dond e üe forma un liquido espumoso que penetra en todos los huecos de la dentadura, sin alterar su esmalte, resultado que nunca ha podido obtenerse con los polvos y pasta dentífricos, que por limpiar r a s p a n d o concluven por destruirlo, Para limpiar la dentadura EL JABÓJí B E v Para afeitarse E L JABÓN I B BREA marca L a Giralda, es el mejor producto paÉe afeitarse Sus altas cualidades balsámicas, que no posee ningún otro jabón perfumado, lejíacen irreemplazable para este uso. No jiieina ni es CMecejamas, por delicado que se tenga el cutis, ablanda la barba y evita la sa lida de los foarri líos y granos. De venta en las principales Farmacias, Droguerías y Perfumerías de España, Uítramar y Extranjero. Precio: 3 PESETAS LA CAJA con tres pastillas 36 BIBLIOTECA DE A B C LOS SECRETOS DEL, DOCTOR SÍNTESIS 233 El ex segundo del Tagalo, el vaporcito perdido en el Estrecho de Torres, qife había vivido mucho tiempo entre los chinos, afectaba hacia ellos el mayor desprecio, y hablaba violentamente de su animadversión hacia los blancos y de sus instintos de traición, de robo y de piratería. Como no tenía ocupación á bordo, y la inacción le aburría, tomó la costumbre de acompañar á las rondas encargadas de inspeccionar los lugares en que estaban encerrados los coolies, examinando las verjas, comprobando la puntería de los cañones Hotchkiss y de las ametralladoras, y bromeando en puro chino con aquellos infelices que parecían reconocer en él á algún visitante de los barracones de Macao, Hombre de nacionalidad dudosa, políglota como aquel á quien las necesidades de su profesión le han hecho asimilarse todos los idiomas, pronunciaba el francés con ligero acento alemán, el inglés con entonaciones de meridional, y el holandés como en propia lengua. Conocía el chino y lo hablaba con tal perfección que los cooh es se asombraban de oírselo hablar como pocos hombres blancos llegan á hablarlo. Su compañero de infortunio, el maquinista, a, en apariencia al menos, un subalterno sin importancia, de origen americano. Bebía mucho, masticaba tabaco y buscaba constantemente trocitos de madera para cortarlos con su bowie- knife. Eligió sitio entre la maestranza é iba de vez en cuando á la máquina, como si sintiera la nostalgia del vapor y del carbón. Estamos en el día anterior á la catástrofe. Poco antes de la puesta de sol, hizo el Godaveri las señales de eos tambre referentes á la ruta: No hay novedad. Buen cuarto! Llega la noche. El capitán del Jndus, que se había levantado muy temprano, siente grandísimo deseo de dormir después de haber cenado con el segundo y con el granan en el interior del buque para reconocer el foco del incendio y circunscribirlo con los aparatos de exención, -v- Desgraciadamente las primeras tentativas resultaron in -ituctuosas ante la increíble intensidad adquirida por el siniestro, que amenazaba destruir todo el buque. Una sospecha asalta el ánimo del capitán. El intenso humo tiene un olor particular que no deja lugar á dudael del petróleo. ¿Cómo podía ser esto no habiendo petróleo á bordo? ¿Quién ha podido embarcarlo? Únicamente en Coofctown, los chinos. Y luego, aquella brusca explosión en el momento en que mayor es la perturbación en el Indus, ¿no es resultado de un complot? ¿No se habrá puesto fuego al Godaveri para impedir que socorriesen al otro buque? El Godaveri, sin embargo, continúa avanzando hacia el Jndus. El estrépito de combate aumenta de minuto en