Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 6 DE OCTUBRE DE 1006. PAG. 5 EDICIÓN 1. Cierto es lo que el conde afuma, mas no ha de chocarle nada... Cuando un obispo confí, ma da siempre uní bofetada. ¿Que los vapores en Vigo no harán escala por fin. ¡Pues se ha lucido el amigo Echegaray (don Mattín) Ganbaldi, á medios pelos, leyó con voz lastimera los espantosos anhelos y horrores de Santomera No se han ido allí de guagua- -exclamó en frases redichas. ¿Lo ven ustedes... El agua no causa más que desdichas... Desde ios pueblos distantes, bo, por dechlo así, se llama Ethel Inger, y es! artistas, después de pasarse la mano por la frente como si meditase. ura extraordinaria belleza, según dicen. Esperamos que sea de su gusto el esposo- ¡Par! -contesta el príncipe. que ¡a designe la suerte y... que la caiga bien. ¡Ah, mi querido señor! ¡Habéis perdido! El príncipe, que sigue sin comprender, pide champagne y tabacos que, como el almuerzo, t r o jueguecito de novedad. Los que vuelven á París de su veraneo, se lo juegan igualmente á par ó impar. ¿Y ahora, qué pedís? después de tres meses de vacaciones, se han encontrado con un nuevo juego maravilloso y- ¡Impar! -contesta el príncipe. que se presta á toda cíase de combinaciones. ¡Parece broma! ¡Qué mala suerte! ¡También habéis perdido! -exclama conPara este juego, sin embargo, es casi imprescindible la cooperación de. un inocente trariado uno de los bohemios. principe ruso, auténtico como es de suponer. El príncipe, ya un poco intrigado porque Se titula el juego Par é impar, y le han no acierta una, pregunta: puesto en moda dos artistas bohemios. -Ustedes me perdonarán, pero yo quisiera Es como sigue: saber el secreto de ese juego en lo que conLos dos artistas, paseando una buena maña- siste. na por uno de los bulevares meditaban muy- -Mi noble señor- -contesta uno de los jóseriamente sobre la urgente demanda de sus venes, -e sencillísimo. Yo pienso un número Í- I 0.1. ml. -y. ÍKrt 1.1. j. i r i V f i H B H! Sj. i rH! 5. S -yi WMf MADRID. UNA ESCENA DE LA OBRA EL GUANTE AMARILLO ESTRENADA ANOCHE estómagos, á cuyas necesidades no podían atender, y ya era muy vecina la hora del almuerzo. De pronto, en dirección contraria, venía hacia los jóvenes un príncipe ruso, magnífico y espléndido. Los dos artistas se dirigen á él, le saludan, le hacen mil extremos y se ofrecen al príncipe para acompañarle por París. El magnate acepta gustosísimo, y los tres hacen su primera escala en un gran restaurará. A la hora de pedir la cuenta, el príncipe, con un gesto soberano, llama al camarero. Los dos artistas se disputan entonces el honor de pagar, ya que el invitado es el príncipe, y por fin, después de una cortés porfía, deciden jugar el impoite de la comida á par ó impar. -No hay inconveniente- -dice el príncipe, que por no parecer ignorante acepta sin saber un palabra de ese juego- ¿Qué pidu Li ¿t? d? -pregunta uno de los y usted tiene que adivinar si es par ó impar. -En efecto... es sencillísimo... muy sencillo- -responde el príncipe. Y después añade para su interior: ¡No cabe duda que éste es un juego que no se puede jugar con todo el mundo! ¡Y eso que es tan sencillo! -3 C 3 C 0 C. EN EL TEATRO CÓMICO Fot. A B C JACET 1 LLA RIMADA. COPLAS El buen obispo de Tuy en nuevo pliego postal, ha confirmado su muy discutida pastoral. Los ministros con mal gssto leyeron tales renglones, y una bofetada es esto ha exclamado Romanones dando rumbo á sus personas, llegaron los estudiantes en busca de sus patronas. Ya andan por esos Madriks los de Varmada y Deiecho... ¿Cómo vienen... Juveniles. ¿Qué harán... Lo que siempre han hecho: I r á cátedra dos días, ó mejor un día solo; aprender las porquerías de los tanguitos de Apolo. A las niñas que van solas decir una aguda frase y jugar á carambolas durante la hora de clasi. Esperar la Nochebuena para marcharse hacia casa; volver con la bolsa llena á ver cómo el tiempo pasa.