Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Í B C. VIERNES 5 DE OCTUBRE DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN i. 9 TRIBUNALES ENSA EN D E FPROPIA A y e r continuó en la Sección cuarta la vista -de la causa seguida conHan marchado á Burgos los Sres. de M u tra Santiago Salamanca por delita de homicidio. güiro. El fiscal, Sr. Pavón, hizo un informe con Han regresado á Madrid los marqueses de puntas y ribetes de ironía; pero, como todos Pidal. los suyos, concienzudo y hábil. Sostuvo que Santiago no es un desdichado que inspira lástima, sino un delincuente ya avezado al crimen, pues esto lo demuestran sus antecedentes penales, y pidió al Jurado que, de conformidad con las conclusiones que en el POS TELEFONO acto del juicio elevó á definitivas dictase un ve- I samblea magna. redicto de culpabilidad. Valencia, 4, 5 í. E n la Cámara agríEl acusador privado analizó detenidamente cola se ha celebrado fa Asamblea magna de ta prueba practicada y dirigió el mismo ruego las fuerzas vivas de las regiones de Levante, al Tribunal popular, suspendiéndose el acto para acordar los medios de oponerse á las predespués de este informe. tensiones del industrialismo catalán y pedir que Hoy comenzará el suyo el abogado defensor. se concierte un Tratado de comercio con Francia haciendo concesiones, si fuera preciso, por A M U E R T E POR Un día del mes de bajo de la segunda columna del Arancel. Noviembre último Ha asistido al acto nutridísima representaDESCUIDO riñeron por una pue- ción de los organismos interesados, el senador rilidad Ricardo Enríquez y su amante María Sr. Castro, los diputados á Cortes por la prode! Rosario Ortiz. vincia, Sres. Iranzo, Dómine, Rubio, Testor y Puig y el diputado por Castellón Sr. Gasset. Ricardo golpeó ó intentó agredir á ésta, y la mujer, para defenderse, ó quizá porque no Dióse lectura á infinidad de adhesiones, entre quisiera demostrar esa debilidad que conside- las que figuraban las del Círculo de labradores, ramos propia del sexo, infirióle una herida en de obreros, la Liga de propietarios, los Sindila cabeza con unas tenazas de cocina. catos rurales y agrícolas de toda la provincia y La cuestión terminó y nadie volvió, por el varias muy entusiásticas de agricultores cata pronto, á pensar en tai asunto; pero al siguien- lanes, te día comenzó Ricardo á quejarse de fuertes Presidió la Junta el presidente de la Fededolores de cabeza; el malestar fue en aumento, ración, Sr. Estruch, que pronunció un discury pasada una semana decláresele una erisipela, so agradeciendo á los convocados que hubiede cuyas resultas falleció. ran acudido al llamamiento que se les hizo y Intervino el Juzgado, y los médicos afirma- felicitándose de la importancia del acto, que, á ron que la muerte sobrevino por descuido de su juicio, no puedenmenosde influir en el ánimo Ricardo, que no se ocupó en curarse la herida, de los ministros. ó lo que es peor, se la curó mal, suponiendo Los diputados Sres. Rubio, Testor y Puig que no tenía ninguna gravedad. ofrecieron apoyar en la Cámara los deseos de Procesada Rosario, ayer compareció en la la Federación. En igua! sentido se expresó el Sección tercera, acusada por el fiscal de un senador Sr. Castro, adhiriéndose además al delito de homicidio, con la atenuante de falta acto en nombre de ¡a Cámara de Comercio que de intención de causar un mal de tanta gravedad preside. como el que produjo. Los Sres. Ibáñaz Lsra, ex senador; Masía El defensor, en uno buen informe, sostuvo presidente del Sindicato agrícola de Requena; que en este caso el que es causa de la causa, no Montañés y Forcada, pronunciaron discursos es causa de lo causado, porque si bien es cier- viriles en pro de la Agricultura. El marqués to queMaríaagredió á Ricardo, produciéndo- de Colomina, representante de la Diputación le la herida que determinó su muerte, no es de Valencia, estuvo elocuentísimo haciendo menos verdad que si él, en vez de descuidar la igual defensa. lesión, la hubiera curado como la ciencia ordeSe acordó con todo entusiasmo invitar á los na, no habría sobrevenido la complicación, que diputados de la región agraria que comprende trajo como fatal consecuencia el fallecimiento las cinco provincias de Valencia, Castellón, del sujeto. ATícante, Murcia y Albacete, á que formen un Entiende, pues, que María no es culpable grupo parlamentario para la defensa de la agridel homicidio que se le imputa, y que, por tan- cultura nacional, y celebrar mítines el próximo to, debe ser absuelta. día 14 en todas las cabezas de partido, reccfHoy dictará el Jurado veredicto. giendo la avasalladora corriente de opinión que existe en telegramas que se enviarán ai GobierUN PASANTE no pidiendo que persista en su actitud y celebre los Tratados que tiene en preparación, y especialmente el Tratado con Francia, haciendo las concesiones necesarias por bajo de la sePasado mañana celebrarán sus días las du- gunda columna del Arancel. -Muñoz, quesas de Monteleón y de Aliaga; las marquesas de Castellanos, Luque, Camarines, Sanjuan, Bayamo, Deleitosa y viuda de Pickman; condesas de las Quemadas, Cobatillas, Rascón, f E Y P R E S I D E N T E A propósito de Toreno, Melgar y Monte Negrón; baronesa de Molinet; señoras de Barroso, Luque, PéY COCINERO c r 1i s í s e n e l rez de Herrasti, Aguilar, Garnica, Barrio, Elíseo Los peGarcía Alix, Ramírez, Souza, Bascaran, F Va- riódicos de París cuentan en largos artículos Ilini, Verdes Montenegro; viudas de Cárde- que el Sr. Tesch, cocinero jefe del palacio del nas, Daban, Gutiérrez Terán, Muruve y Suen- presidente de la República, ha presentado su des, y señoritas de Martínez Fayo, Queipo de dimisión. Tesch era un personaje importantísimo. HaLlano, Labra, Rascón, López Roberts, Ugarbía manipulado en las cocinas de Loubet y de te, Martel y López de Canízosa. Félix Faure; pero sus fórmulas, por lo visto, no han sido aceptadas por Fallieres, y éste es el Han regresado á Madrid: De San Sebastián, la marquesa de Águila fundamento de la dimisión. Se asegura que la sencillez de gustos del nueRea! De Biarritz, los marqueses de Santamavo Presidente raal se adaptan con los suntuosos ría de Si srJo. la marquesa de Casa Madrid y los condes de Torre Palma. De París, los marqueses de Velada. Y de Galicia, la duquesa de Terranova y el duque de Medina de Jas T o rres. VALENCIA Y CATALUÑA DE SOCIEDAD mentís del Elíseo. Sí es verdad. Fallieres es uti excepción de sus augustos colegas en sobera nía, porque la buena mesa es apreciada en todas las cortes de Europa. Hoy, el emperador de Austria es hombre de costumbres sedentarias; pero cuando emprendía hace algunos años sus viajes á Cabo Martín para visitar á la desgraciada emperatriz Isabel, siempre errante é inquieta, no se movía de Viena sin llevar en su acompañamiento á su cocinero de confianza para que le pre parase sus platos predilectos. ¡Gravísima cuestión esta de los cocineros en IáS grandes cortes, donde siempre hay que agasajar á muy respetables invitados! Uno de los cocineros más afortunados del mundo es el jefe de la Casa Real de Inglaterra, que disfruta de un sueldo equivalente á cualquier general ó almirante de la Armada, y superior, desde luego, al que tiene el director del Museo Británico. Este cocinero elegido, se llama Manager, tiene cincuenta años, es francés, y habita fuera del Palacio Real, n un palacete cercano, del que es dueño. Cobra al año, sin contar los extraordinarios, dos mil leras esterlinas Manager no se ocupa para nada del desayuno del Rey; él llega á Palacio á las once de la mañana en su carruaje, da algunas disposiciones para el almuerzo y después regresa á las seis de la tarde, hora en que comienza su verdadero trabajo: la comida de los Reyes. Manager es autor de gran número de platos que son la delicia de la corte inglesa; el pollo á lo archiduque, hecho con crema dulce, aromatizada con coñac, whisky y Opprto, es una de sus más celebradas creaciones. Pero volvamos al cocinero del Elíseo. Se dice que ha presentado su dimisión por un conflicto... culinario con la Presidenta. El cocinero tenía un formidable rival, donde menos podía figurárselo, enMad. Fallieres. La cocina de la casa del Presidente goza da un buen nombre. Los menút, son menos aparatosos que los de cualquier otra residencia oficial, pero del mejor gusto. El Presidente hizo estudiar al Sr. Thoursieu, su viejo cocinero, todo un curso de cocina para que aprendiese á prepararle algunos platos de que él gustaba cuan do era un simple ciudadano francés. El gran cocinero de la República tenía que presentar estos platos, hechos con recetas escritas de la cocina burguesa, á los huéspedes ilustres del Presidente, en el histórico comedor del Palacio. Puede suponerse el disgusto con que obedecería las órdenes, quien como Tesch, íiesse un amor propio exagerado, y se considera un artista Ae. la cocina. Y es que no hay nada tan soberbio en su ane como un cocinero A este propósito escribe un redactor de un periódico de Viena, al hacer referencia de h crisis de la cocina de Fallieres: Yo recuerdo las palabras del ilustre Josepb, que por mucho tiempo estuvo de tnailre d hóteí, en Paillard uno de los más famosos resíaur (Utis de París, y luego fue llamado por Vanderbill para su palacio de Nueva York, con un sueldo fabuloso, cuando de vuelta de América le encontré una tarde. ¿Cómo de regreso? -le dije al saludaría. Y me contestó, con una sonrisa muy expresiva: ¡Ahí ¡Hay mucha gente que se nutre so lamente, pero que no tiene e! placer de ia co mida. Este Joseph esa inventor de muchos piato; suculentos; su. obra maestra, la crepé á la diable, era un plato delicioso preparado con una salsa maravillosa de manteca, ¿ognac, limón, azúcat y marrasquino. El embajador alemán en París, M r Munster, le ofreció, porque le revelase el secreto de esta preparación, lo que quisiera. Pero el célebre cocinero, con una sublime dignidad, le respondió: