Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SE AÑO CUATRO. NUM, 63 K CRÓNICA UN 1 VER 5 AL ILUSTRADA. B ¿MADRID, 5 DE OCTBRE. DE 190 Ó. NUMERO EXTRA. 0 JO C É N T I M O S Pe ro todo esto no pasan de ser conjeturas iteradas, juicios peligrosos y anticipaciones ave ni quizá erróneas del meditado examen de causas y de síntomas que acaba de verificarse sobre la fértil clínica andaluza. Hssta ahora permanecen en el secreto del suma io todas esas investigaciones apenas lanzadas á los cuatro vientos por un conato de indiscreción que algunos periódicos han realizado guiados por un celo, á todas luces plausible, ero ineficaz, por cuanto no disponían de los el mentos que una fiscalización oficial puede at ibuirse. Y 10 sería improcedente, sino, por ei contraric acertada medida la de disponer que todos s documentos, todos los datos reunidos acere del asunto, se publicasen con urgencia. Importa mucho acabar de una vez con todos Ir esos aspectos de regresión all antico, que si bien ontribuyen á perpetuar el aspecto pintoresco de una España gautieresca, nos dejan tan mal parados ante la civilización. Conviene, por Konor de la política moderna, extirpar el caciquismo amparador de tanta demasía y es acometer la reforma penitenciaria, la reorganización de nuestras cárceles y el saneamiento definitivo de la población penal y del Cuerio de funcionarios encargados de su custodia Er toda España van aparejadas estas cuestione ¡tan necesitadas de corrección y de mejora, pero en ninguna parte como en Andalucía es tan tan íntimamente unidas la vida de las cárceles y la vida de los delincuentes libres, el manejo sordo de los criminales reclusos en penales absurdos y los golpes de mano, sobre el cortijo, de la víctima del cacique... Híiy que acabar con ese laberinto, cuyo plano toldos creen conocer y nadie posee; con ese todos sisteoa horrendo de erigir la delincuencia en instr mentó de banderías que nos retraen á vivir la vida hampona del siglo xvn en media Espa ia. jOh, el gesto! Cuanto le ocurre al Gabinete es también consecuencia de un gesto. Del bello gesto con que murió el último gladiador liberal. No puede dudarse. Aquellos radicalismos de última hora de Moret provocaron los celos de Romanones. ¿Ser él más liberal, más radical, más anticlerical que yo? pensó el conde, ahora veréis. Y para que viésemos lo que él era capaz de hacer, publicó su circular, intempestiva por lo menos, cuyos polvos han traído estos lodos. La cuestión religiosa no se resolverá, ni siquiera se planteará. Es cosa muy grande para Gobierno tan chico. Pero ya que no otra cosa se habrá hecho mucho ruido, ¡y que le quiten al Gobierno lo bailado! Fue á La Granja medroso y cariacontecido. Volvió contento y sonriente. El proceso de un obispo y hasta de un cabildo, es cosa hecha. El problema radical está resuelto. WaldeckRousseau, Combes y Clemenceau, son con nosotros. Los tenemos en el Poder. EL DÍA DE HOY Santos Plácido, monje; Eutiqmo, Victorino, Donato, Firraato, diácono, y Fausto, mártires. -La Misa y oficio divino son de San Froilan, con rito doble y ¿olor blanco. -Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en el Oratorio de Cañizares- -Visita de la Corte de María: Nuestra Señora de los Peligros, en las Trinitarias, ó en las Vallecas; de la Asistencia, en el Hospital de San Andrés de los Flamencos Tiempo probable: Despejado. -Otoño hasta el s i de Diciembre, que empieza el invierno. -Temperatura de ayer: Máxima, 26 grados. Mínima, 3. -Duración del día: 11 horas y 38 minutos, disminuyendo durante Ja semana un minuto por la mañana y otro por la tarde, Entierros: El de D. José Arana y Morayta, á las diez de la mañana, desde la calle de Hortaleza, 40, al cementerio de San Isidro, y el de doña Carolina de la Matta y Montes de Matta, á las once, desde fa calle de Mendizábal, 47 la Sacramenta de San Lorenzo. Estrenos: En el Gran Teatro, Orden aei rey, y en el Cómico, El guante amanlto, ambos á segunda hora. PUBLICIDAD DE DATOS obre la mesa de despacho del ministro de S Gracia y Justicia, el voluminoso expediente instruido con motivo de la pastoral del obispo de Tuy, cubre un hacinamiento confuso de papeles, apenas ojeados; de carpetas abarrotadas de informes, telegramas, oficios... A estas horas habrá desaparecido el expediente episcopal y los papeles olvidados debajo de su pesadumbre podrán ser objeto del atento estudio que merece ir. Allí está el informe del Sr. Cobián acerca del bandolerismo en Andalucía, redivivo, brioso, cínico, escudado y pujante. Los telegramas oficiales dando cuenta de la evasión de presos en el tren de Valencia y de la cárcel de Málaga; el oficio en que se daba cuenta del asesinato del director del penal de Ceuta, los detalles de la abortada fuga de Muñoz Lopera en Sevilla y un bloque de apuntes, proyectos y notas en estado embrionario... Desconoce el público el alcance de la información hecha en los campos de Andalucía, alrededor del bandolerismo, flor maldita, tuberosa infame que no han podido extirpar de aquella tierra ardiente, ni la Santa Hermandad con sus cuadrilleros errantes, ni las Ordenanzas del rey Carlos, ni la Guardia civil, ni Zagas ti... ni nadie todavía. Los que se dan por bien informados anticipan que en el informe del Sr. Cobián se afirman graves conclusiones, según las cuales, la impunidad y el consentimiento actúan como cómplices del grave mal, que en cortijos y en poblados encuentran asilo los bandidos del campo; que la persecución constante de los guardias civiles se ve anulada por altas protecciones, y que, en el fondo obscuro de la tramoya delincuente, fulguran extraños relampagueos de tormenta, fraguados en apartadas regiones. No se atribuye la persistencia del bandidaje andaluz al pauperismo desesperado que se echa al camino para buscar lo que negó el trabajo, ni tampoco prevalecen en él los signos atávicos, ni la sugestión de las bastardas glorias de los héroes de aquella guerra- contra la ley. Acaso se vislumbren ahora, como señal de los tiempos, un cierto acomodamiento profesional, algo que pudiera traducirse en servidumbre asalariada para of ros fines muy distintos que los azares del clásico caballeo por la serranía de Ronda. LOS FRANCOS A 8,40 1 os francos bajaron ayer á 8,40; han perdí do, pues, en dos sesiones muy cerca de 2 por 100. ¿A qué atribuir ese movimiento te descenso? Se asegura con visos de verdad que en él ha influido el aumento de las exportaciones de productos agrícolas, causado por la prórroga hasta el 2 de Noviembre del modus vivendi con Francia. Y resulta lógico que, no siendo fácil prever el resultado de las negociaciones comerciales entabladas nuestros exportadores se hayan apresurado á dirigir mercancías hacia la frontera, y que los importadores franceses hayan aumentado sus pedidos en previsión de que Francia y España no- lleguen á ponerse de acuerdo. Prescindiendo de las causas que directamente hayan influido en la baja, no podemos menos de alegrarnos de lo que sucede y regocijarnos también de í ue en ella no haya intervenido, como otras vece? ningún factor artificial. No hace mocho tiempo se cotizaron los francos por debajo de 6 por joo; pero entonces sucedía algo anormal: la intervención del Tesoro, y apenas dejó éste de vender paralizóse el movimiento. Ahora se ha producido por causas naturales, debido á necesidades del mercado y por eso puede ser más duradero. No quiere esto decir qué el acíual ministro de Hacienda haya abandonado por completo al mercado; ha intervenido y sigue interviniendo en él; pero suponemos que lo hace- -y en tal sentido le aplaudimos- -sólo para combatir 1 agio, lim ¡tándose á vender algunas cantidades de francos cuando la especulación alcista quiere con sus compras impresionar al corro, y de ese modo recuerda de cuando en cuando que el Tesoro tiene disponibles parte de las cantidades que necesita para el pago del cupón, 40 millones en oro para contrarrestar ciertas jugadas. Esta constante amenaza es suficiente pata que los francos no suban cuando se les antoje á algunos que así sea, y cuando surge, como ahora, un motivo de baja, ésta se produce con mayor solidez y más fácil explicación. PERFIL DEL DÍA Gobierno fue ayer á y volE 1 vió como chiquillo conLa Granja, nuevos. zapatos Quie e esto decir, invirtiendo la metáfora, que fue á aquel Real Sitio como mócete con calzado ai ejo. H ibía expresado un ministro que sus cornpanel os y ¿I buscaban un gesto del que depend a el proceso de un obispo ó la caída del Gobi erno. Dedúcese lógicamente de esta expresi 5 n, que, ó los consejeros no las tenían todas consigo, y de ser así huelgan esos frecuentes a ardes de posesión de la confianza regia, ó que e ha querido asociar á la Corona, por lo que pudiera tronar, á un acto de la exclusiva iniciativa del Gobierno, haciendo una especie de extensión moral de la bofetada de marras. Y todavía se incomodaba el ministro de Gracia y Justicia este verano cuando se decía que su famosa Real orden iba á ser consultada con la Ce roña, asegurando él que jamás de los jaaquella disposición iría á tal consulta. Y ahoni, para entablar una sencilla querella, se requ ere toda una peregrinación de ministros hasta las gradas del Trono! Pero ello es que el Gobierno ha tenido otra abuela jornada como aquella que alcanzó en San Sebastián cuando el Rey regresó de ln- glate- ra, y el Préndente lo cifraba también todo en un gesto.