Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S! AÑO CUATRO. NUM, 63o. CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRAD f ¿MADRID, 4 L) E OCTBRE. DE 1906. NÚMERO SUEL XO, 5 CÉNTIMOS descubre. Ella hace andar al Gobierno de cabeza, consulta por aquí, entrevista por allí, prueba del desconcierto ministerial. Y así todo; no hay fe, no hay orientación. ¿Por qué no habla Moret, dejándose de misivas misteriosas que se prestan á erróneas interpretaciones, si eso de hablar sólo en el Parlamento es de algunos países donde el parlamentarismo es un régimen, no un pasatiempo como aquí, y si aun en aquellos más parlamentarios hablan sus hombres políticos fuera del Parlamento tanto ó más que dentro de él? Si tiene confianza en la obra de este Gobierno, ¿por qué priva de ella al país y á la opinión liberal? ¿Por qué no habla Montero Ríos para que sepa todo el mundo que confía en que López Domínguez hará lo que no pudo hacer él? ¿Por qué no habla Canalejas para calmar el desasosiego de los elementos más liberales de su partido, intranquilos ya por las vacilacio 1 nes del Gabinete, asegurándoles que tiene ciega fe en la resolución y a los planes de los hombres que ocupan el poder? ¿A qué reservarse para eí Parlamento, si en él no puede hablar porque la presidencia es una mordaza y dejar la presidencia es dar al Gobierno el golpe mortal? Ese silencio puede resultar labor á beneficio de los conservadores, herederos forzosos deuna situación que va á morir de la peor manera que puede acabar: á manos del ridículo, y en su muerte- va á arrastrar á todo un partido liberal, si un Canalejas no acude á tiempo y arranca de manos del moribundo una bandera con Ja cual puede todavía un partido dar muestras de fecunda vitalidad. No hay Gobierno. Hay ministros que refrendan decretos y un achacoso Presidente en el que vive tan sólo el deseo de mantenerse en aquel cargo; pero, lo repetimos, no hay Gobierno. Y estamos á dos dedos de que tampoco haya partido liberal. tenerse en el Poder durante el tiempo necesario para su normal desarrollo. Y es de lamentar que el Sr. Jimeno no haya formado parte de un Gabinete robusto y de larga y segura duración al frente de la gobernación del Estado. Pero de- todss rasneras, con tiempo S siif eT para desarrollar sus planes, es lo cierto que el actual ministro de Instrucción pública ha planteado con tan honrada franqueza y con tal elevación de miras el problema de nuestra ense- ñanza y de la educación en España, que ya no podrá haber en lo sucesivo ni sucesor sayo, ni Parlamento, ni Gobiernos qae sean osados para retrasar ía obra de si reforma ni para olvidar la urgencia de sa acometimientoDe este primero y trascendental triunfo puede estar completamente satisfecho el señor Jimeno. En cuanto á la entraña de su plan, presentado con elocuencia y con precisión admirables, merecería estudio tan detenido que forzosamente para intentarlo traspasaríamos los límites que las exigencias de la Prensa diana nos imponen. Pero hay, dentro de su programa, algo que nosi importa recoger y consignar con especial satisfacción para que su conocimiento alcance la mayor publicidad posible. Después de encarecer la necesidad de construir todas las escuelas que hacen falta en España, y de exponer un proyecto muy práctico gara edificarlas en plazo breve, el ministro ha dicho: Perono bastaría este fácil acceso si lugar del saber. La escuela necesita del maestro, y al maestro en España hay que hacerlo en todas ocasiones como la moderna pedagogía necesita... En la obra intelectual hay algo superior á todo, y es el instrumento hombre. La persona lo es todo y todo lo hace. Dadme hombres aptos y no os cuidéis de los planes. El maestro inteligente es todo un plan... En efecto; la construcción y dotación de es x cuelas públicas en todo el territorio español, de acuerdo con su censo de población, es una obra que con ser importantísima y urgente cae dentro de los límites de una operación financiera, que puede ser desde luego la que el ministro propone ú otra análoga. Al fin y al cabo sólo se trata de arbitrar unos cuantos milloI a actualidad tirana del periodismo, coin- nes, muchos menos de los que se gastan anualmente en atenciones secundarias del Estado, y cide en estos momentos con nuestro deseo para traer á las columnas de la Prensa uno en estos tiempos la busca de capitales con una garantía hipotecaria es tarea sencillísima. de los problemas cuya resolución urge más en España. Pero lo que verdaderamente es arduo át El discurso del ministro de Instrucción pu- plantear, difícil de emprender y más interesante blica, en la solemne apertura del Curso y el áe de lograr en este problema, es Ja creación de Ortega Munilla en los Juegos florales de Va- un personal idóneo, penetrado de su misión, Uadolid, promovedores en estos días de una con alteza cerebral y poder transmisor bastanagitación espiritual que importa mucho reco- tes para enseñar á una generación de analfabeger y avivar para que fecundicen, traen al am- tos y para preparar la educación de un pueblo v biente encalmado de nuestro risorgimento entero. oleadas de frescor, alientos de esperanza y visEn eso estriba toda la dificultad, y en los lumbres de victoria. aciertos para vencerla y dominarla todas las esForma el actual ministro de Instrucción pú- peranzas del triunfo y de la salvación de Espablica en las avanzadas de nuestro prestigio ña. En el futuro Maestro está todo el por- científico en Europa y su nombre con estar venir de la Patria. -consagrado por la estima nacional, merece en Ortega Munilla, en su discurso de anteayer, el extranjero consideraciones y respetos que recordaba las palabras, la iniciativa de Fichte en acaso nosotros por peculiar apatía no nos he- aquellos días en que los soldados de Napoleón mos apresurado á proclamar antes. Su llegada invadían Prusia y ocupaban las calles de Beral departamento que hoy rige, que los azares lín. La eficacia espiritual de aquellas iniciativas torpes de la política han retrasado más de lo generosas se ejerce aún en la Alemania moderconveniente, oblígale á presentar planes y á na, y para llegar á reconstituirnos como nacioostentar energías que sólo tendrán el (inconve- nalidad capaz de convivir con las modernas naniente de ser lanzadas en una situación política cionalidades, á ella, á un parecido sortilegio de desprovista de la vitalidad precisa para manla Voluntad habremos de recurrir EL DÍA DE HOY Santos Francisco de Asís, fundador; Crispo Petronío, Fausto, Queremón y Lucio, mártires. -La Misa y oficio divino son de San Francisco de Asís, con rito doble mayor y color bíanco. -Se gana el jubileo de las Cuarenta Horas en la iglesia de San Francisco el Grande. -Vjsita de la Corte de María: Nuestra Señora de los l olores) -en su parroquia, ó en los Servitas; en las Arrepentidas, ó en las parroquias de San Luis, San Sebastian y Santa Teresa. Tiempo probable: Despejado. -Otoño hasta el n de Diciembre, que empieza el invierno. -Temperatura de ayer: Máxima, 2 Sgrados. Mínima, ¡S S- -Duración del día: 11 horas y 41 minutos, disminuyendo durante la semana ijn mmuto por la mañana y otro por la tarde. Entierros: El de D. José de Rojas y de Belda, á las diez de la mañana, desde la calle de Santa Teresa, 9, á la Sacramental de San Lorenzo. Estrenos: En el Cómico, á segunda hora, í gttan e amaríüo. preside el ilustre y anciano general. En Octubre y en vísperas de abrirse las Cortes- -los ministros dicen que el 20 ó el 21, pero saben que no es verdad- -ese Gabinete no tiene plan político ni parlamentario. En la cuestión religiosa no ha hecho absolutamente nada. Hay que decir las cosas como son: nada. Algunos obispos están haciendo por su plarteamiento más que el Gobierno. Algún ministro habla de reformar jel Concordato; otro, de retrotraer las cosas al estado en que las dejó el último Ministerio Sagasta; éste, de denunciar el convenio de Maura con la Santa Sede; aquél, de hacer una ley de Asociaciones. El único que no dice nada es el Presidente. jQué va á decir el honorable veterano, ni que entiende él de es as cosas... Deja correr la espacie de que el Gobierno cuenta con la adhesión incondicional de los prohombres de su partido. Moret, asustado de su propia obra, de aquel programa en que le embarcaron Melquíades Alvarez y Celíeruelo, sobre quienes descarga la responsabilidad moral ahora, al recoger velas, escribe al Presidente cartas de tierna y aparente sumisión que entusiasman al general, como le entusiasma todo lo que sea indicio de seguir tirando en el Poder; callan Montero Ríos y Canalejas, pero escuchan, y porque callan juzga el Presidente que ese silencio es sumisión, y en la duración de esa pasividad fía la existencia del Gobierno. No se le hable de planes de Gobierno para triunfar en el Parlamento. Las cartas de Moret, la sumisión de Montero, el silencio de Canalejas son sus elementos de vida. Mientras no le falte ese favor el Poder seguirá en sus manos. Planes... ¿pava qué? Se escribió como hors d ceuvre en el boceto de menú parlamentario aquel proyecto de supresión de los Consumos, y después de hecho, se cayó en la cuenta de que s- u parte práctica, la eficacia de la reforma, no parecía por parte alguna ó se iniciaba por! a de un elemento intermediario que no era precisamente e! llamado á beneficiarse con Ja ley, y el plan volvió al arsenal para más detenido calafateo. La cuestión de los Tratados se torció, coincidiendo con una agitación, en cuyo fondo hay más gravedad que lo que á simple vista se NO HAY GOBIERNO ay ministros, pero no hay Gobierno. H En Junio se constituyó el Gabinete que ENSEÑANZA Y EDUCACIÓN