Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEAÑO CUATRO. NUM. 626. CRÓNICA UN 1 VERSAL ILUSTRADA. SEMAPRID, SPTBRE. DE i 9 o6 j NÚMERO SUELTO, 5 CÉNTIMOS dio de locomoción, para que no padezca la verdad hstórica, Nada he de decir de lo que hablaron, ni á ía ida ni á la vuelta, el- general y el conde; primero porque no lo sé, y segundo porque no me interesa. M e limito á decir que el Presidente hit ido en automóvil y no en el tren, como yo aseguraba. Ya sé. que D Pepe no se ha automovilizado ayer sólo por rectificar mis informes, sino por ir más de prisa. Y yo también me autorrectifico á escape para no ser menos amante de la velocidad. Precisamente ese deseo de forzar la marcha, engrandece á mis ojos la figura del señor presidente del Consejo de ministros. ¡Ay! O. Pepe es un poco sentimental, y su sentimentalismo es mayor desde que se dedica á la cría y cultivo del canario. Y ayer, cuando volvía, no pudo menos de acordarse, con la dulce melancolía, propia de todos los recuerdos, de aquellos tiempos que apenas. se conservan en la memoria de las gentes... ¡Hace treinta y ocho años... D P e p e en su interior, volvió sus ojos á los del famoso puente, y creyó por un momento que aún lucían en su bocamanga las tres estrellas de capitán de Artillería. No fue el sólo, ciertamente, quien recordaba esas y otras cosas parecidas... ¡Hace treinta y ocho años... Entonces el ¡lustre López Domínguez no viajaba en automóvil, ni existía tampoco el alígero vehículo... jPero iba un poco más de prisa íque hoyl Y eso que ahora nos prometía un exceso de velocidad... Y es que el movimiento se demuestra andando, mejor que en automóvil. Sobre todo si el movimiento es democrático, como el que nos prometía el actual presidente del Consejo de ministros. Entes de serlo. -Gil. el Sr. Navarro Reverter la Real orden relativa á los créditos para aliviar los daños causados por las tormentas. Dicha Real orden pasó ayer mañana á informe del Consejo de Estado y el decreto de concesión del crédito estaba redactado anoche. A l A R l N A Se ha enviado á informe de h VI Escuela de Aplicación la Memoria y planos de los aparatos ideados por el funcionario de Telégrafos D Matías Balsera, acerca de un sistema mitonizador y director de torpedos por medio de las ondas hertzianas. Si se considerara probable el buen resultado de dichos aparatos iría su autor á practicar ensayos á bordo del crucero íepanío. PERFIL DEL DÍA I legó el presidente del Congreso, y su pre -sencia en Madrid sirvió para dar nueva variedad á ese tema de la jefatura del señor Moret, que viene barajándose con éxito mediocre estos días. La lógica no suele ser patrimonio de la política, en España al menos. Así nada hubiera tenido de particular que lo que desde el principio ofreció todos los síntomas de fantasía, pudiese adquirir aspecto de realidad. La opinión, que á veces acierta, se ha manifestado recelosa en esta ocasión. Reconociendo, como reconoce todo el mundo, en el señor Moret méritos grandes, indiscutibles y sobrados para ser jefe de un partido, era chocante, en verdad, que fuese á investirle de la jefatura una mayoría en cuya frente había puesto el propio D Segismundo el estigma de inútil, de díscola, de inservible. En la bandera del partido, y á imitación de los estandartes que usan muchas Sociedades científicas, artísticas ó políticas, debería haberse puesto un emblema. Este emblema le constituiría una badila, en señal de que su recio empleo sobre los nudillos de una mayoría había determinado un fenómeno de entusiasmo, de adhesión y de gratitud. Pero ¡ay! la leyenda se deshace. Él presidente del Congreso llega á Madrid y le sorprende lo que le cuentan suponiéndole conforme con la idea de la consabida jefatura y autor de pública adhesión en solemne banquete celebrado en su casa veraniega de San Sebastián, según telegramas de varios corresponsales. Y lo ocurrido en ese festín de numerosos concurrentes es precisamente todo lo contrario, porque en él se ha proclamado sin discutir, por aclamación, la jefatura soberana, intangible, de Canalejas. Como que los comensales todos constituían simpática y enternecedora legión infantil, de adorables sobrinillos sobornados por el mágico poder de Lepine, el famoso prefecto, organizador de anuales y deslumbradoras Exposiciones de juguetes en París, la última de ¡as cuales, en actual celebración, habrá visitado, de seguro, D. José, pensando en el banquete de San Sebastián, donde ¿qué duda cabe que su jefatura había de ser proclamada, reconocida y acatada sin discusión y sin nota oficiosa para la publicidad? Así la presencia en Madrid del ilustre parlamentario ha sido para los amigos de emociones y facedores de sorprendentes jefaturas, una decepción más. TRIBUNALES E n la Sala Prímera del Supremo se vio ayer un pleito que no deja de ser interesante, pues se trata del derecho que á ser reconocido tiene un hijo natural de padre navarro. 4 El hecho es el siguiente: un caballero, cuyo nombre no hace al caso, sostuvo relaciones íntimas con cierta muchacha, siendo fruto de estos amores una niña, que aunque no fue reconocida por el padre obtuvo su protección durante varios años. Pero pasó el tiempo, las relaciones cesaron y i padre decidió casarse con una señorita cuba ía, no sin antes escribir á la madre de la cr tura prometiéndola que reconocería á ésta v ÍC aseguraría un porvenir legándola un capitalito de 3o.000 pesetas. Gracias á esto la abandonada joven no entorpeció los planes del 1 caballero, pero, no obstante, la boda no se llegó á verificar porque aquél falleció. Abierto el testamento, vióse con sorpresa que lejos de reconocer á la hija natural y legarla el dinero ofrecido, declaraba el testador que si se presentaba un documento que al reconocimiento de un hijo se refiriese, no se le concediera valor alguno, puesto que su voluntad era ésta. Calculen ustedes el efecto que la declaración produciría en la desdichada madre! No se arredró ésta, sin embargo, ante tan cruel desengaño. Lejos de ello, presentó una demanda de reconocimiento de su hija, fundándose en la posesión de estado, de que habla el Código civil, y siguió el pleito, convencida de que al fin se le haría justicia. El Juzgado de primera instancia, fundándose en que el padre era navarro, y que, por consecuencia, debía regir para este caso la legislación foral, y en su defecto el Derecho romano, que exige á los padres la vida constante bajo el mismo techo, dictó sentencia negando lo que se solicitaba. La Audiencia, por el contrario, declaro que debía reconocerse á la niña como hija natural, porque al padre le eran aplicables las disposiciones del Código civil, y contra esta sentencia se interpuso el recurso de casación que ayer se vio ante la Sala primera del Tribunal Suprema. Informó á nombre de Jos recurrentes el se ñor Charrín, y en representación de la madre el distinguido letrado Sr. Piniés. JJN PASANTE RECONOCIMIENTO DE UN HIJO NATURAL EN LOS MINISTERIOS H A C I E N D A Ayer visitaron al Sr. Na varro Reverter una comisión del Banco de España, otra de representantes de las industrias relacionadas con la electricidad y una comisión de acreedores de Ultramar. I as negociaciones con Francia. También visitó ayer al ministro de Hacienda el Sr. Ruiz de Velasco para darle cuenta detallada del resultado de las negociaciones seguidas en San Sebastián. De lo dicho por el Sr. Ruiz de Yelasco se deduce que la Comisión española se ha mostrado unánime en todas las cuestiones, mientras que no ha sido tan completa la unanimidad de criterio de los comisionados franceses. Nuestros negociadores procedieron con un gran espíritu de transigencia. En cuanto á la prórroga del modut vivendi es ya oficial, y muy pronto fijará M r Cambon, desde París, la fecha en que han de reanudarse en Madrid las negociaciones POLÍTICA RECREATIVA p U E EN A U T Ó El presidente del Consejo hizo ayer un via; jecito a La Granja, como tuve el honor de anunciar á ustedes. Por cierto- -y dicho sea de paso- -que el título del articulejo en que lo anunciaba, De Madrid d En el ministerio de Estado se ha recibido La Granja, se quedó en el camino... ¡Siempre ayer la notificación oficial del acuerdo del Gose extravía cualquier cosa en estos ferrocarriles bierno francés, referente á la prórroga del españoles! modus vivendi comercial con España. Bueno; pues el general no hizo el viaje en Se han redactado los decretos correspontren expreso, como yo supernía, ni siquiera en dientes para que sean publicados antes del día n mixto que á mí me parecía el tren más opor- 2 del próximo mes. tuno. El Presidente fue y vino en automóvil, C l crédito para las inundaciones. y en la grata compañía del señor conde de Romanones, que es el ministro de moda en esta Anteanoche, después de celebrado el jtemporada otoñal. Quiero hacer constar el me- Consejo de ministros, recibió de Gobernación