Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SE AÑO CUATRO. NUM. 624. CRÓNICA ÚNIVER SAL ILUSTRADA. como llave efectiva üei estrecno, está descontada hace mucho tiempo por los ingleses mismos Santos Wenceslao, Rivato, Estácteo, Marcial, Lorenzo, que recientemente en la práctica han podido Marcos y Zósimo, y Santas Eustaquia y Lioba. -La observar que tales monumentos de la ingenieM ¡s ¿y oficio divino son del beato Simón de Rojas, con ría y de la Artillería modernas son ineficaces rito o oblc y color blanco. -Se gana el jubileo de las cuando no están defendidos por fuerzas navales Cuarenta Horas en la parroquia de San Miguel. -Visita de la Corte de María: Ntiestra Señora de la Misericordia, que puedan conservar las dos condiciones tácen San Sebastián, ó la del Henar, en Santa Catalina de ticas indispensables para lograr la superioridad los Donados. militar: la movilidad asegurada de todas sus Tiempo probable: Lluvioso. -Otoño hasta el n de unidades y el contacto fácil con otras ú otra Diciembre, que empieza el invierno. -Temperatura de ayer: escuadra próxima que pueda apoyar en alta Máxima, 18 grados. Mínima, IÍ 6. -Duración del día: mar sus operaciones en un combate, decisivo. SI hoias y 56 minutos, disminuyendo durante la semana un Testimonios de mayor excepción recieme, las minuto por la mañana y otro por la tarde. plazas de Puerto Arturo y Wladivostok que, á pesar de sus soberanas fortificaciones, sucumbieron en el asedio, después del embotellado de sus escuadras. La plaza de Gibraltar, sin el apoyó de las escuadras del Mediterráneo y del Atlántico OS PUERTOS DE CEUTA Toda la combinadas en acción libre, como fortaleza tePrensa ha rrestre y como avanzada marítima sobre el EsY DE MELJLLA reprodu- trecho, abandonada á sus propias fuerzas, sucido el índice de materias contenidas en la cumbiría irremediablemente ante un asedio en Memoria del Sr. García Prieto. Esto nos forma naval ó terrestre, que si la Sierra Camahorra la repetición de un programa que tam- bronera estuviese artillada podría precipitarse bién A B C publicó oportunamente. El principal valor de Gibraltar, como el de En esa Memoria abarca el joven ministro un tantas y tantas plazas que Inglaterra tiene dispuestas á lo largo del camino de la India, conplan completo de organización, ó, mejor di. cho, apúntanse las bases de un proyecto colo- siste en el del almacenaje, en el depósito de arnia! que puede dividirse en dos grandes gru- ma hombres y municiones de boca y guerra, pos: un plan de obras públicas en el Norte de. y en el asilo que para restauración de fuerzas Marruecos, acometido ó iniciado por el Esta y unidades navales, ofrecen sus diques y sus do español, y otro de medidas políticas, de almacenes enormes. aplicación más sencilla é inmediata. s En ese concepto, ni Ceuta, ni Meliüa por Para discutir el plan de obras públicas nos ahora, pueden desempeñar papel análogo, por faltan datos. Desconocemos la Memoria del se. la sencilla razón de que no tenemos escuadrasñor García Prieto y las respuestas al Cuestioque albergar, reparar ni repostar. nario circulado) a a su confección, que el GoMás adelante, cuando se pudiera lograr 1 a bierno no se ha creído en el caso de dar á la creación de dos fuertes escuadras que cruzasen publicidad, y por esta lamentable circunstancia el Mediterráneo y nuestras costas del Sur con claro es que nuestro trabajo habrá de limitarse una base sobre Canarias y otra sobre las rías á dejar sentadas las bases de su estudio para el de Yigo, la importancia militar de esas plazas día en que se puedan leer! a Memoria v el sería indudable. Por ahora es meramente ideal. Cuestionario. Queda, pues, el problema limitado, y á jui Ignoramos también si se han hecho cálculos cio nuestro eso podría no ser una disminución aproximados siquiera del coste de las tales á su valor mercantil, que puede ser grande obras, é igualmente si en la Memoria se inclu- bien cimentado, pero que seguimos ignorando ye algo referente al procedimiento preconizado sobre qué bases viene planteado en la consabida para su construcción, que puede hacerse direc- Memoria. tamente ó estimulándolas con subvenciones, priEl interés mercantil interno de Gibraltar- -y vilegios ó arriendos en firme. por tal entendemos el valor de la mercadería Claro es que con semejante falta de datos almacenada y lanzada desde Gibraltar, con exfundamentales y obligados para toda obra de cepción del carbón suministra- ble á las escuacrítica no puede plantearse ningún examen dras- -claro es que no puede servir de tipo, comparativo de los gastos y los ingresos que puesto que no teniendo nosotros escuadras el Tesoro español habría de sufragar y perci- propias, careceríamos en Ceuta y en Melilla bir con su realización; pero esta circunstancia, de la isócrona clientela de catorce ó quince mil ajena por completo á la voluntad y al deseo hombres que forman la dotación de los buques nuestro de conocerlos y compulsarlos, viene en ingleses que visitan la plaza, enriqueciendo á apoyo de la afirmación que ya otro día hicimos los judíos y á los malayos, que on en su mayoacerca de la urgente, imperiosa necesidad de ría mercaderes, quedando á nuestro favor adesaber esos datos antes de pronunciarnos en más de la- clientela mora, pobre y sin necesidades pro ó en contra del programa ministerial. ni lujos, la ventaja general de puertos tan bien Figuran en la lista de obras públicas de la situados y la explotación de los carbones narepetida Memoria la transformación rapidísi- cionales que la Memoria propone para ser ma de los puertos de Ceuta y de Melilla en competidores de Gibraltar y Tánger. ¿Son esotros de primer orden, cuyo necesario com- tos elementos bastantes para compensar el cosplemento sería la voladura délos bajos de Ben- te de esas obras de construcción de puertos? zú y la erección de un semáforo en este último ¿No íería indispensable para avalorarlos, para ponerlos en condiciones de ser portazgo de cunto. 1 a supremacía de Gibraltar en la boca del exportación africana é importación europea la estrecho, tiene dos aspectos para los ingleses: construcción simultánea de los ferrocarriles él comercial dentro del recinto de la plaza y e! del interior, que establecieran en seguida lx marítimo, como asilo y base de aprovisiona- doble corriente de ida y vuelta del comercio europeo y africano? miento de sus escuadras. 1 a importancia de Gibraltar como fortaleza Caemos aquí en otra laguna de datos, que MADKIL) 2 b DE SPTBRE. DE 3906, NUMERO EXTRA so CENTIMOSSf nosotros no podemos suministrar, pero con 10 apuntado basta para reducir á términos más exactos las aspiraciones ministeriales, cada ve? más necesitadas de aclaración y complementa para ser juzgadas. EL DÍA DE HOY ESPAÑA EN ÁFRICA I errible inundación en Murcia Galicia se despuebla Suicidio de una Princesa El crimen de esta mañana Las partidas carlistas El bandolerismo en Andalucía Naufragio en Alicante éstos y otros no menos sugestivos epígrafes amenizan las columnas de los periódicos del día. Y el cielo, par ticipando de 1 a impresión que producen ¡os capítulos de historia tan desconsoladora, noi brinda su llanto en monótono é interminable chaparreo. Diríase que se aproxima la hora del juicio final. El año de las catástrofes de Courrieres, del Vesubio, de California, de Valparaíso sigue su desoladora cañera sin piadosa tregua La política, ni aderezada con variaciones, como un tema sinfónico, logra despertar interés en tales circunstancias. Cara sería la tasación si sólo á costa de tantos sinsabores lográsemos pensar en algo más grave que los tiquis miquis de la cosa pública; pero, en fin, á es penoso precio podía apetecerse el beneficio Ayer, por ejemplo, dos hechos vulgares, registrados en el arroyo, hicieron meditar á mucha gente sobre el alcance y la eñeacia de algunas medidas de Gobierno. Reciente, palpitante aún la disposición del ministro de Gracia y Justicia para evitar el uso de cuchillos y navajas, un anciano de setenta y un año hiere en las Ventas á otro individuo. La policía le registra y le ocupa tres armas blancas que lleva encima. En la calle de Toledo, un joven de diecisiete años acomete, también navaja en mano, y lesiona á su padrastro. La vejez y la juventud aparecen como pues- -tas de acuerdo en un día para hacer ver que tanto ó más que artículos de una Real orden estableciendo reglas para evitar el uso de armas homicidas, hacen falta leyes que mejoren las costumbres y establezcan Asilos para los an cíanos y casas de corrección para los mozos. y PERFIL DEL DÍA LAS MANIOBRAS FRANCESAS i Por la Prensa ¿fiaría es pañola saben los lectores de A B C que en las grandes maniobras francesas, practicadas en los alrededores de Compiegne, han tenido especial representación el Ejército inglés y el español; éste mandó una comisión militar, presidida por el general Suárez Inclán, segundo jefe de nuestro Estado Mayor Central; el inglés envió a! general French, uno de los héroes de la guerra boer, actualmente comandante del Cuerpo de Aldershot, y según voz pública, el generalísimo in fieri para toda guerra continental en que pueda- verse envuelta Inglaterra; al general French acompañaba el general Grierson, jefe del gabinete de campaña del ministerio de U Guerra inglés. Las extraordinarias distinciones de qire lu sido objeto la comisión inglesa despertaron sospechas en el público militar alemán, y me ntreNG LATERRA