Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEAÑO CUATRO. NUM, 6 2 3. CRÓNICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. SEMADR 1 D, 27 DE SPTBRE. DE 1906 NÚMERO SU EL TO, 5 CÉNTIMOS gios la labor ae nuestros comisionados, que con tanta desventaja han tenido que luchar, sin tener otros recursos que su inteligencia para salir airosos de su empeño. La mayor suma de elogios era para los Sres. Sitges y Zorita. Confíase en que aún puede tener arreglo la cuestión y todos hacen votos porque no se lie gue á la temida guerra de tarifas. Los comisionados españoles Sres. Ruiz de Velasco, Ayuso y Díaz Miranda, salen mañana jueves para Madrid; el Sr. Zorita marcha á Tordesillas á reunirse con su familia para regresar á la corte, y los Sres. Sitges y Santayp van á Bilbao y desde allí á Madrid. -Cruz. anifestaciones del ministro. Un redactor de A B C visitó anocht al ministro- de Hacienda para preguntarle si tenía confirmación oficial de la ruptura de las negociaciones El Sr. Navarro Reverter manifestó que nc había ruptura; que se trataba sencillamente de la suspensión de las sesiones en San Sebastiár para continuarlas en Madrid. Sin embargo, las noticias de aquella capital no dejan lugar á duda. Si se tratase de suspender las sesiones y de reanudarlas en Madrid, los comisionados lo habrían dicho y hasta habrían fijado fecha para reunirse en la corte. Lejos de esto, los delegados españoles abandonan San Sebastián, cada cual por su lado. Si esto no es ruptura, convengamos en au se le parece mucho. El tiempo, sin embargo, dará la razón á quien la tenga. Un hecho parece ya inevitable, aun en e caso de que se reanuden más adelante las sesiones, y es la aplicación de los nuevos Aranceles desde el i. de Octubre, puesto que no se ha acordado la prórroga del arreglo conven! do hasta esa próxima fecha. LAS NEGOCIACIONES CON FRANCIA ministro ae L o que dice el ayer mañana itacienda. Hablando con los periodistas de las negociaciones que se siguen para concertar un Tratado con Francia, dijo el ministro de Hacienda que hasta entonces no había verdaderos motivos ni para optimismos ni para pesimismos, pues sólo pudieron venir de San Sebastián impresiones, y éstas no fueron ni buenas ni malas. Todo se ha reducido al tira y afloja, natural en esa clase de debates. Ha terminado el examen de las proposiciones francesas; ayer principió el de las españolas, y no hubo sobre ellas completo acuerdo. Es cierto que los plenipotenciarios quedaron en consultar á sus Gobiernos y que yo estuve desde las cinco y media de la tarde hasta las ocho comunicando por telégrafo con los delegados españoles. Hoy veremos hasta dónde podemos llegar en nuestras concesiones Y añadió el Sr. Navarro Reverter Yo sigo recibiendo numerosos telegramas de los fabricantes catalanes y de los siderúrgicos, insistiendo en que no se hagan concesiones por debajo déla segunda columna del Arance! y también numerosos despachos de agricultores y conserveros recomendando que, á toda costa se ultime un Tratado. No es posible contentar á todo el mundo. Sucede en España lo que en Francia. En ambos países existen dos bandos opuestos; pero aquí los agricultores son los que necesitan mercados fuera, y los fabricantes los que desean que las puertas se cierren; mientras que en Francia sucede lo contrario. Allí son librecambistas los fabricantes y proteccionistas los vinicultores. Nuestros industriales deben comprender que hemos de hacet concesiones por debajo de nuestra segunda columna; pues de no hacerlas, resultaría inútil haber iniciado las negociaciones. Pero como las Cortes son las que pueden hacer esa dase de concesiones, cuanto se convenga ahora sólo ha de convenirse ad referendum. El Fomento del Trabajo Nacional, de Barcelona, me telegrafía insistiendo en esa atribución exclusiva de las Cortes, come si alguien dudara de ella y como si la representación nacional no tuviese el derecho de modificar un Arancel, y, claro está, l he contestado lo que procede. POR TELÉGRAFO Y TELEFONO SAN SEBASTIÁN, ifi, 1 2 N, 1 Ü 7 Gobierno francés. París, 26, 9 n. El Consejo de minisíios que se celebrará mañana, dedicará gran Darte del tiempo á la discusión de las proposiciones españolas encaminadas á la conclusión del Tratado de comercio franco- español. v E! ministro de Negocios extranjeros, que áí. tá veraneando, volverá especialmente para as. i tir á este Consejo. Parece ser que en el seno del Gobierno exis e una fuerte oposición contra toda idea de lbaja sobre los derechos de los vinos extranjeros, pues varios ministros opinan que una reducción cualquiera repercutiría desastrosamente sobre la región del Mediodía que desde hace tantos años sufre grave crisis vinícola. I f n folleto. t Barcelona, 26, 11 n. El Fomento de) Trabajo publicará en breve un folfeto, explicando al país las anormalidades cometidas en las negociaciones con Francia, y los perjuicios que ocasionará á España el Tratado. -Benet. TJuptttra de negociaciones? Hoy ha terminado la labor de la Comisión mixta encargada de negociar un Tratado de comercio entre Francia y España. Por la mañana se reunieron separadamente franceses y españoles en la Diputación, con objeto de examinar diferentes asuntos que habían de ser tratados en la sesión plenaria. El director general de Aduanas, Sr. Sitges, asistió á parte de la reunión de los comisionados franceses. Los trabajos de por la mañana no se dieron por terminados hasta mediodía. A las dos y media de la tarde comenzó la sesión plenaria de la comisión mixta, sesión que fue muy larga, pues no terminó hasta las siete. Terminó el examen de las peticiones españolas sobre la base de las instrucciones recibidas de los Gobiernos respectivos, y hubo acuerdo respecto á algunas de aquéllas; pero al tratar de los vinos, legumbres, frutas, conservas v? corchos, varió el aspecto del debate, según se temía y según indiqué ayer al dar cuenta délos pesimismos que existían. Los franceses, intransigentes en absoluto, sólo ofrecían pequeñas concesiones en cuanto á los nísperos y la grosella. A partir de aquel momento, fueron tales y tantas las dificultades, que los comisionados consideraron que no podían resolverlas sin nuevas instrucciones de los Gobiernos respectivos y acordaron suspender las negociaciones. Esta suspensión se parece mucho á una ruptura definitiva de las negociaciones que, según parece, serán reanudadas, como ayer indiqué, desde Madrid y por la vía diplomática. Antes de separarse, los delegados españoles Sres. Ruiz de Velasco, Sitges y Zorita pronunciaron sendos discursos haciendo votos cordialmente por el buen éxito de las negociaciones posteriores y jorque no influya en ellas lo ocurrido hoy. Los franceses Mrs. Lourties y Morell se expresaron en el mismo sentido. No se trató de las peticiones francesas porque no había lugar á ello después de haber acordado suspender las negociaciones que venían realizándose en San Sebastián. Sólo al final de la sesión preguntaron los franceses si se resolvía algo acerca de sus peticiones, contestando los delegados españoles que nada tenían que añadir á lo ya manifestado. Después de esto salieron del salón Tos señores Sitges y Zorita, que se dirigieron al Centro telegráfico para hablar por teléfono con el ministro de Hacienda y darle cuenta de la ruptura. El Sr. Navarro Reverter estaoa en Consejo de ministros; pero pronto se puso al habla con los comisionados, á quienes felicitó por su ac- titud en la comisión y aplaudió sus trabajos. El resto de los comisionados de ambas naciones continuaron reunidos para leer y terminar las actas de las sesiones de anteayer y ayer. Después de esto los representantes españoles fueron al Centro telegráfico en busca de los Sres. Sitges y Zorita. El Sr. Rica se encaminó a! hotel Continental con propósito de hablar con M r Cambon. Hízose pública bien pronto la noticia de ía ruptura y en todas partes se ¡comentó con elo- CONSEJO DE MINISTROS 1 a nota oficiosa del Consejo celebrado ayev dice así: El ministro de Estado dio cuenta de varioi asuntos tramitados durante su permanencia en San Sebastián y especialmente de las negociaciones con Francia, comenzadas en dicha ciudad á petición de Francia y que, ya muj adelantadas continuarán probablemente e Madrid. E 1 ministro de Hacienda expuso tos detalles de dichas negociaciones en lo referente á su departamento. Sometió á! a aprobación del Consejo dos expedientes de créditos extraordinarios: uno para la Policía de Madrid y otro par materias lubrificantes con destino á Ma p EI ministro de la Gobernación dio lee tur y expuso con toda amplitud los fundamentos del proyecto reformando la Policía de Madrid, proyecto que mereció la unánime aprobación del Consejo. PERFIL DEL DÍA ICJ sperábase como un acontecimiento, coma el estreno de una obra dramática en un teatro, el Consejo de ministros anunciado para ayer. Constituía casi una novedad después dt cerca de tres meses de veraneo ministerial. Ministros había el de Estado, que desde qut