Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B C. Ml RCOi- ZS 6 DS SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 52 é. o u; ¡os datos por ésie solicitados y p do íc la depres va situación en que 3? deja este? st nrt, pues á pesar de tocar en Vigo rciensuvuncnie mis de 3o vapores de ¡a carrera de A: ¿iica, la ni yor parte del pasaje desembarco, sn Lisboa por faltar en Vigo comunicaciones terrestres rápidas con el centro de Europa y otras mejoias. -f odaí. nuevo y comenzó á llover. íi i e ¡primer tercio fenecieron nueve jacos. RcgaUrín, en medio de un verdadero diluvio, dio una estocada caída VAJLLADOLID El público desfiló presuroso, porque otra POR TELBGRAl O ZaHadoiid, a 5, 9 n. Lloviendo, pero con la vez llovía torrencíalmente. Mañana habrá novillada con reses de Salas, plaza llena, comienza la corrida hoy. El primer bicho de Biencinto, berrendo, que serán estoqueadas por Bombita TIT, Serra salpicado y... buey. ¿Slgabeño que muleteó re- nitc Martín Vázquez. -Ricardo. gularmente, se echó el toro fuera de una estocada contraria, entrando bien. (Palmas) La iluvia arrecia cuando sale el segundo toro, colorao, albardao, topón y certero. POR TELÉGRAFO Cumplió en el primer tercio, dejando fuera de í. IÁUCA, i 5 i T. combate dos caballos. Montes estuvo regularanifesfación de protesta. cillo, no más, con la muleta; dio un pinchazo En este momento se efectúa el cierre en hueso, saliendo por! cara y un sablazo sin soltar, tendido, pasado y tirándose desde le- general de tiendas. Una manifestación imponente parte de la jos. (Pitos y palmitas. plaza de la Constitución y recorre las calles. A mrdida que avanza la corrida aumenta la Asisten comerciantes, industriales y Prensa, violencia dei temporal. Al salir el tercer toro para protestar contra el Ayuntamiento y pedir mézclase con e! chaparrón una granizada. El bicho, tal vez por influjo de la perturbación que sea inspeccionada la administración muniatmosférica, declárase buey desde el primer cipal. Se calcula en 4.000 el número de personas momento, y parece resentido de las patas. A duras penas mató un caballo. Machaquito, que que van en la manifestación. Ai ¡legar ésta á la calle de Larios, silban ante empezó por descalzarse, hizo una faena valie ntísima, hábil, oponiendo sa bravura á la ma- el Círculo Mercantil poraue no ha cerrado, y nsedumbre de a res, y sin que le apuraran ¡os le obligan á cerrar. Llegada la manifestación á la plaza de! a peligros que ofrecía e! estado del piso. Coronó la faena con una estocada superior que hizo Aduana, sube una comisión al Gobierno civil y entrega un mensaje al gobernador. polvo a! toro, entrando con arrobas de redaños. La ovación correspondió por su intensidad M A L A C A 7 5, I O N á los méritos del torero, á quien por aclamaOanquete ai Sr. Armiñán. ción se le concedió la oreja. En e! comedor del Círculo Mercantil se Y cae el diluvio. Tanto llueve que la corrida ha celebrado un banquete de 90 cubiertos en tiene que suependerse por estar el suelo com- honor del subsecretario de Gobernación, don pletamente encharcado. Los areneros echan Luis Armiñán. Inició los brindis el Sr. Roserrín en el redondel. dríguez Muñoz. El Sr. Armiñán limitóse á afirSale el cuarto toro, que es colorso, y al sa- mar que su viaje á Málaga no tenía carácter ofilir destripa por sorpresa á dos caballos, cayen- cia! ni venia á dar ni á quitar puestos. Dijo que do los piqueros respectivos sin que nadie les deseaba la concordia entre todos ¡os liberales, y pudiera amparar. Luego mta un penco más, y puso de relieve sus ¡deas moralizadoras; sfirmó el picador Veneno, que lo cabalgaba, cae sen- que la jefatura del partido en Málaga la ostentado detrás del toro, y para levantarse se aga- taba el diputado Sr. Padilla, y terminó dicien- rra al rabo de ¡a res. Alfinliega Algabeño al do que el Gobierno estaba dispuesto á moraliquite. zar la administración de Málaga sin contenv El toro se ha vuelto buey y huye hasta de placiones, y caiga el que caiga. -Zarag úeta. los capotes. Se le torea con dificultad porque no cesa de trotar barbeando las tablas, egatetín, descalzo (ya están descalzos todos los lidiadores) á pesar de encontrar á la i es huidísima se empeña en entrar como es debido y M 26, i A pincha tres veces en hueso. Por último, volDeunión de alcaldes. viendo la cara, agarra una estocada colosal que En el paraninfo de la Universidad se ha le proporciona una ovación grandísima y la celebrado la primera sesión de la Asamblea de oreja. alcaldes de esta provincia. Se trató extensa a Quinta fiera; cornalón, bastóte, buey. Mata mente de la crisis por que atraviesa S región un jamelgo; Mgabeño hace una faena regular; asturiana, proponiéndose medios oara combatirpincha, saltando el estoque, da otro pinchazo la. Continuará mañana. y media caidita. (Pitos. S ¿xto, berrendo, salpicado, careto cumple en varas con poco poder, pero es voluntario. I a familia Real. Montes banderillea con un par citando en corto Mañana, jueves, regresarán de San Sey tres palitos sueltos. Luego muletea bien y cita á recibir, no acudiendo e! toro, y agarra bastián á Madrid S. M ¡a Reina madre y Sus un volapié tendido y fcde acá y un estoconazo Altezas los infantes doña María Teresa y don Fernando. tendido. (Palmitas) El séptimo, berrendo y voluntario, cumple ¿Cuándo habrá Cortes, lector? en varas. El cielo ¡por fin! se despeja. Macha ¿Qué trapos se sacarán quilo toma las banderillas y cambia tres pares, ailí á relucir? ¿Que olor el primero de ellos, ceñidísimo; el segundo, eslos trapos despedirán? perando á pie firme, y el tercero, colosal. Con No lo sé; mas doña Antonia la mulera hace una faena temeraria, un inaudiir al Congreso pretende to berroche de valor, dando con la pierna concon el Agua de Colonia traria entre los pitones y arrancando en falso que la Casa Gal expende. y entregando e ¡hombro para largar una estocada algo contraria de tanto atracarse. Dio fin l a regresado á Madrid nuestro particular del toro descabellándole con la puntilla, y se le amigo el odontólogo Sr. García Olalla, Barquillo, 41 duplicado. tributó una ovación que parecía interminable Se le concedió la oreja, una de las orejas que al olor de la boca desaperece con con más justamente se havan concedido á torero tantes enjuagatorios de Licor del Po) n alguno. dentífrico delicioso en aroma y perfume. El octavo era negro, zaino y bastóte. Cumplió en vsras, lardeando. i 1 ÜH e 1 (3 S Calenturas interEl cielo, que había estado despejado duranH ilJU mitentes rebeldes se cute ía- cs? 3o sa! f A? ás Mscbpquifo, subtíósz de ta -siempre con ¡as Grageas Lope Rupérez, TOROS EN T- a íoJa sombra, saínete lírico en un acto, libro de los Sres, Alvarez Ouir. tero, música del maestro Serrano (J. E N APOLO LA POLÍTICA EN MALAGA Erapezar ia serie de estrenos que. se nun; san en Apolo con La mala sombra. y 3 ir vicíoriesos de la prueba, es e! colmo de ¡o paradójico. Mal día para la cátedra (como se dice en el deporte del juego de pelota) de los supersticiosos. Porque ayer era martes y. hacía una noche horrible, con espléndida vise en soene de relámpagos, truenos, y como decía el otro, ese sonorndo é insubstituible otro de todos los testimonios, agüits para refrescar un saldo de paraguas. La mala sombra la tuvo buena para el público, que celebró una vez más el fértil ingenio de los escritores sevillanos. L? Favorita, establecimiento mixto donde se lustra el calzado y se despachan aperitivos, es una documentación de apuntes felices del natura! con pinceladas caricaturescas; de tipos que andan y pisan á diario la calle de las Sierpes, en Sevilla, un cuando á veces resulte que se expresan como los chulos de nuestros barrios bsjes. H! S Jíaidomero, propietario de la liend? es ia personificación de lo que suele llamarse, vulgarmente, mala pala, mal ángel, mal árale, etc. A pesar de los buenos oficios de tres amigos- -tuertos ¡os tres, por más señas, -que viven y abusan en casa del pobre Baldomcro, y á su costa, no hay un alma buena que haga el más insignificante consumo en La Favorita, po que establecerse en un barrio pobre, donde S gente no tiene dinero ni para limpiarse a el calzado, ni el gaznate, con aperitivos y salón de Hsnpia botas, es el colmo de la coquetería. Ei pobre Baldomcro espera mucho de ¡a asistencia de Currito, del que ios tres socios tuertos del margen hablan y no acaban de su buena sombra, de su simpatía entre las gentes, y vaya usted con Dios! Si Currito va á La Favorita, sóio por oirle, Baldomero tendrá que poner guardias á la puerta para evitar ¡a aglomeración del público, y, efectivamente, el Mesías es raá triste que un sauce y sólo al verle! y quien dice: ¡lagarto, lagarto! ¡Buen alivio para Baldomero! E! saínete tiene su moraleja, á caroo del novio de la hija del desgraciado industrial, y tipos episódicos tan bien vistos como la vendedora de décimos, perfectttr. ieite interpretado por la Vid. l y e! matador de toros supersticioso, muy bien personificado por Manzano L acción, un tanto lánguida, ganaría reduciendo las proporciones del saínete, donoso y agudo sn ingeniosidades, que dura cerca de licr. i y media. Pepe Serrano ha escrito cuatro números elegantes de forma, pintorescos, el tíás inspirado y origina! un dúo movido y juguetón, que no son otra COST que subrayados de! as situaciones del libro, donde realmente no es posisibíe hacer más. La obra fuá interpretada con muctio cariño y acierto por las Srt? s, Pino, Palou y Sra. Vida! y los Sres. Carreras, García Yalero, Mesejo, Ontiveros y Manzano. 3 c: ibiia, que ha tenido su mala samara coc v su prirrespondiente esti verano, hizo le JT. SÍD ¿ltda y p ccenci c cstreno desde un palco, FÍ. 0 R 3 JD 0 R NOTICIAS