Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES a 5 DE SEPTIEMBRE Dü 1906. J? AU. 4. EDICIÓN i. bable, casi lo seguro que, esclavo de su culpa, sucumba ante la justificada hostilidad de los Canalejas, los Moret y los Montero Ríos que, seguramente, se han de ver y se han de declarar defraudados. mal educados de los grandes colegios, olvidando que tienen madre y hermanas, hostiguen soeces y cobardes á las mujeres que caminan solas por las calles de Madrid, mientras Ja taberna abierta, y el teatro cerrado, y la escuela sin niños enciendan en las manos la llama rí gida de la navaja para dirimir las contiendas seguirán siendo inútiles los tópicos publicados á son de trompetería desde las columnas áridas de la Gacela. Montón inerte de disposiciones legales, cir culares y reglamentos que mientras no tengan arrestos para extirpar el mal en la raíz, para mellar el cuchillo antes de salir de la forja, para quebrar la navaja antes de ponerla cachas, serán sólo letra muerta, expedienteo perdido entre madejas de balduque rojo por la vergüenza de star tanto mamotreto inútil. Que hay por ahí, en Europa, en ei muñí do, quien á pesar de conocernos, cree todavía que las damas españolas, aunque ya no visten basquinas con madroñera, llevan debajo de las crujientes faldas de seda la navaja en la liga. Y aquí terminó la conversación Ahora esperemos el resultado de la sesión plena de mañana, á ía cual han de preceder reuniones parciales, que habrá por la mañana. -Cruz. EL VIAJE DE LOS REYES Tpl día 26 llegarán á Segovia los Reyes, que se dírigirán inmediatamente á La Granja, donde permanecerán hasta el 20 de Octubre. En esta fecha, los Reyes, sin venir á Madrid, se trasladarán á El Pardo, y en este último punto prolongarán SS. M M bastante su estancia. Durante la ausencia de los Reyes se terminarán en el regio alcázar importantes obras que se están realizando en sus habitaciones. Se dice que á este propósito de los Reyes, de permanecer alejado de la corte algún tiempo, contribuye la costumbre de las damas de la alta aristocracia inglesa, que hacen vida retirada de la sociedad cuando se encuentran en 1 estado en que hoy se halla nuestra Soberana. Ayer salió para La Granja el batallón de cazadores de Madrid, que al mando de su teniente coronel, S r Páez Jaramillo, prestará servicio en ei mencionado Real Sitio durante la estancia de los Reyes. Con igual fin salieron 60 guardias alabarderos al mando de dos oficiales mayores. POR HABLAR EN VALENCIANO POR TELÉGRAFO 14, 7 t. Durante la sesión que ha celebrado hoy el Ayuntamiento se ha producido un incidente, con motivo de haber hablado en valenciano el concejal Guillot, alegando cfue desconoce el castellano. El alcalde consinttó que hiciera uso de dicho dialecto, asegurando que ¡carecía de medio para impedirlo. Varios concejales quisieron oponerse á ello, pero el alcalde les negó la palabra. V aalencia, CUCHILLOS Y NAVAJAS A. raíz del desastre colonial que trazo una raya negra en el gran libro de cuentas corrientes de la historia de nuestra raza, comenzó en los bordes de la abierta herida el trabajo cicatrizante, la oleada celular, el empujón ascendente de la savia que poco á poco afluía hasta los nuevos brotes... Alguien supo pronunciar á tiempo la palabra mágica con que había de titularse aquel esfuerzo orgánico, y desde entonces todos los anhelos de mejora, todos los cambios de postufa del lacerado cuerpo, las demandas individuales ó colectivas exteriorizadas en múltiple forma recibieron el nombre común de regeneración. Asistíamos, sin saberlo acaso, á un período crítico de nuestra grave dolencia. Quizá la terapéutica que nuestros hombres políticos empleaban era más empírica, más tradicional de lo que demandan las ciencias modernas de cu- I rar pueblos; pero de todas suertes, por virtud del determinismo, se iban cumpliendo lentamente las siete semanas de Daniel de las profecías mesíánicas, Por ley biológica fundamental los órganos nuevos creaban funciones nuevas y, á pesar de todos los obstáculos de la rutina y del precedente, iban surgiendo avideces hasta entonces extrañas en nosotros, que era preciso ir- satisfaciendo aun á despecho de la famosa garantía de los intereses creados, invocada en España tantas veces para conservar incólumes hábitos profundamente viciosos. La regeneración nacional se había proclamado solemnemente y era preciso sostenerla, activarla, por lo menos en sus apariencias, para que pudiéramos ostentar orgullosos nuestro risorgimento, coevo con el de la Italia nueva. Y aquí empezó el error, la equivocación de nuestros médicos de cabecera, de los grandes estadistas quepor aquí usamos, más atentos á la terapéutica sintomática que á la medicación causal, obstinándose en reformar la superficie sin tocar al meollo, en revocar la fachada sin reforzar los cimientos, conjp aquellos primeros revolucionarios japoneses que creían europeizar á sus conciudadanos cubriendo el floreado kimono de las geishas con una capa á la última moda parisiense. La mayor parte de nuestras reformas, cuya promulgación va acompañada de estruendoso anuncio, pertenece áeste género decorativo y suntuario, tan pomposo como ineficaz. Seguimos estando enamorador del aspecto externo como el Raimundo Lull de la leyenda, y como á él, nos esperan terribles desengaños que acaso sean tardíos 1 para nuestra salvación espiritual. Mientras se perpetúe el caso que denuncia ayer La Época y que registran á diario lós periódicos v los adolescentes que acaban de salir LA ESCUADRA NORTEAMERICANA POR TELÉGRAFO D o m a 24, y t. Anunciase la próxima lle gada de la escuadra norteamericana á los principales puertos de Italia. PERFIL DEL DÍA 1 a conferencia del presidente del Consejo? de ministros con el Sr. Moret despierta más interés que las que en San Sebastián celebran los comisionados franceses y españoles para concertar un Tratado de comercio, y eso que en este asunto ha tenido á última hora una intervención ei S r Maura para hacer ver al Gobierno su desagrado por no haber concedido á la Industria una representación en aquella Junta internacional, donde la tiene el Comercio, y por cierto en la persona de un caracterizado librecambista, y no obstante la evidente diferencia que hay entre los intereses industriales y comerciales. Pero, dicho queda, las cosas políticas interesan más que! as económicas y las comerciales, por lo menos en España; y ayer se dedicó todo el mundo á hacer calendarios acerca de la actitud de IVtoret yjt comentar la entrevista de este ilustre hombre público con el presidente del Consejo de ministros. Es general la creencia de que el Gobierno, fbrtalecido con recientes pruebas de confianza de la Corona, llegará á las Cortes, entre otras razones, porque al Trono ha de desagradarle entender en frecuentes crisis, sobre todo cuando no son parlamentarias. Y, sin embargorñadie puede sustraerse á la tentación de prejuzgar lo que ocurre, sin otra base para el prejuicio que la suposición. Y suposición es cuanto se diga de Jo que va á hacer Moret, erigido en esfinge durante el último verano, y cómo va á proceder Montero Ríos, cuyo único acto de pública adhesión al Gobierno ha consistido en aceptar la presidencia dd Senado, y cuál va á ser la conducta de Canalejas, cuyo ministerialismo sabido es que tiene la condicional de qué el Gobierno ha de cumplir sus promesas liberales. Pero son muchos veinticinco o treinta días para esperar á que las Cortes se abran, y la impaciente opinión quisiera ya anticipar á su glisto los sucesos. Esto se deduce de los comentarios del día; pero existe otra deducción más serena y más racional que no puede cccapar á toda fina observación. El Gobierno irá í las Cortes, pero como nada ha hecho ni nada lleva trazas de hacer, poraue el tiempo apremia, es lo pro- REFORMAS EN LA POLICÍA p n el Consejo que los ministros celebrarán mañana se tratará del proyecto de re organización del Cuerpo de policía de Madrid, presentado por el S r Dávila. Como ya hemos dicho, la concesión de! crédito preciso para implantar esa reforma, que se quiere comience á regir en i. e del mes próximo, ha sido informada favcuablemente por el Consejo de Estado. Y, en cuanto al proyecto en si, aun cuando en los centros oficiales no se ha facilitado notr. oficiosa, parece que en sus líneas principales e? como sigue: Se crea el cargo de comisario general de Policía, con amplias facultades y medios suficientes para desempeñar sus funciones. E 1 comisario general tendrá la categoría d i jefe superior de administración y sueldo anual de 10 000 pesetas. E 1 designado para este cargo deberá set persona que reúna condiciones especiales, por sus antecedentes y por sus aptitudes, para desempeñar Jas funciones de un verdadero director activo de la Policía. La Comisaría tendrá un secretario general, á quien se exigirán algunos conocimientos de Derecho y Ja posesión de idiomas p ára podet comunicarse con Jos extranjeros qus acudan en su auxilio ó fueren detenidos, y poder contes tar á las comunicaciones que se reciben del extranjero y que son frecuentes, sin perjuicio d? otros servicios. EI sueldo de secretario será de 10.000 pe setas y el cargo se proveerá por oposición. Se crea la escuela de Policía, por la cual se hará el ingreso en dicho Cuerpo y en el de Se guridad. Los alumnos, tanto de uno como de otro Cuerpo, prestarán servicio alternativamente en la Escuela y en las calles, durante un año poi lo menos, para conocer las asignaturas á cuyo estudio se les somete y las prácticas cuyo co nocimiento se les ha de exigir desde que salen de la Academia. Durante el año de alumnos tendrán suelde de 1.000 pesetas En la Escuela, aparte el estudio de las asignaturas, se instalará un gabinete de fotografí y antropometría, sala de esgrima, gimnasio bí blioteca, etc.