Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 24 DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 1. ECOS POLÍTICOS l rofecías. El día de ayer, poco abundante en hechos políticos, fue pródigo en comentarios, profecías y vaticinios. Entre todo lo que se dijo, hay mucho que es producto de la fantasía; pero haciendo un detenido trabajo de selección, se encuentra un fondo de verdad y de exactitud. Y el que consigue llegar al conocimiento de lo que realmente sucede en la situación política presente. no puede por menos de convencerle de que en un porvenir no muy lejano han de ocurrir acontecimientos interesantes que están ya dibujándose en el horizonte político, sin forma perceptible todavía, pero que irá adquiriéndola, para la vista del observador, á medida que el tiempo avance y vayamos aproximándonos á la fecha en que los sucesos deben desarrollarse. Estos acontecimientos, que requieren una preparación un poco fatigosa, tendrán su desarrollo en ei Parlamento, aunque se espera no ocurra antes de que los presupuestos hayan sido aprobados, es decir, hasta fines de año. Antes puede que haya algún pequeño incidente, una crisis parcial, por ejemplo, pero nada de esto influirá en los hechos definitivos. Conforme transcurra el tiempo se irá haciendo más perceptible el camino por donde han de marchar los acontecimientos. Tpl impuesto de Consumos. Hoy regresará á Madrid, desde su posesión de Humera, el Sr. Navarro Reverter. Trae terminado el ministro de Hacienda el proyecto de supresión del impuesto de Consumos, proyecto de! cual es posible que dé cuenta en el próximo Consejo. periódicos de París, y sólo conoce 10 que ocurre por las noticias de sus vecinos. Rostand escribe poco. -En cambio, su hijo, un joven de quince años, trabaja con celo extraordinario. Ha concluido la traducción de más de veinte obras inglesas. El público, sin embargo, preferiría lo contrario; esto es, que el hijo trabajase menos y el padre más. El autor de Cyrano ha dicho al periodista francés la idea de su nueva obra Chantecler, que Coquelin ha de representar en París, está en una vieja fábula francesa. Coquelin le ha manifestado que un empresario americano le ofrecía un millón de francos por una tournée. A pesar de tan brillante proposición, Coquelin renuncia á ella para ooder estrenar este año la obra de Rostand. El drama Chantecler está escrito en forma de un diálogo entre animales, y es u i trabaio satírico muy original. El redactor de Le Temps asegura que los actos primero y segundo son de una belleza superior á otras obras anteriores. El último acto, el más difícil de representarse en escena, es del que no está satisfecho Rostand. El poeta ha pretendido hacer una sátira de los vanidosos que creen que tienen una gran influencia en el mundo. Un gallo da á entender á un su compañero que si él no cantase más, el sol no podría salir. El gallo se enamora, pierde la voz, y, sin embargo, el sol asoma todas las mañanas con igual majestad. Si Chantecler no se representara, Rostand lo publicaría en un volumen... j p n América, el numero fatídico no es el i 3 sino el 23. Aun en esto había de distinguirse el nuevo del viejo mundo. Los americanos usan el 2 3 con muy buen éxito para sacudirse las personas molestas y antipáticas. No es necesario decir: ¡Vayase, usted! ¡Qué lata de hombre! ¡Maldita sea tu estampa! no; solamente con pronunciar á tiempo ¡23! sale de estampía el pelmazo. El 23 tiene la misma mala sombra para los americanos que el i3 la tiene para nosotros. Y hay quien lo pronuncia diciendo ¡lagartol ¡lagarto! En fin, si será funesto el? 3, que ese día en muchos puntos de América no se paga á nrdie. ¿Cabe más mala sombra... para los a. e tienen qne cobrar? -XXX. capital que todo el mundo sabe viene, aesa hace mucho tiempo, regalada al desorden y otorgada á quienes por tener la suerte de ser amigos de El Jmparcial les está permitido todo, sin que puedan tolerar sin protesta que un funcionario, en uso de licencia, se asome siquiera á las ventanas de Málaga. Las cosas de Málaga, realizadas hasts aquí con la benvolencia de El Jmparcial, las trataremos en la Prensa y en el Parlamento con toda la amplitud que el articulista de hoy desee, y el popular y acreditado periódico se convencerá de que allí todo es anormal y de que en Málaga pasan cosas peregrinas y estupendas en orden á la política y á la administración publica; por ejemplo, el Ayuntamiento de la quinta población de España se encuentra en bancarrota, y su alcalde, en entredicho, no asiste á cabildo por temor, sin duda, de que el pueblo le pida cuentas de su dinero. En Málaga, por ejemplo, hay señores canónigos que con hábitos; y todo conducen mesnadas políticas y sostienen administraciones inmorales por iatges años, sin protesta de nadie; en Málaga suceden otras muchas cosas más que puede que yo cuente con todos sus pelos y señales para que El Imparcial se convenza de que, si bien yo no voy á inspeccionar nada, va siendo hora de que la opinión pública se entere de todo. Mi querido amigo el director de El tmparcial, que fue digno gobernador de Málaga, conoce perfectamente aquella política, y él, conmigo, se ha lamentado algunas veces amargamente de esos regalos de provincias á quie nes debieran ser prudentes sí es que no desean que nos divirtamos un rato. Mil gracias, Sr. Director, por haber. concedido á esta carta el honor de ser publicada, y mande lo que guste á su afectísimo amigo, seguro servidor, Luis de Armmá I a política en Malaga. La carta que precede es contestación al siguiente artículo que ayer publicó El Impacial con el título La política en Málaga: Regalo de una provincia Málaga es, á lo que parece, una provincia excepcional, sin duda por honrarse con sei ia cuna del general López Domínguez y del mi nistro de la Gobernación. Ambos operan allí como en finca propia, y han decidido, á lo que parece, regalar la provincia á uno de sus amigos, instituirlo como cacique máximo y excluir de toda beligerancia á los diputados liberales que no teconozcan su omnipotencia. EI general López Domínguez, que proclamaba la discreta política de conciliar voluntades, de apagar discordias y atar con dulce lazo á los liberales de todas las procedencias, declara á Málaga fuera de estos nobles propósitos. Pero no basta esto: y á pesar del apremia de la confección de presupuestos y de las previas labores de la jornada parlamentaria, el Gobierno envía á Málaga al propio subsecretario de Gobernación, quien saldrá en el expreso de esta noche. ¿Para poner paz en las huestes liberales? ¿Para estudiar una fórmula de avenencia? Nada de eso; para encender la discordia decidiendo el pleito en favor de unos liberales con depresión de otros y para inspeccionar las Corporaciones provincial y municipal, resucitando los atávicos procedimientos de la suspensión y los expedientes. La campaña va también contra los conser vadores. Después de lograr de ellos la polacada de arrancar sus votos para dar Una plaza inamovible con 6.000 pesetas de sueldo á un sobrino carnal del Sr. Dávila, atropellando leyes y conveniencias, el ministro los declara la guerra. Por este lado no lo sentimos. Pero requerimos al Sr. López Domínguez para que rectifique su conducta. Esos escándalos que adivinamos en Málaga no pueden realizarse impunemente, y desde luego pro iftemos hacer la crónica de ellos, acompañ c, i de sus merecidos comentarios. El embajador en el Vaticano. El Sr. Ojed nuevo embajador de España en el Vaticano, irá á La Granja el día 2 j para cumplimentar á los Reyes y despedirse de ellos. Dos ó tres días después saldrá para Roma, con objeto de posesionarse de su cargo. ministro de Estado. El Sr. Gullón llegará á Madrid ei miércoles por la mañana, y asistirá al Consejo que Aquella tarde ha de celebrarse. O Í Sr. Armiñán. Anoche salió para Málaga el subsecretario de Gobernación, D. Luis Armiñán. MAPAMUNDI Tpdmundo Rostand, el autor ae Cyrano, ha adquirido cerca de Cambo, en los Pirineos, donde ya estuvo más de cinco años, una hermosa quinta de recreo. Rostand ha dicho á un redactor de LeTemps que se halla encantadísimo de su residencia veraniega. El clima es dulce, el cielo azul, el pueblo sano, la gente robusta. Una quietud misteriosa envuelve los seres y las cosas y atempera los nervios. Nuestra única preocupación, todas las mañanas al levantarnos, es preguntar: ¿Qué tiempo hará hoy? Después paseamos á pie antes del almuerzo, otro paseíto en coche ó en bicicleta después de almorzar, luego un poco de lectura, reposo, la comida temprano, una hora de jardín y á la cama desde las diez de la noche hasta las siete de la mañana. He aquí nuestra vida que transcurre calmosa, monótona y, sin embargo, absorbe todo el tiempo. En un pedazo de carta ó en otro papel cualquiera escribo versos, pero me canso pronto. Delante de mi vista se abre un paisaje mágico y una suave y blanda nostalgia invade mi espíritu. Entonces me abandono á la dulce virtud de uo hacer nada. Rostand no lee en su estancia de verano los LA INFANTA ISABEL POR TELÉGRAFO O a r í s a 3, 5 t. bsta noche saldrá para Vie na en el Oriente- express, la lnf nt Isabel. UNA CARTA DEL SR. ARM 1 ÑAN p l subsecretario de Gobernación, Sr. Armi ñán, nos ruega la inserción de la carta que sigue: Sr. Director de A B C. M ¡querido amigo: El Jmparcial de hoy, en su artículo titulado La política de Málaga comenta el que yo salga esta noche para allí, usando del permiso que me ha concedido mi jefe, buscando segundos motivos á un viaje, cuyo único objeto es ver á uno de mis hijos y saludar á los muchos amigos con que en Málaga cuento y con los que he estado siempre en gratísima comunicación. Todo esto interesa muy poco al público, y lo digo al solo objeto de demostrar los infundados temores del intencionado articulista de El Jmparcial, que habla del suouesto regalo de una provincia y de una