Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 23 DE SEPTIEMBRE DE 1006 PAG. 7. FD 1 C 1O N OBRAS EN CEUTA Y MEL 1 LLA 1 a Memoria sobre obras públicas en Ceuta -y Melilla y expansión comercial de Espala en Marruecos, que presentó ayer al Conseo de ministros el Sr. García Prieto, es por iodos extremos interesante. El Gobierno la aprobó por unanimidad, y acordó que se enviasen copias á los ministros de Hacienda y Estado, que no asistieron al Consejo. La Memoria comprende el siguiente plan de obras públicas: 1. Construcción rapidísima de los puertos de Ceuta y de Melilla, convirtiéndolos en puertos de primer orden. i. Valizamiento de los bajos de Benzú en Ceuta ó su voladura. 3. Establecimiento de un semáforo en Benzú. 4. Construcción en el sitio del campo exterior de Ceuta, conocido por el Tarajal, de un zoco con fondax (posada mora) depósitos para granos y mercaderías, encerraderos para ganados, y enfermería. La construcción se hará por cuenta del Estado y su administración se cederá por concurso á empresas ó particulares. 5. Construcción de un zoco en el campo de Melilla, en las mismas condiciones. 6. Construcción en Melilla de depósitos para granos, donde las kábilas puedan guardar sus cosechas, librándolas de los bandidos que infestan el Riff. Esta iniciativa nos conquistaría el agradecimiento de los moros. y. Estudiar la posible construcción de un ferrocarril de Ceuta á Tetuán y de Ceuta á Tánger, y otro de Melilla al límite Oeste de la Mar Chica, afirmando ante el Sultán y ante las Potencias el propósito de España de construir ambas lineas inmediatamente que se pueda. El ferrocarril á la Mar Chica haría posible la explotación de unas riquísimas minas de galena argentífera, que existen en la kábila de Bem Brenfuor, y cuyo embarque en Melilla convertiría a este puesto en el primero de África. Si ¡a concesión de estos ferrocarriles Úrdase, se pedería a! Sultán ¡a concesión para construir una caTítera de Ceuta á Tetuán. 8. Traída de agua 1; del Benzú á Ceuta, sbasteoemáo, especialmente, el zoco y el puerto. 9. Construcción de slgibes públicos y pozos artesianos en Ceuta, Melilla, Chafarinas, Alhucemas y Peñón de los Vélez. 0. Construcción de depósitos de carbón en el puerto de Ceuta, pactando con los hulleros españoles concesiones de primas y liberación de impuestos hasta conseguir que puedan vender el carbón español al mismo precio que se vende el inglés en Gibraltar y Tánger. 1. Creación de grupos de expansión comercia! de 10 productores de distintos artículos cada grupo. Se encarga á la Cámara de comercio de Ceuta la formación del presupuesto y organización de cada expedición de viajantes de estos grupos a! interior del Imperio. El Gobierno subvencionará cada expedición, y el resto del presupuesto será abonado por los productores, pagando cada uno una décima parte. Los viajantes serán designados por las Sociedades de viaiantes de Barcelona y Madiid. I I Primas á la navegación directa entre los puertos españoles y Ceuta v Melilla con bandera española. 3. Supresión de todo arbitrio en los nuevos puertos para los buques españoles. En dicha Memoria declara el Sr. García Prieto que estas iniciativas, únicas que puede tomar desde el ministerio de Fomento, serán ineficaces si todos los ministros no concurren á esta obra de expansión comercial. Como resultado de la información abierta en el ministerio de Fomento, el ministro enumera las iniciativas que diversos Centros han expuesto en sus puesus al Cuestionario. PREPARANDO UN ARREGLITO NAVARRO... ETC. -NO SE TRATA TODAVÍA DE UN TRATADO DEFINITIVO, SINO DE UN SIMPLE MODUS VIVEWDT. GEDEÓN SI, SEÑOR MINISTRO; YA LO VEO... jCADA UNO ZTKEJVDI A SU MOTillS! (De Gedeón. EL DOCTOR LAPPON 1 POR TELÉGRAFO oma, 22, 9 m. El Dr. Lapponi, médico de cámara del Papa, se halla gravemente enfermo, creyéndose que sufre de cáncer en el estómago. R GACETILLA RIMADA. DUELOS SIN QUEBRANTOS Llevamos dos ó tres días sin que haya lances de honot y no me encuentro conforme con tal paralización, pues todo lo que no sea que haya cada día dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y aun más duelos, creo yo que es demostrar á Us claras nuestra degeneración y privar á los lectores de un solaz encantador. Bátanse en buen hora todos los bracos de oficio por un quítame allá esas pajas, y mátense á tenazón; pero que, por Dios bendito. no haga ningún director de periódico que sea motivo de información, el que dos caballeretes que se levantan la voz ó la mano, solucionen lo que á nadie interesó con un acta, dos pistolas, dos espadas ó un cañón, á no ser que, por ejemplo, uno y otro batidor sean príncipes, obispos, ó personajes de pro, por cuya suerte en el lance sienta interés el lector. Bien está que si un imbécil de cronista molestó á un diputadillo de esos que no hablan (gracias á Dios) ó un militar cuya espada nunca en la guerra brilló, suelta una torta á un don nadie tras de llamarle ca... tón, nombren dos madrinas mu- hos para lavarse el honor con una farsa ridicula y una jindama feroz;