Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO f NUM. 619 t RO. CRO- ÑICA U N I V E R SAL ILUSTRADA. grandes escuadras ei soio signo ae poaerio naval de la Gran Bretaña, de los Estados Unidos Domingo XYt después de Pentecostés. -SantosLino, y la Alemania futura; es que junto al panzudo y yapa, Paterno, obispo; Sosio, diácono, y Constancio, márférreo acorazado que vigila los pasos estratétires- -La Misa y oficio divino son de la Dominica, con gicos, llenando una indicación táctica, surge íito semidoble y color verde. -Se gana el jubileo de la bullidora la flota comercial que á grandes veloCuarenta Horas en las Religiosas de Gongora. -Visita de la cidades lleva de uno á otro continente la riCorte de María Nuestra Señora de la Soledad, en San Jsidro, en San Marcos, en la Capilla de la Palcna y en queza industrial y agrícola... las Calatravas. No podemos, no debemos como patriotas, Tiempo probable: Lluvioso. -Otoño liasía el 21 de dejar relegado al olvido el problema urgente Diciembre, que empieza el invierno. -Temperatura de ayer: de nuestra restauración naval, por temor de Máxima, 17 grados. Mínima, IÍ. -Duración del día 12 abordar sus dificultades, ó por pereza mental horas y 9 minutos, disminuyendo durante la semana un mnuto por la mañana y otro por la tarde. para resolverlas. I Entierros El de la niña Pilar Retana Martín, á las diez de la mañana, desde la calle del Barquillo, num 9, al cementerio de San Justo, y el de D. Julio González Avila, á la misma hora, desde la calle del Noviciado, núm. 4, al cementerio de Nuestra Señora de la Almudena. SEMADRJD, 23 DE SPTBRE. DE 1906, NÚMERO SU ELTO, 5 CÉNTIMOS dei cuadro, de la miniatura, de Ja estampa, et cétera, que represente y el nombre y los apuntes biográficos del original del retrato. De esta manera se conseguirá que las partí culares que posean retratos de valor no se nieguen á hacerlo público, porque de lo que se trata no es de despojarles de ellos, sino simplemente de saber en dónde están esas- obras de arte, para que al aficionado le sea fácil conocerlas. En poco tiempo, en un año, puede formatse una colección de 5o.000 retratos, partiendo de la base de que ya hay importantes colecciones, como la del Ateneo, del Institutor de San Isidro y otros centros. Además, es preciso tener en cuenta que en la portada de casi todos los libros que se publicaron desde la fundación de la Imprenta hasta el siglo xvni aparecían el retrato del autor y el de la persona á quien la obra estaba dedicada Todo esto facilitará en gran manera la labor de la Junta iconográfica. El Sr. Herrero terminó de hablar sobrt este asunto, después de haber esmaltado todo lo expuesto con detalles de gran erudición, que es de lamentar no puedan ser recogidos en estas ligeras líneas informativas. Terminaremos por hoy estas notas, anuncian d o que muy pronto saldrá del ministerio de Instrucción otra iniciativa tan loable y digna de aplauso como la anterior: continuar y concluir la catalogación del tesoro artístico, de esas antigüedades que de tal manera tientan ía podida de los coleccionistas extranjeros. Para ella se necesita un crédito de muy esca sa cuantía, y es de suponer que las Cortes le concederán. En toda esta labor merecen el Sr. Jimeno y el Sr. Herrero que todos les secunden, porque se trata de la cultura nacional. EL DÍA DE HOY INICIATIVAS ARTÍSTICAS f- I ABLANDO CON D. JOSÉ El subsetrucción pública, D José Herrero, igualmente que el ministro del ramo, O Amalio Jimeno, es un político con alma de artista. La literatura, la pintura, la música y! a escultura, constituyen las aficiones dominantes en eVSr. Herrero. Nada tiene de extraño, por lo tanto, que en el puesto que hoy ocupa alterne él estudio de las medidas conducentes al buen régimen de la enseñanza con la propagación y vulgarización del arte, compaginando de esta manera lo útil con lo dulce y poniendo en práctica el aforismo de que no sólo de pan vive el hombre Ei subsecretario de Instrucción trabaja en gran número de proyectos, secundando las iniciativas del ministro y poniendo en tal labor no pocas de las propias. Ayer tuvimos ocasión de hablar con el señor, Herrero, y le sorprendimos en el momento en que trataba de un asunto interesante con el senador y académico D. Ángel Aviles El asunto á que nos referimos es ía catalogación iconográfica, trabajo cuya sola enunciación dice ya la importancia que encierra. Hay en- -España, nos dijo el subsecretario, una verdadera riqueza en iconografía, riqueza que, por una verdadera dejadez, está perdida para- los amantes de esta rama de las bellas artes. Hace tiempo, en 1876, sienao ministro de Fomento el conde de Toreno, se promulgó un Real decreto creando una Junta encargada de reunir y catalogar ese incomensurable tesoro que nuestros antepasados nos han legado en cuadros, retablos, miniaturas, láminas, etcétera. Transcurrió el tiempo, y diez años después, en 1886, el entonces ministro de Fomento D. Eugenio Montero Ríos, cubrió las vacantes que se habían producido en dicha Junta. Y ahora, tras de veinte años más, nos encontramos con que de los doce individuos que componían la Junta, tan sólo sobrevive uno, y que, por lo tanto, este organismo está disüelto, después de no haber realizado más labor que reunir unos noventa retratos. Yo me propongo, añadió el Sr. Herrero, y claro está que de acuerdo con el ministro, organizar la Junta iconográfica, cuya misión consistirá, no en adquirir los retratos, puesto que para ello se necesitaría disponer de una cantidad de dinero de que el Estado no puede desprenderse, sino en formar un registro, un álbum, una colección, en fin, de fotografías del mayor número posible de retratos, lievando. cada una de aquéllos la descripción NUESTROS BARCOS TLJ ay en el fondo de la satisfactoria noticia que á nosotros llega relatando la feliz botadura del nuevo crucero J eina Regente un dejo de tristeza, una sensación penosa que suspende los puntos de la pluma cuando iban á correr sobre el papel, dispuestos á expresar regocijos y enhorabuenas... Si esas solemnes ceremonias, cuya grandeza no puede concebir quien no las haya vjsto, se repitieran en el curso del año muchas veces... Si los arsenales españoles, rebosantes de activa Sebre de construcción lanzasen a! mar conti inuamente nuevos modelos de arquitectura aaval, solicitados por grandes empresas navieras ó pedidos por el Estado para la urgente organización de sus escuadras, entonces sí que habría motivo para acoger con júbilo cada una de esas felices noticias. Pero desgraciadamente- -y no son estos la hora ni el lugar propicios para investigar orígenes- -ni nuestra Marina mercante recobra pasados arranques, ni en nuestros arsenales, sumidos en sopor profundo, resuena e 1 alegre repiqueteo del trabajo, ni nuestros barcos de guerra estarán en mucho tiempo en condicio nes de sostener competencias numéricas con las grandes escuadras. La situación en que se encuentra nuestra Marina no puede continuar indefinidamente, sin graves peligros para nuestra nacionalidad. No es el problema de su restauración de ¡os que puedan ni deban plantearse en estas improvisaciones que llamamos artículos de periódiÍO, reflejo pálido de un estado de opinión, asidero momentáneo de fugaces sensaciones apenas percibidas cuando ya exteriorizadas. Por el contrario, es de tal importancia para la vida de una nación como la nuestra, marítima por excelencias geográficas, por tradición histórica y por comercial porvenir, que en su planteamiento y en su resolución deben concentrarse la más profunda atención, el mayor número de datos técnicos y el estudio más tenaz, con tal de que vayan aparejados de sana diligencia, para que no lleguemos á discutir el remedio cuaaio sea incurable la dolencia ó haya fallecido el enfermo. El porvenir mundial está en el mar y ninguna moderna civilización que no quiera desaparecer aniquilada por el empuje frenético de las grandes potencias comerciales, puede renunciar al tráfico marítimo. N o es el aspecto de la superioridad de sus POLÍTICA RECREATIVA I O I N T E M P E S T I V O Con fe primera -J- -lluvias otoñales, han caído también sobre Madrid los señores Moret y Maura, terminadas ya sus impenosas vacaciones. jLIovió de firme ayer por la mañana... Cierto que no llegaron á caer capuchinos de bronce; pero cayeron dos políticos bronceados. Aludo ai color que se traen del veraneo, demostrativo de que Tes ha probado perfectamente. Oh, sensible pituitaria de las narices que se meten en la vida pública, qué bien demuestras tu sentido... del olfato... I A esperar al señor Moret, apenas bajó un puñado dr amigos. A la llegada de! Sr. Maura, el andén estaba Ikno 1 de correligionarios. La Providencia, sabia, como siempre, quiso ayer ofrecernos este pequeño contraste para aviso de incautos y escarmiento de gentes endiosadas. Esta coincidencia ferroviaria es de una oportunidad plausible, porque ha dado lugar á los comentarios naturales. Nadie fue á recibir á Moret, y un inmenso gentío aguardaba á Maura... Esto no indica que D. Segis valga menos que D Antonio, ni quiere decir tampoco que haya más conservadores que liberales. Esto significa solamente una cosa tan sencilla como triste: aquél es e! jefe que se fue y que quizá no vuelva; éste es el jefe, cuya vuelta se espera en breve plazo.