Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 21 DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 4, EDICIÓN i. sia, quesla lo referente á la penalidad, y en este punto también se propone introducir reformas el ministro, pues quiere que a! arresto y al destierro con que hoy se penan las injurias, según sean leves ó graves, substituya la multa con la prisión subsidiaria. Si los contendientes fueran al duelo se Íes aplicará el Código penal como si hubieran usado armas prohibidas. Por último, el conde de Romanones desea presentar á las Cortes otro proyecto de ley referente á la fabricación, venta y uso de armas, pues la circular que viene anunciando no tiene ni puede tener ía eficacia de aquél. El objeto de este proyecto es el de restringir tanto la fabricación y venta de las armas como el uso de las mismas, determinando á la vez cuáles son las prohibidas y cuáles las que pueden usarse con licencia. Otros proyectos de ley, el referente á las aguas potables, al anarquismo y al delito de cohecho en particular, tiene en estudio el conde de Romanones; pero su aparición no ha de de ser un hecho en plazo tan breve como el señalado para los que sucintamente hemos expuesto. desde los 14 grados, y nosotros. queremos que 1 sea desde los ocho. Una esperanza seria de transacción, una promesa de buscar un término medio sería quizá suficiente para obviar dificultades y seguir discutiendo tranquila y amigablemente otras partidas del Arancel. N a es, pues, mucho lo que piden nuestros representantes, si se tiene en cuenta que la cuestión de los vinos es en la que con mayor imperio influye la opinión pública. Los franceses hablan sotto voce de ciertos detalles de la discusión, en los que creen ver dificultades para el curso de las negociaciones. Creen ver evidente dualismo entre nuestros ministros de Hacienda y de Estado, y, como consecuencia, dudas v vacilaciones entre nuestros delegados. Algo de esto se trasluce al exterior, pues hay un hecho palpable que no niegan nuestros representantes, y es que debiendo presidir las sesiones el ministro de Estado, no las preside, y pudiendo evitarse reclamaciones, rectifioeciones y protestas al leer las actas, no se evitan. Al Sr. Zorita, que es de nuestros delegados el que más estudia la cuestión y á quien reconocen los franceses como de más cuidado le he oído lamentarse de que las actas se redacten en francés y de que en francés se sigan las discusiones, cuando lo menos que debía hacerse era emplear en cada sesión uno de los dos idiomas, encargando luego á los negociados oficiales de interpretación de lenguas de apreciar la fidelidad de la redacción. Así las cosas, á primera hora de ja tarae llegó el ministro de Estado y nuestros delegados pudieron conferenciar con él. En la reunión que celebraron habló primeramente el Sr. Rica, después el Sr. Sitges, ambos largo y tendido, y por último, los Sres. Zorita, Ruíz de Velasco y Díaz Mendoza y el ministro, y a! parecer se acordó acceder á que se discutan algunas de las notas francesas, sin perjuicio de insistir en que los delegados de la vecina República recaben de su Gobierno, lo más pronto posible, la promesa de hacer alguna concesión en materia de vinos. Sobre esta base podrán reanudarse mañana mismo las reuniones, porque otra cosa sería de un efecto desastroso. Harto se ha hablado hoy de probabilidades, de fracaso y de ruptura. A fin de que las sesiones puedan reanudarse mañana, quedó el ministro en conferenciar esta noche con Cambon. Después de esta conferencia puede decirse que afortunadamente mañana habrá sesión. Un detalle que debo consignar en estos apuntes de pura información: en los pesimismos que se anunciaban esta mañana, ha podido influir la presencia de Radowitz, el embajador de Alemania, qus llegó anoche, y hoy decía á cuantos querían oírle: Vengo á preparar las negociaciones para un Tratado de comercio entre España y mi país Los Sres. Zorita y Ruiz de Velasco obsequiarán mañana con un banquete á los señores Morell, Lorraine y Lourties, diputados los dos primeros y senador y ex ministro de Hacienda el último. AS REGATAS D E A la segunda prueB A L A N D R O S reg. t de balandros patroneados por señoritas, que se verificó esta mañana con mucha animación y raucho público, asistió la infanta doña Isabel, acompañada de la marquesa de Nájera. Desde los primeros momentos, la victoria estuvo indecisa entre el Aufa y el Gorri, pero aunque llegó aquél á la meta primero, el premio fue para el Gorri, pues se comprobó que el Jlufa había rozado una de las boyas. Mañana, pues, lucharán definitivamente por la posesión de la copa de la Infanta, el Ole y el Gorri. Terminada la regata, se procederá al reparto de premios con asistencia de la Real familia. El acto píemete ser interesante. 1 f ANALEJAS E 1 presidente del Congre s o gr c a n a e j a s marchó esta tarde á París. Despidiéronle en la estación muchos amigos, y entre ellos el presidente y el vicepresidente de la Diputación provincial, á quienes manifestó sus simpatías por la causa autonómica de estas provincias v ofreció ser su más entusiástico campeón. Cuando salía el tren, un ex ministro liberal me hizo observar que D José se marcha contentísimo, como si disfrutara más satisfacciones que las íntimas de la familia y de la amistad. Muy distinguida, muy numerosa concurrencia asistió esta tarde al campo de Ondarreta, donde se corría la prueba de la Copa del Rey en el Concurso hípico. El resultado de la carrera ha sido un triunfo admirable para los jinetes españoles, pues españoles han sido todos los que ganaron loa premios siguientes: Copa del Rey y tercer premio, el duque de Andría; segundo premio, Sr. Gil Santibáñez, cuarto, Gómez Acebo, con el famoso caballa Veler, que fue del ftey; quinto, conde de Torre- Palma, y sexto, Sr. Fernández, del re gimíento de Alfonso X I ÁNGEL MASÍA CASTELL EL CONCURSO HÍPICO CRÓNICA TELEFÓNICA (1.660 P A L A B R A S SAN SEBASTIÁN, 2 O 1 5 t N (GACETILLA RIMADA. COPLAS DEL VIERNES Toreros con mala estrella... Hombres que riñen con saña en torno de una botella... Los carlistas en campaña... ¡Es famosa nuestra España; no pasan días por ella... Si el general que han nombrado los jesuítas, hacia un lado se le escurre la sandalia, le advertirá con cuidado Freddi, asistente de Italia. La noticia es excelente, aunque, hablando francamente me ha parecido muy mal que se encargue á un asislentt corregir á un general. En la corrida sencilla con que principió el abono, con reses de cabritilla se dio el empresario tono. Ignoro si estos amaños dejan al pueblo contento, lo que sé es que hace mi! año se repite el mismo cuento: Echando al cajón la llave, vengan chotos de Saltillo... Y aún dicen que no se sabe dónde se esconde el Yiviíto! Miss Alicia sufrió un remoquete y hoy la duelen sus frescas espaldas, Lo celebro. Es la niña zoquete una especie de J aiser con faldas que en todo se mete. Alba con dura muñeca piensa cerrar en su día el corral de la Pacheca (hoy de Fernando y María, Al saber el caso, Lope llora y llora Calderón y vierte Moreto arrope y vierte pez Alarcón. Ante desdicha tan negra, se duele el Parnaso entero... ¡Tan sólo Tirso se alegra! ¡Tan sólo Tirso... Escudero! -Zúñiga: tiembla, pardiez. ¿Pses qué novedades hay... ¡Que está en España otra vez Don Martín Echeg i ay! Luí DF TAT 1 AS NEGOCIACIONES Los delegados COÑTRAÑÓA t Z ¿ana al hotel de Palais á conferenciar con el linistro de Estado, porque, como dije ayer, necesitaban saber si el Gobierno mantenía ó modificaba sus instrucciones respecto á la cuestión de los vinos. Pero el ministro de Estado, que estaba en Irún desde ayer, telefoneó que no vendría hasta la tarde. Era una contrariedad, porque en estos casos sí que el tiempo es oro. Nuestros aelegados se fueron á pascar al f ulevar. Cambon y algunos delegados franceíes se fueron á la terraza del Club Náutico á ver las regatas hasta las doce, hora en que Cambon debía ir á Miramar. Los franceses se manifestaban esta mañana menos optimistas que ayer; se lamentaban de h irreductible intransigencia de nuestros comisionados a! pedir la prioridad para discutir fa cuestión de los vinos. Entienden que debía hacerse lo que se hizo en Algeciras, donde también se quiso discutir primero lo más importante, y se acabó por reconocer que era preferible echar fuera primero lo secundario y dejar para después las cuestiones del Banco y de la Policía. En la discusión de ahora entienden que lo conveniente es desglosar lo que abulta, pero no pesa, y dejar para lo último la cuestión de los vinos, la de las almendras, la de! as frutas y la de las conservas alimenticias, de na parte, y las de los tejidos, los abonos químicos, maquinaria, etc. de otra. Aquéllos, para reforzar sus argumentos, dicen que los doce capítulos de observaciones presentados hasta ahora pov España han sido ya despachados favorablemente, á excepción de dos; de los cuales uno requiere consulta á su Gobierno, y otro más amplia discusión, por separarse mucho de la segunda columna de su Arancel. -f Nuestros delegados, por su parte, se mantienen firmes diciendo que no pretenden la concesión de una rebaja en el Arancel de los vinos antes de seguir discutiendo, sino la promesa de que el Gobierno francés modificará su partida en favor de España, sin precisar por el momento la cuantía. Además, la dificultad está, más que en las cifras de los derechos, en las cifras de ¡a escala alcohólica. Los franceses quieren que ésta sea