Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BE AÑO CUATRO: NUM, 617 CRÓNICA UNIVERSAL ILUSTRADA. 1 EMADR 1 D, ai DE SPTBRE. DE 1906. NUMERO EXTRA. 10 C É N T I M O S g REFORMAS EK GRACIA Y JUSTICIA Tpl subsecretario de Gracia y Justicia, con quien hablamos ayer, nos dijo que el ministro se propone llevar á las Cortes un proyecto de ley suprimiendo la fórmula del juramento ante los Tribunales. Otro proyecto que tiende á fijar los límites de las faltas y los delitos cometidos eontra la salud púbíica. ya que realmente se confunde hoy en la práctica el art. 356 del Código con el 392 en sus casos 4. y 5. confusión que no ha desaparecido, antes al contrario, se ha ev. denciado más con la última circular dictada por el señor conde de Romanones, pues los tenientes de alcalde remiten á los Juzgados de primera instancia muchas denuncias que no constituyen más que simples faltas. Estas quedarán sin modificación; pero aparte de que se determinará concretamente el carácter del delito, se dará aspecto de tal á la doble reincidencia, es decir, que el que fuese condenado dos veces por una de las infracciociones 4. a y 5. a que castiga el art. 592 del Código, será en denuncias sucesivas considerado como autor de un delito. Esto exige la creación de un registro especial de penados por faltas, que vendrá como consecuencia de la anterior reforma; pu s claro es que sin él no podría precisarse en la mayor parte de loi casos esa doble reincidencia que ha de conver tir en delito Ja falta. A este proyecto de ley, cuya necesidad y urgencia no es necesario indicar, puesto que bien recientes se hallan los efectos desastrosos que ha producido la tolerancia que las autoridades administrativas han tenido hasta ahora con los que defraudaban al público en la cantidad y calidad de las substancias alimenticias, seguirá otro no menos importante y cuya aplicación responde también á una necesidad que las circunstancias hacen urgente. Me refiero, dijo el Sr. Ruiz Jiménez, á los duelos, que hoy constituyen la nota de actúa lidad. El ministro de Gracia y Justicia piensa á este efecto llegar á la creación de! Tribunal de honor, como único en esta materia para resolver las cuestiones que hoy determinan el lance entre caballeros. Cuando la cuestión surja entre periodistas, por ejemplo, el Tribunal se compondrá del presidente de la Asociación de la Prensa y de dos individuos que á la misma pertenezcan; cuando surja entre militares, formarán el Tribunal un general y dos oficiales, y así en cada caso. Si los que riñen no pertenecen á ninguna corporación, nombrarán sus padrinos, exactamente lo mismo que hoy ocurre; pero esas cuatro personas designadas tendrán la obligación de nombrar á su vez á otras tres que formarán el tribunal que haya de resolver en definitiva la cuestión que á su arbitrio se somete. Cuando los particulares no quieran utilizar para dirimir sus contiendas el procedimiento caballeresco, denunciarán al Juzgado la injuria ú ofensa de que hayan sido objeto, y el juez, sin intervención de abogado ni procurador, seguirá de eficio el procedimiento, que de este modo resultará gratuito y al alcance de todos, cosa que hoy no sucede. Abreviada la tramitación y una vez conseguida la aproximación del ofendido á la Justi- PKI 1 ER ANIVERSARIO CATEDRÁTICO DEL INSTITUTO DE SAN ISIDRO DE MADRID, PRESIDENTE BE LA SECCIÓN DE LITERATURA DEL ATENEO, REDACTOR- JEFE DE BLANCO Y NEGRO Y REDACTOR DE A B C Y GEDEON Falleció en Madrid el día 21 de Septiembre de 1905 TI. I. T 3. Las Redacciones de Blanco y Negro A B 0 y Gedeón suplican á los amigos del finado que le encomienden á Dios, y les invitan á asistir al descubrimiento de la lápida conmemoratoria de la casa y fecha en que murió tan ilustre escritor. Dicha ceremonia tendrá lugar esta tarde á las cinco en la casa núm, 70 de la calle de Serrano. EN BUEN CAMINO Teníamos por costumbre publicar todas! JS actas de cuestiones personales que se nos remitían. Nos vemos obligados á faltar á ella, y pedimos perdón á los últimos interesados. De algún tiempo acá menudean tanto esos documentos, que para acogerlos todos en nuestras columnas necesitaríamos agrandar el periódico. En resumen de cuentas, para que el honor de los caballeros, puesto en manos de sus padrinos, quede en el debido punto, no creemos que sea de absoluta precisión ú affichage. (De El liberal de ayer. La determinación adoptada por el querido colega debe imitarse por todos nuestros compañeros; Por lo que á nosotros t o e desde ahora en acidante seguiremos la misma conducta, creyendo firmemente que, obrando así, disminuirá en parte al menos ese afán inmoderado de notoriedad que, unido á otras vanidades hueras, puede ser en ocasiones acicate de lances y querellas, que, reducidas á sus propios límites de índole privada, se dirimirían rápida y fácil inente. No es nueva para nosotros esta actitud contra todos los aspectos de una perturbación de las costumbres que, á pesar de cuantos convencionalismos sociales puedan ampararla, insistimos en considerar como signo de atraso y como infracción intolerable de las leyes, Cuantas iniciativas particulares y colectivas surjan contra el duelo tolerado, serán por nosotros secundadas con fe perseverante, seguros como estamos de que así cumplimos obra de progreso y de cultura positivas. Hace pocos días, al comenzar la racha vertig nosa de desafíos, cartas, actas y rectificaciones que á todos nos ha hecho girar descompasados, con la suave templanza que nos da nuestra humildad de medios de expresión, opinábamos que era llegado el caso de formular un arbitraje del buen sentido que pusiera término á una situación, á un semillero de discordias que no debía prevalecer. Creíamos, como seguimos creyendo, que semejante aspiración encontraría la mejor de las acogidas entre aquellos mismos que, arrastrados por la corriente, fueron actores de su propio error, y terminábamos esperando que alguien tomase la iniciativa fecunda y generosa... Y en efecto, no se han defraudado nuestras esperanzas; España Nueva, en Madrid, y varios importantes colegas de provincias al día siguiente, tuvieron la bondad de acogerlas con cariño. El Liberal y La Correspondencia de España adoptaron ayer acuerdos que van rectamente encaminados al fin que nos proponíamos; los ministros de la Gobernación y de Gracia y Justicia sólo esperan á que se condense un estado de opinión favorable para publicar disposiciones de buen Gobierno en igual sentido... y acaso el empacho gástrico producido por el hartazgo haya hecho en estos días la más eficaz de las propagandas. Si fuésemos capaces de sentir el mareo del orgullo, padeceríamos ya terribles vértigos por el buen éxito de nuestras aspiraciones, prohijadas ahora por quien puede prestarlas el vigor y la robustez que tanto necesitan; mas la serena quietud de nuestra modestia sólo nos consiente insistir en ellas, mientras nos felicitamos al ver cómo se emprende el buen camino.