Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO i 6 DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 12. EDICIÓN de la Opera París, Gtilhard, ei directorsu veraneo paradeatender ha regresado de á los ensayos de Anane, la nueva ópera de Massenet, libro de Catuile Mendes, que será uno de los grandes acontecimientos de la oróxima temporada. Gailhard ha dicho á un periodista que aÁrianc es una obra magnifica. Massenet no ha escrito nunca nada más grande, ni más noble. Bien es verdad que el poema de Mendes es excelente para la inspiración de un músico El estreno se anuncia para el 15 del próximo Octubre. ¡a función la En Naturaleza de clausura del teatro deen de Champigny- la- Bataille, Francia, se pondrá en escena La samarilana, de Rostand, para lo que han concedido la oportuna autorización el autor v Sara Bernhardt. El papel de Jesús será interpretado por el insigne artista M r Oarmout, y el de la Samaritana por la hermosa actriz Laura Mourek. I as obras del nuevo teatro Réjane, en París, van muy adelantadas. Tanto la sala como los vestíbulos son muy elegantes, y en el decorado y ornamentación se ocupan los mejores artistas del arte decorativo francés. La inauguración del teatro Réjane será un acontecimiento. Bayreuth no habrá en 1907 E nciones vagnerianas. En cambio, representapara 1908 anuncia la Tetralogía, Vartifal Iv íphengrin. TM ristina Nilson se propone ceder su castillo de Vaixjoe para instalar en él una casa silo de artistas inválidos, á semejanza de la que Coquelin ha fundado en París. -T pan falto de peso, cuya mercancía servirá de cuerpo dei delito en el sumario judicial. Merecen aplausos el Sr. Cortinas y todos os Reyes en La Granja. Durante el tiempo que permanezcan los los tenientes de alcalde que consideren estas Reyes en la Granja, á su regreso de San Se- infracciones como delitos de estafa y envíen i bastián, prestará el servicio de guarnición en sus autores ante el Juzgado competente. aquel Real Sitio, el batallón Cazadores de MaNo es la opinión de uno solo, drid, núm. 2. lo certificó la ciencia, que para el Licor del Polo I os billetes falsos. de Orive no hay competencia. Ayer conferenciaron en el ministerio de la Gobernación los Sres. Dávila, gobernador 1 I na aclaración. del Banco de España y gobernador civil de El dueño de la farmacia de la plaza de Madrid, créese que acerca de las medidas adoptadas para descubrir y castigar la falsifi- Celenque nos ruega rectifiquemos la versión cación de billetes de aquel importante estable- publicada en algunos periódicos de que el F é lix Esteban prestara servicio alguno como mancimiento de crédito. cebo en dicho establecimiento, pues tan sólo, y esto por un favor especial á su tío D FerLos teatros de la corte nando Castillo y á otras personas dignísimas comienzan su temporada de la familia que se interesaron por él como y á ellos van muchos sujetos estudiante de Farmacia que era y necesitaba pelones como las ranas. instruirse algo en la práctica, se le permitió que Si no se dan en el casco asistiese un rato por las tardes á dicha botica, Petróleo Gal, que no vayan, y así lo ha verificado desde primeros del actual porque hace muy mal efecto hasta dos días antes del suceso, en que dejó de ver desde arriba las calvas. ir por dicho establecimiento, sin que en tan corto plazo, según nos manifiesta nuestro co 1 os oficiales de Audiencia. municante, se observara en él ningún acto anor Los oficiales de Sala de Audiencias pro- mal ni censurable. vinciales se han dirigido, en razonada exposición, al conde de Romanones, rogándole se les Cscuela de Artes é Industrias. mejoren sus mezquinos sueldos. Hasta el día 3o del corriente mes estará abierta en- la sección central de la Escuela SuJVA uy bien hecho. perior de Artes é Industrias (San Mateo, 5) El teniente de alcalde del distrito del la matrícula para los dos cursos de la cátedra Hospicio, D Leopoldo Cortinas, ha puesto á de Taquigrafía que dirigen los taquígrafos del disposición del juzgado de guardia á Ramón Congreso Sres. Caballero y Contreras. González, dueño de la panadería de la calle de la Ballesta, números 34 y 36, donde dicha auNO. SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES toridad municipal decomisó gran cantidad de IMPRENTA r ESTEREOTIPIA DE A B C NOTICIAS L 202 BIBLIOTECA DE A B C i- OS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 2O3 bre á quien la alegría parece volver loco. Es ei preparador, de cuyo único ojo brota una lacrima de enternecimiento. Izase á bordo la draga y se fija á la bobina vacía e! cable del Topo. Pero (qué nueva catástrofe, más terrible aún que la primera, amenaza á ios desdichados que están encerrados en el aparato de inmersión! El cable de acero, que se enrolla metódicamente, no parece pesar más que el otro. Y, sin embargo, el peso del Topo marino... El capitán teme adivinarlo todo. A la explosión de alegría sucede un silencio lúgubre. N o se oye más que el ruido de la máquina. La bobina va llenándose, el peso disminuye... Porfin, después de un plazo relativamente corto, aparece el otro extremo del cable. Está cortado tan limpiamente como el extremo superior, y el corte debe haberse realizado al ras del Topo marino, puesto que el cable mide exactamente los 5.200 metros sumergidos cuando el descenso. Todo ha terminado! ¡El salvamento es ya imposible! Ei Sr. Síntesis y su compañero están perdidos irremediablemente. El capitán, anonadado, entrega el mando al segundo, después de ordenarle que amarre el buque en el mismo sitio que antes. Luego bsja á su camarote, sin fuerzas para raciocinar, para pensar, enloquecido, deseando morirse. Se echa en un diván y permanece mucho tiempo presa del anonadamiento consecutivo á las grandes catástrofes. Murmura rases sin ilación, no advierte el transcurso de las horas. ¡Y yo que he respondido de todo... con mi vida! ¡Pobre criatura! ¡Qué despertar el suyo! ¡No, jamás me atreveré á presentarme á su vistal ¡Con mi vida... he respondido con mi vida! Pues bien, sea; los muertos no responden de nada. Voy á morir. Ve un revólver colocado en una oanoplia aue hav en- cima del diván y se apodera de él bruscamente. Su mirada se detiene en el reloj, que apunta las doce. -Media noche. ¡Ya media noche! ¡Cuánto ha durado la pesadilla! ¡Y yo vivo todavía! Hay que acabar de una vez. Monta el revólver y lo acerca á su frente; pero en aquel momento se abre suavemente la puerta del camarote, y uno de los Bhils del Sr. Síntesis aparece. (Capitán- -dice el hombre en su idioma- -el maestro pregunta por usted! -Vaya- -murmuró el capitán sin darse cuenta- -la pe sadilla continúa...