Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMIKGO 16 r F SEPTIEMBRE HE 0- 6 5 ED CJQW 1 8 APERTURA DE TRIBUNALES MADRID. ASPECTO DE LA SALA DEL TRIBUNAL SUPREMO DONDE SE VERIFICO AYER TARDE LA SOLEMNE CEREMONIA Fot. ABC SUCESO MISTERIOSO VI ¿Qué añoras me cuentas ni astralgio me dices, y, ni qué rumtalez, y ni qué narices, y, por qué la tomas conmigo, Roberto, y la piel me entregas, y me echas el muerto? ¿Que há goco en la calle de José María y en la confluencia de la travesía de Manuel Fernández con la callejuela de Pérez y López y Juana y Manuela le ocurrió un suceso á un pobre marido que aquella mañana le habían uncido? Amigo Robeito, no hay por qué extrañarse, ¿quién diablos al hombre e manda casarse? ¿Por qué ha cometido esa tontería, si hoy nadie se c. isa por la Vicaría? M e entregan un rollo que tú me has dejado, y es un pergamino que no has descifrado, aunque tú nos hablas, si no hablas en broma, de un tal prestamista, y una tal Jeroma. ¿Que la tal Jeroma se fue de portera, y subiendo en grados es hoy la casera? Cosas de la vida, mi buen compañero, yo sin ser portera también soy casero. Pero, en fin, sigamos esta información cumpliendo el mandato de la Dirección; ahora mismo tomo tu precioso encargo, el pergaminito de un metro de largo por cero trescientos catorce de anchura y en tipo del siete lleno de lectura, me lo echo á la espalda y emprendo el camino de los barrios bajos con el pergamino, y marcho á la caiie del Ave Mana, donde hay una socia llamada Sofía, que tiene conmigo bastante amistad y abe las cosas de la vecindad; con una charada con la que no atino. -Pus yo, de charadas estoy al corriente. ¿De veras? De veras! -Pues, divinamente; ¡Portera! tomo el pergamino y le desenrollo, ¿Qjé ocurre y pongo en sus manos, señora, mi rollo. -Mpoiítera! ¿Qué pasa? -E, sto es sólo cosa de darle al majín; aqu! hay una ene: ene, i, ene, am; -Diga usted, poitera, ¿vive aqu n la casa ce, hache, i latina. una tai Sofía, bastante morena, que tiene un padrastro que está en Cartagena, -C H I bien claro está. y tiene una madre. -Aquí dice NINCHI. -Pus calla, es- iim íí, -No es madre, que es tía. eso es que le llama cualesquier amigo, -Dispensa, Manolo, que no lo abíaninchi, al diputado de Valdelombligo; -Es tía y muy tía; su madre murió. N ¡liégracia la cosal- -Esa triste nueva no sabia yo. ¿Y de qué se ha muerto la seña Librada? -Pues yo no la veo. -De una borrachera mal administrada. ¡Pus cómprese gafasl v- ¿Pero su hija vive? -Cuanto más lo leo lo comprendo menos, y más pierdo el tino. -Vive, sí, señor, ¡Eche usté al puchero ese pergamino! en la letra jota de ese corredor. ¿Sera alguna guasa de la Redacción? -Porque aquí se trata, sabe usted, señora, -Eso es una broma de cualquier guasón. de un suceso grave que ha ocurrido ahora 7- -De todas maneras, esto hay que guardarlo. con un diputado de Valdelombligo, -Yo hacía una cosa. que casó con una... ¿Qué cosa? -Perdone el amigo, conozco el suceso. -Rifarlo. -Señora portera, que esto es mucha guasa. ¿Le conoce usíé? -Señor inquihno, yo estoy en mi casa, -Lo lee mi hombre en el A B C, y usté es un pasiirt que no tié usté fila. y, ademas, conozco mucho a la sujeta, ¡Señora portera... que es una madame la mar de cocrela, ¿Qué cuarto se alquila? que no sé ni como pesear ha logrado- ¡Me está usted poniendo en un compromiso! la tal demoiselle al tal diputado. ¡Déme usted las llaves de! segundo piso! -Pues, bueno, señora; yo soy periodista, ¿Quú usted que le diga lo que dice el pliegoi y estamos á caza y sobre la pista pus el pliego dice: fía estado usté ciego, de dar con la c! ave del tal matrimonio, porque su señora, tí esposa, de fijo, que debe ser obra déi mismo demonio, má ¡que una señora, es un acethjo; y por esta causa corriendo venia su madre es postiza, y el padre alquilado, por ver si me daba noticias Sofía, y usté fi un panolt que aquí se ha colado. pues traigo este tollo que es un. pergamino que, en esto de cosas, andan las mujeres mucho mas al tanto que los repórteres