Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 16. EDICIÓN noy, 1; Mayner, i; Costa, i; Angiés, i; Bertrán y Musitu, Í; Nocedal, i; Jesús García, 1; O Donnell, i; Gómez Acebo, i; Montes Sierra, i; Fernando Gasset, i; Enríquez, i; y algún otro. Los suplicatorios posteriores á la clausura de sesiones el 20 de Marzo, son: contra Coirominas, por un artículo de La Publicidad, titulado La bomba de la calle Mayor, Nakens y Cotatelo contra Blasco lbáñez, por dos artículos en el 2 Pueblo, de Valencia, uno de ellos de injuria á D. Francisco Muñoz; Nougués, por injurias al clero en La Anarquía 1 ieraria y por artículo de El País acerca de la bomba; Lerroux, por injurias á autoridades y desacato en El Progieso y por artículo contra Is forma de Gobierno; Junoy, por supuestas ín urias ai Ejército en La Campana de Gracia. 1 a Escuela Moderna. Dice La Época que le consta, por informes muy autorizados, que el ministro de Instrucción pública dio cuenta, en el Consejo últimamente celebrado, del propósito de autorizar la apertura de la Escuela Moderna, que en Barcelona dirigía e! Sr. Ferrer, por creerla dentro de las condiciones legales. p! conde de Romanones. El ministro de Gracia y Justicia saldrá el domingo para Quadalajara, acompañado de tlgunos amigos, con objeto de asistir á una cacería en el monte de Alcarria. rio de Tarragona, que inserta en su numero de anteayer un artículo de D Eugenio Selles, que apareció hace días en nuestras columnas. Mucho agradecemos el honor que nos dispensan los queridos colegas; pero nuestro agradecimiento seria mayor si se tomaran la molestia de citar, como es justo, el periódico de donde reproducen los artículos. J P ropósito plausible. colega España Nueva Nuestro querido dice anoche que, por persona conocedora de la opinión del ministro de Instrucción pública, sabe que éste adoptará una resolución enérgica para evitar que se repitan despojos artísticos como el indicado por Blanco y TVegro en su último número. Sé que el torero Muñoz por todo el cutis se extiende los ricos Polvos de arroz que la Casa Gal expende. Tal aplicación no es mala, pues dan una suavidad, que el cuerno en ellos resbala con toda seguridad. usta protesta. Hemos recibido un comunicado, que nrman varios practicantes de Medicina, y en el cual se quejan los firmantes de que los Ayuntamientos, vulnerando el espíritu de la ley, que obliga á mantener plazas oficiales de practicantes de Medicina, las dote con s 5, con i5 y hasta con 5 pesetas anuales, que es lo mismo que no incluirlas en presupuestos. Nuestros comunicantes esperan, y nosotros con ellos, que los gobernadores civiles procurarán corregir esta enormidad en bien de ia justicia y para que la ley se cumpla en todas sus partes. Comerciantes denunciados. del distrito del El teniente de alcalde Congreso, Sr. Senra, ha presentado en el Juzgado de guardia denuncia, por venta de géneros en malas condiciones, contra los siguientes comerciantes: Miguel Vega, Atocha, 22, ultramarinos Cristino López, Antón Martín, 48, id. José Martínez, Prado, 3, id. Sebastián Pavón, León, 5, id. Victor Cabo, San Sebastián, a, id. y Manuel Menéndez, San Jerónimo, 31, café de la Iberia. 1 ntento de suicidio. A última hora de la tarde de ayer intentó suicidarse en su domicilio, Alcalá, í i t don Carlos Valero, médico, de veintiún años. Para realizar su fatal determinación se disparó un tiro de pistola en el costado, produ ciéndose una herida gravísima. Se ignoran los motivos que el Sr. Valero tenga para haber atentado corjtra su vida. NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES IMPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A B C Monumento á Pereda. La ciudad de Santander, por iniciativa de su Concejo y á nombre de toda la Muntaña, se propone perpetuar la gloriosa memoria del insigne escritor D. José María de Pereda en un monumento escultórico que, costeado por suscripción popular, habrá de erigirse en algunas de las plazas ó vías principales de aquella capital. La comisión, formada por el alcalde, concejales y directores de los periódicos de Santander, ha dirigido una circular á todos les pueblos de España recabando ayuda para la erección del monumento. NOTICIAS Y SUCESOS 1 í n ruego á algunos estimados colegas. Algunos estimados colegas i? provincias nos favorecen reproduciendo trabajos publicados en A B C. Entre los aludidos periódicos figura el Dia- BIBLIOTECA DE A B Cií LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS 1 99 -ur esto, jqué precauciones en la marcha de! buqutt jqué lentitud en sus evoluciones! Se aleja insensiblemente de su punto de amarre, describe una curva, vira en el mismo sitio casi, se detiene, vuelve á navegar y á detenerse otra vez y á ponerse en 1 movimiento de nuevo. lina súbita tracción del aparato hace presentir que los garfios se han incrustado entre las rocas ó en el suelo misterioso del abismo, y entonces, lejos de tirar con más íuerza, se acerca el barco hasta ponerse á pique. Los cabestrantes entran en acción, dan algunas vueltas, levantan ía draga, ¡a desprenden y vuelven á dejarla caer suavemente. ¡Cuántas emociones durante esta dramática peses! Cuántas esperanzas! ¡Cuántas decepciones! Después de una inteligente y difícil evolución, el capitán, creyendo haber enganchado el cable roto, ordena: ¡Izar! La bobina en que está enrollado el cable salvador, gira. Los mecánicos sólo dan la cantidad de vapor estrictamente necesaria para el aparato. Pueden así darse SUenta de si hay aumento de peso. El consumo de vapor constituye, por decirlo asi, una especie de manómetro. El enrollamiento continúa. Pero ¡ayí ei peso total, en vez de experimentar eí aumento tan ardientemente desea do, disminuye en seguida. ¡Nada! Hay que empezar de nuevo. Y ías manrobras recomienzan sin apresuramiento, sin precipitación, sin impaciencia. Por dos veces diferentes ía operación parece llegar á un término feliz. La primera vez, después de una hora de inútiles esfuerzos, se. manifiesta una tensión perfectamente aprec ¡2 bie. La bobins gira, e! peso aumenta, los mecánicos tienen que forzar el vapor. En estas condiciones se llegan á enrollar 1.000 metros de cable, creciendo la tensión constantemente. Oficiales, marineros, maquinistas, sirvientes, en todos palpita la esperanza. e pronto se produce un súbito escape. Las bobinas giran con rapidez de mal agüero. Hay que parar en el acto. En la disminución repentina del peso total se conoce que la presa se ha escapado. La segunda vez se llegan á enrollar 3.000 metros de cable. El mismo accidente lamentable se produce en el mo mentó en que el éxito feliz o avece aue va á coronar tan grandes esfuerzos. Lejos de afectarse por los repetidos fracasos, el capi tan siente aumentar su esperanza.