Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES n DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 4. EDICIÓN 1. igual en dos o más de ellos, á juicio de la Junta de exámenes; y 4. Que en todos los reglamentos de los puertos se anule cuanto se oponga á estas disposiciones, y los efectos que hayan producido, si no han causado estado. Los buques de pesca, cualquiera que sea su capacidad, han sido exceptuados de los derechos de practicaje en los puertos de su inscripción. S. M siguió con interés las peripecias de la i lucha, y en muchos momentos secundó los! aplausos del público. Los jugadores han estado admirables. En pocas ocasiones podrá verse un partido tan disputado. Chiquito y Navarrete quedaron en 37 tantos, de 40 que constituían el partido. Se igualaron varias veces, y esto prueoa 10 reñido de la lucha. Mucha parte del público, de ese puDiíco apegado á la vieja afición, echaba de menos aquel juego clásico antiguo. Pero hay también entusiastas de este juego moderno, que hace de los hombres catapultas y de la pelota, centella. El desfile ha sido hermoso. Una hora más tarde salió en un tren especial mucha gente aristocrática de la que había asistido á la solemnidad vasca en dirección á Zarauz, donde por la noche obsequiaban á sus amigos los marqueses de Santillana con una fiesta teatral en su palacio. r concierto. El ilustre artista tema que prepararse, y este efecto hace dos ó tres noches dio un concierto íntimo en el Hotel Palais, fiesta que fue interrumpida por el incidente surgido entre el marqués de Viana y el duque de Andría. Hoy ha tocado en Miramar, ante la Real familia. Ha interpretado diversas obras con el depurado arte que le ha hecho famoso justamente. Y especialmente algunas, á instancia ae ia Reina doña Cristina. La Reina, como todos los egregios oyentes, ha felicitado y aplaudido al ilustre artista. ÁNGEL MARÍA CASTELL CRÓNICA TELEFÓNICA (1.288 PALABRAS) SAN SEBASTIÁN, J O í 1 N f A T E M P E S T A D A las nueve de la J mañana tuvo efecto con extraordinario éxito la primera tempestad de la temporada, con gran regocijo de los vecinos que salieron á los balcones á ver llover. El espectáculo era casi nuevo por lo casi olvidado que estaba. No duró más de una hora, pero fue prodiga en agua y dejó indicios de que se repita. p J E R C J C J O S S U S- Los ejercicios prácque debían haber co menzado hoy en el fuerte Guadalupe, se han suspendido. Otro suceso del día ha sido la e n t r a d a del Meteoro, el magnifico trasatlántico alemán, que lia traído centenares de turistas. No es la primera vez que este barco llega á San Sebastián: ya nos ha visitado otras veces con idéntico objeto. pTlESTA ARISTOo ¡T, r, EL AYUNTAMIENTO DE LA LINEA POR TELÉGRAPS tUNES, 1 O, 9 n. PENDIDOS t ¡C 0 S C Ar tiller! a L METEORO 1 C 7 L P A R T I D O DE PELOTA f da P r Junta de se- rrespondencia, Sr. Romeo. La fiesta estaba organi- OS B A N- Por la tarde se celebró en el hotel Continental el banque 111 1- -te ofrecido por el director de La Prensa, de Buenos Aires, Sr. Paz, á nuestro director, Sr. Luca de Tena, para corresponder al que este dio en su honor en el restaurant del Monte Ulía. El Sr. Paz tuvo la atención de invitar á los mismos comensales que asistieron al banquete del Monte Ulía y á varios otros que entonces nu se hallaban aquí. Eramos, pues, á la mesa, además de los señores Paz y Luca de Tena, 13 comensales. El director de La Prensa tenía á su derecha al director de ímparciaí, Sr. López Ballesteros, y á su izquierda al director de T- a Co- D f Tn el teatro del Parqae se ha celebrado el mitin organizado por los empleados que prestaron sus servicios al Ayuntamiento suspendido hace seis días por el gobernadcr. A dichos empleados se les adeuda doce mensualidades de sus pagas. En el mitin se han pronunciado discursos de tonos muy enérgicos, acordándose dirigirse al Gobierno solicitando los haberes devengados. El nuevo Ayuntamiento ha hecho pública el acta notarial que mandó levantar el día que tomó posesión, en cuyo documento se declara que el Municipio sólo tenía en caja la cantidad de 112 pesetas, á pesar de que había cobrado ya todos los ingresos correspondientes al mes de Septiembre. Dicha acta notarial connrma que. se ha realizado en el Ayuntamiento un desfalco, que no es el primero, y que asciende á la cantidad de 60.000 pesetas. ñoras de la sagrada Familia. Y para que fuese un éxito contaba, desJe luego, con la asistencia de los Reyes. E! frontón presentaba, maravilloso aspecto. Allí estaban el público femenino del turno par del teatro Real, de Madrid, el de los lunes y viernes del Español y el de los sábados de Lara. Y además, el público femenino de San Sebastián, que en punto á belleza y elegancia naja tiene que envidiar al madrileño. No había una sola localidad vacía. De muchos años á ahora no se recordaba ítaber visto en Jai Alai un cuadro tan sorprendente y sugestivo de hermosura y de distinción. Jugaban el Chiquito de Etbar, hijo de aquel famoso pelotari que fue el ídolo de los frontones, con Navarrete, uno de los mejores pelotaris que hoy actúan, contra Elorza chico- -un niño casi, nacido en Madrid, que está eclipsando á los astros más brillantes del pelotarismo, -con Tresset, quien, además de ser jugador excelente, es una figura atlética que parece arrancada de un frontis griego. A las cinco de la tarde llegó la familia Real. La Reina Victoria lucía elegantísimo traje arul obscuro y sombrero blanco. La Reina madre, vestido gris con encajes, y el Rey llevaba uniforme de capitán genera) de Caballería. Cuando hicieron su entrada había comenzado ya el partido, pero quedó suspendido unos momentos porque el públieo se puso de pie, desentendiéndose del espectáculo para hacer un recibimiento entusiástico á los Reyes. Después que SS. M M se hubieron sentado, prosiguió el interesante partido. Todas las miradas fijábanse en Is Reina Victoria. Había curiosidad por observar el efecto que producía en la augusta dama este juego, nuevo para ella, no obstante ser la egregia señora de n país donde tanto se practica el soort de la A la derecha del Sr. Luca de Tena se hallaba el Sr. Navas, director de La Voz de Guipúzcoa, y á su izquierda al Sr. Reparaz. Los demás concurrentes éramos García Gómez, Moróte, Ferreirós, Quiroga, Ruiz de Grijalba, Grandmontagne, Cayuela, Cruz, Ferrer, Laffite, Feliú, León, Salaverría, Helin, Cánovas y yo. La fiesta fue agradabilísima, tanto más agradable, cuanto que en ella no hubo brindis ni otra cosa que el reflejo de un acendrado compañerismo. Inútil me parece consignar la profunda gratitud de nuestro director hacia el ilustre periodista bonaerense, Sr. Paz, por su exquisita deferencia y galantería. Justo era que los comensales á quienes los Sres. Paz y Luca de Tena habían invitado al hotel Continental y al restaurant del monte Ulía correspondieran al obsequio. Y esta misma noche, porque el Sr. Paz marchará pasado mañana á París y nuestro director mañana á Vichy, les hemos ofrecido una comida en el restaurant del Club Cantábrico, á la que hemos asistido los concurrentes á los dos banquetes anteriores, aumentado el número por los Sres. Barber y Campúa, que habían llegado hoy de Bilbao y que por esa circunstancia no se hallaban invitados á la fiesta de esta tarde. El banquete de esta noche ha sido una continuación gratísima del anterior, y en ambos se ha derrochado buen humor y fraternidad. Una distinguida person a l i d a d donostiarra que ostenta titulo nobiliario, popularísimo y muy querido y considerado aquí y en el extranjero como pianista insigne, y con el seudónimo de T- eo de Stika, había sido solicitado por el Rey para que diese un concierto en Palacio. Dícese que los concejales suspendidos serán procesados. -Cabezas. COMENTARIOS A UN SUCESO J uestros compañeros Jos reporiers encarga dos de la información correspondiente, han referido los pintorescos episodios que finalizan la historia del barrio de las lnjuaias. Asimismo, algunos fotógrafos, provistos del aparato que ahorra en los periódicos modernos tantas columnas de prosa descriptiva, han sorprendido escenas y grupos imprevistos, tipos populares, moradas próximas á desaparecer... Con tan excelentes documentos, el porvenir podrá formular un juicio exacto sobre este suceso, que es más importante de lo que parece á primera vista. No conocemos todavía ias causas en que se apoyan las fuerzas ocultas del planeta para demoler pueblos y ciudades. Más piadosa con nuestra curiosidad la autoridad representativa, nos dice que decreta y ejecuta la demoljción de un barrio de la urbe, por razones de higiene social, que son, sin duda, dignas de respeto. Aceptando estas disposiciones saludables, sólo nos extraña que a piqueta municipal no haya sido nietzscheana. Para completar la obra reformista- -que quisiéramos ver extendida á otras esferas igualmente necesitadas de refor ma- -debieron perecer con el templo de las Jnjurías todos los filisteos, siempre que Sansón salvara la pelleja. Y aunque fuese el latido romántico del lado de los sitiadores, el últin? o día del clásico barrio ha debido ser como r último día de Numancia. Claro está que este detalle trágico, quí echamos de menos en ese suceso pintoresco, sólo tiene un alcance literario. Pero al ver que ONCERTISTA ILUSTRE pelota. Días pasados auedó convenida la fecha del desaparece un barrio por nocivo, más eme para