Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I B C MIÉRCOLES 5 DE SEPTIEMBRE, OE 1006. PAG. 12. EDICIÓN 1. El ferrocarril está cortado, y todos estos pueblos hallanse incomunicados con Madrid. Las vegas han sido anegadas por el agua que sobre ellas se precipita. Los daños producidos hasta ahora en las ví as son enormes. Se considera perdida la cosecha de uva. Continúa lloviendo. -C. de la que forman parte la tiple Rafaela Gorgé, el tenor Rafael Bezares, el bajo Gorgé Samper y el barítono Delgado. Todos los artistas citados son aplaudidos por el numeroso público que acude al teatro. Del 7 al 12 del actual, Calatayud celebrará sus fiestas en honor de su patrona, Nuestra Señora de la Viña. uadix, 4, 9 n. En la madrugada ultima coEl día 8 se verificará un magnífico Rosario; menzó una gran tormenta, acompañada el 9 habrá corrida de toros, lidiando seis rede Iluvi torrencial, que convirtió en pocos mo- se de Pobes y Santos Cocherito de Bilbao y mentos en verdaderos ríos las calles. Mazzantimlo, y el día 12 será el concuso de En los campos, la tempestad ha causado las Jotas. grandes daños. Habrá además fuegos artificiales, gigantes y Los trenes llegan con muchas horas de re- cabezudos y otras diversiones. traso. Las Compañías ferroviarias del Mediodía y Un vecino de esta población, llamado Juan Cetral de Aragón han organizado trenes ecoSánchez, que pasaba por la explanada del fe- nómicos para acudir á dichas fiestas. rrocarril, tuvo la desgracia de caerse en el brocal del sifón de las aguas, que éstas habían cubierto. -piarcón. con dirección á Ginebra, adonde lleva la representación oficial de España en el Congresc de higiene y saneamiento de la habitación. El nombramiento del ilustre académico nc puede ser más acertado. Ángel Larra, desde hace mucho tiempo viene dedicando todo su talento y su actividad al estudio de la vid obrera en España, y es una autoridad prestigiosa en cuantos asuntos se relacionan con ese género de investigaciones tan en boga actual mente. huelga. La votación de unaefectuada ayer en el Ceit En la votación tro obrero de la calle de Relatores tomaron parte 655 albañiles, votando en pro de la huelga 632 y 2 3 en contra. Hasta ayer van, pues, emitidos 2.695 sufra gios en favor de la declaración de la huelga y 122 en contra. G CARGAMENTO INCENDIADO POR TELÉGRAFO podemos publicar hoy el artículo de nuestro A raberes, 3, 12 n. El cargamento que ha ilustrado colaborador D. Francisco Alonso Pu quedado destruido por el incendio de que lido que en el número de ayer anunciábamos, se ha dado cuenta, pertenecía al steamer inglés Todo fiel cristiano Corbycastle y no al Sumatra, como ha sido maestá muy obligado nifestado por un precedente telegrama. á tener devoción Los daños son valorados en 5oo. 000 franpor Dios, que es inmortal, cos. y á usar Petróleo Gal; porque, según parece, FIESTAS EN con él el pelo crece de un modo colosal. NOTICIAS entro Castellano. última velada que Y SUCESOS C Laresultó muy animada. se verificó en estt Centro Los hermanos Sres. Publicación aplazada. de actualidad no gran propiedad á varios Medina imitaron cof. Por exceso de original políticos y actores, y los tenores Sres. Moraleda (D. José) y Sáez que cantaron con gran gusto artístico vario! números de su repertorio, fueron, como aquéllos, muy aplaudidos l enuncia. En la Delegación del Hospicio denufi. ció ayer D Ángel Ubeda Díaz, habitante en la calle de Santa Bárbara, núm. 7, piso tercero, á su sobrina Carmen Sopero, que estaba co n él en calidad de sirviente, por haberle sustraído en el mes de Febrero último de un baúl 3.OOO pesetas, producto de sus ahorros. NO SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES MPRENTA Y ESTEREOTIPIA DE A B C CALATAYUD p 1 día primero del corriente ha comenzando ájactuar en el teatro de Calatayud la compañía de zarzuela que dirige Pablo Gorgé y T J ombramiento acertado. Nuestro querido amigo y colaborador distinguido el D r Larra, ha salido de Madrid I9O B 1 BU 0 TECA D A B i LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS Si siquiera se pudiese restablecer la comunicación? Vi entonces á Alejo Pharmaque, errante como alma ¿n pena desde el principio del temporal; le explicó el accidente y le preguntó si había facilidad de remediarlo El químico, para el cual eran familiares no sólo los organismos del teléfono, sino los fenómenos que presiden á su funcionamiento y las leyes qu los rigen, examinó minuciosamente el aparato y no advirtió señal alguna de Iteración. -Tal vez la tempestad... -dijo evasivamente. -Esto ocurre con frecuencia en el telégrafo, pero pasa pror. to. Todas estas reflexiones, todas estas preguntas y respuestas eran hechas en medio de un espantoso estrépito del que nadie parecía darse cuenta; tan graves eran las preocupaciones que agobiaban á todos, hasta á los más humildes individuos de la tripulación. Sin embargo, había que adoptar una determinación. -a de la expectación se imponía por un momento. La espera no podía prolongarse mucho. Si las convulsiones de la Naturaleza en las proximidades del Ecuador son muy violentas, en cambio son pasajeras. Ya en el horizonte, negro como el betún, parecía dibujarse una línea más pálida; el barómetro manifestaba tendencias á subir; los relámpagos, menos frecuentes cada vez, no iban acompañados ó seguidos inmediatamente del trueno; había algunas intermitencias entre estas detonaciones que antes se confundían en un fragor continuo Sólo el viento aumentaba en intensidad. Pero en su furia arrastraba las nubes que parecían perseguirse en carrera desordenada, luchar en velocidad como las luchas furiosas de una marea de equinoccio. Pronto apareció el azul del cielo por entre anchos desgarrones. El sol se mostró primero amarillento, brumo so. Luego una potente ráfaga barrió los últimos nuba- rrones. 1 huracán se llevó allá lejos su cólera devasta. dora. Sin el aspecto del mar, aun alborotado, ios espertado fes del meteoro hubieran podido conservar la ilusión de una pesadilla. -Dentro de una ñora, á lo más, la agitación de la olas se habrá calmado- -dijo el capitán, que maquinalmen (te conservaba todavía en la mano el receptor telefónico. -Una hora, en efecto- -respondió el segundo; -por que todos estos arrecifes oponen una barrera invencible á la marejada del largo, y localizan, por decirlo así, las olas en las bahías. Alejo Pharmaque, siempre tenaz enfrente ie un pro fclema insoluble, se extrañaba al ver que, r o obstante