Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 OE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. 7. EDICIÓN 1. ios alimentos, ae ia ropa, del calzado, en una palabra, de todo lo POR TELÉFONO indispensable. MAHTES, 4 5 T Por su parte los patronos apoI os curanderos encarcelados. yan su resistencia en que las obras, -El gobernador civil, en vte en las condiciones presentes, son ta de que el moro curandero se interminables y su presupuesto guía ejerciendo, no obstante st cada vez mayor y más inseguro. prohibición, le ha detenido y le Y añaden que los capitalistas, ante ha encerrado en la cárcel, sin hael temor de nuevos aumentos y cer caso de las manifestaciones de mayores dilaciones, se retraen de aquél, que afirma ser tío del sul- onstruir, prefiriendo la renta tán de Marruecos y hermano de del papel del Estado, que produRoghi. ce el 4 por 100 seguro, á la de la propiedad urbana, que sólo da el La curandera- Mad. Pinielli 3 ó el 3,5o por 100 con gran inque se dedicaba á asistir á los seguridad. enfermos de lepra, ha sido advertida de que será encarcelada tamY ambas argumentaciones n bién, si no se ausenta de Valenci? pueden estar más sólidamente baen el término de tres días. sadas ni ser más fecundas en datos Estos hechos son muy comenpositivos para su sostén y defentados, pues á pesar de que hay sa, pues si los obreros no exajera n bastantes incautos que se habían asegurando que la vida material dejado embaucar, son muchas las es cada vez más cara en Madrid, personas sensatas á quienes reno es menos cierto que el capital pugnan hechos de la naturaleza át huye de acometer construcciones los denunciados. urbanas por la incertidumbre. de! cálculo de su duración y de su La Prensa aplaude ambas deci coste y porque el goce de la renta siones. pública es mayor y más tranquilo. Tp temporal. Procedería, pues, á guisa de Todo el día de hoy ha estado arbitraje, averiguar con urgencia lloviendo torrencialmente, habiénhasta qué punto son imperiosas las dose visto obligado el vecindario peticiones de los unos y la negadurante largos intervalos á pertiva de los otros, y que por ley manecer en sus casas. Algunas de de necesidad pública, las autoriéstas situadas en la parte baja df dades gubernativas y las municila ciudad, se han inundado. pales, de común acuerdo, entablasen rápida gestión para abaraEl río trae una avenida consiEL. -COMO VUELVAS A MIRAR AL RASPA T E VOY A CE- derable. Varios gitanos y menditar los medios de vida en Madrid, RRAR LOS OJOS DE UNA MANGUZA... pero no usando de los tópicos gos que dormían bajo un puente ELLA. ¡ADIÓS, ALBA! consuetudinarios que en ocasiones estuvieron en serio peligro de ser málogas suelen adoptarse, aun es arrastrados por la corriente, hatando convencidos de su ineficacia, sino ejerAyer, unos trabajadores, ocupados en el si- biéndose salvado gracias al auxilio que les presciendo verdadero influjo sobre todas las causas tio denominado la Mina Hacienda, junto a la taron el vecindario y los guardias municip perfectamente fáciles de modificar, que influyen les. -Muñoz calle Hermosa Baja, en hacer un pozo, halláen la carestía de la viviendas y de la alimentaronse unos huesos que supusieron ser de alción... gún animal que allí hubiese caído, pero al proY antes de esperar á que el conflicto de la seguir su trabaje dieron con unos huesos humanos. Puesto el hallazgo en conocimiento del melga estalle, agotar todos los medios para y vitarla, teniendo en cuenta que al plantearse Juzgado, constituyóse éste en el lugar del su- 1 IMP 1 EZA DE LAS LÁM- Pesealalum PARAS DE PETRÓLEO brado elécceso y dispuso el traslado de los restos al Hosla anunciada huelga sus consecuencias pueden trico que tan pital, donde fueron reconocidos por los facul- rápidamente se ha generalizado, son muchísimas ser dolorosas por el momento y á largo plazo. tativos Estos dictaminaron que podían corres- todavía las casas donde prepondera la antigua De nada servirán los 5o.000 duros que en ponder á Hidalgo, lo que se comprobó por el lámpara de petróleo. Este sistema de alumbraíus cajas de resistencia tienen las Sociedades obreras, pues si se reparten, como hay más de hallazgo de una llave en el mismo lugar que do tiene, entre otros inconvenientes, el de la 8.000 asociados en Madrid, sólo durarán unos los restos estaban, llave que probada en la cefacilidad con que se ensucia la boquilla, entorrradura de la casa del desaparecido, resultó ser quince días esos millares de pesetas acumulapeciendo el funcionamiento de ¡a mecha. Las efectivamente la suya. dos á costa de tanto tiempo y tanto sacrificio, boquillas de las lámparas de petróleo se limy si se guardan caerán en la miseria más de Se han realizado algunas detenciones, y el pian fácilmente introduciéndolas en un reci 10.000 familias pobres, en estos momentos, Juzgado y la beneméri tatrabajan en el esclareci- piente de agua hirviendo, en la cual se haya frente al invierno, época en que se aplazan y miento del crimen, cuyo móvil se cree fundaechado unos cristales de sosa. Con pocos misuspenden las obras de todo género proyecnutos de inmersión y de enjuagarla biena lúe damente que fue el robo, pues pocos días antadas ordinariamente. tes de la desaparición Hidalgo había recibido go, queda la boquilla como nueva. 1.000 pesetas. Como la víctima del suceso era La situación, pues, reviste caracteres de profunda gravedad y exige una intervención rápi- hombre muy económico, se cree que la cantidad robada fuera mayor que la de referencia. da, prudente y bien enderezada, ejercida en provecho de todos. El descubrimiento del suceso ha producido p n la última Junta celebrada por e) Consejo honda impresión en este vecindario. del Banco de España se tratb de la falsificación de billetes de 100 pesetas últimamente descubierta. El Consejo aprecio que no se hallaba justificada la alarma producida, puesto que los billePOR TELÉGRAFO tes falsos presentados hasta ahora sólo son cin onstantina, 4 6 t. Hará unos siete años co y la comparación entre los buenos y los fal que desapareció repentinamente el ve POR TELEGRA sos es sumamente fácil, ya que el papel de és Ciño de esta población Manuel Hidalgo Caoma, 4, 9 n. Al principio del Conclave j tos es muy diferente. pella, soltero, que vivía solo. En la casa se ií c! titi r r t R 1 r pl naAr c íí ir ií. rt fifi 1 T Consejo acordó- l jesuítico, los 81 delegados dirigieron un El fnnuais nt fwAí estudiar la creación de encontró entonces solamente una caballería y. respetuoso telegrama al Papa. una policía especial que dependa del estableciun perro. Se ha observado que, contra el precedente miento para perseguir la falsificación; entregar Los vecinos, extrañando la desaparición y el establecido cuando la elección del P Martín, el cuerpo del delito y. las personas que le prehecho de permanecer la casa cerrada, creyeron senten al cobro á los Tribunales, estas últimas que Hidalgo había sido asesinado. A instan- los jesuítas no han expresado su deseo de que se restablezca el poder temporal. para averiguar la procedencia del billete, y pucias de varios de aquéllos instruyeron diligenAsegúrase que al obrar así se han seguido blicar las diferencias esenciales que hay entre cias el Juzgado y la Guardia civil, que nada las instrucciones del Pontífice los billetes falsos y los legítimos. lograron descubrir. DE VALENCIA MADRILEÑER 1 AS UNA IDEA DIARIA BILLETRS FALSOS DESCUBRIMIENTO DE UN CRÍMEN EL GENERAL DE LOS JESUÍTAS R