Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 4 DE SEPTIEMBRE DE 1906. PAG. iX EDICIÓN i sus amigos y el empresario de a Plaza de Toros de Madrid, Sr. Niembroc Bombita, que viene muy molesto por la herida que le ocasionó un toro de Hernández en la Plaza donostiarra, marchó anoche mismo en el expreso á Sevilla, con objeto de reponerse. A. ntes de marchar tuvo una conferencia con Níembro para tratar de asuntos relacionados con la próxima temporada. El resultado de la entrevista fue quedar comprometido dicho diestro para torear dos corridas, los días 16 del cotriente y y de Octubre, en las cuales matará alternando con otro ú otros compañeros. Como se ve, Bombita no toreará ninguna corrida como único espada. Nuestras informaciones extraoficiales van, pues, Teniendo confirmación. Habíamos dicho que, de celebrarse una corrida con un solo matador, sería la de Machaquito. Y ahora podemos decir que no se celebrará ni esta corrida. En cuanto al número de las que se han de efectuar en la próxima temporada, también estábamos bien informados. Ahora quiere el señor Niembro celebrar nada más que cuatro corridas, incluyendo en éstas la extraordinaria de los Otaolaurruchi. Y á propósito de esta corrida. ¿Es cierto, señores T (egaferín y Bienvenida, que ustedes se hallan decididos á negarse á estoquear tales toros? Yo, francamente, no lo creo; pero como lo dice tanta gente. r De ¡a alternativa de Manolete sabemos que no se llevará á cabo, pues el cordobés ha resuelto, en vista de su delicado estado de salud, no doctorarse hasta el año próximo. Consideramos acertada la decisión ael joven diestro, y por ello le felicitamos muy de veras. A ndújar. El día 10 de! presente mes se celebrará en la Plaza de Toros de Andújar una corrida, en la que los espadas Fuentes y Lagartijo estoquearán seis bichos de D Carlos Conradi. 1 1 í na e. a 2 NOTICIAS Y SUCESOS C o m e n t o de las Artes. La Sociedad Fomento de las Artes abrí concurso- oposición para proveer las plazas de maestra de primera enseñanza, profesor de inglés y profesor de cálculos mercantiles y contabilidad. LES condiciones pueden verse en la secretaría de dicho Centro (San Lorenzo, número i5) todos los días laborables, de cuatro á seis de la tarde y de nueve á once de la noche. El plazo de admisión termina z día i5 Ya han comenzado á funcionar as ciases de primera enseñanza en ese popular Centro de educación y se halla abierta la mítxíeula para las enseñanzas especiales, así como de preparación para el ingreso en las carreras mili tares. Un ruso melenudo y atrevido, gritaba contra el Zar enfurecido. Fue á partirle un cosaco la mollera, y el pelo le salvó, pues sigue entera. Desde entonces (no es broma) no hay dos rusos que olviden este axioma: Date Petróleo Gal en el cabello, y no temas que toquen á degüello. En el Círculo Taurino de Valencia se celebrará en el presente mes una velada necrológica en honor del que fue su presidente honorario el culto escritor é inteligente crítico taurino D Pascual Millán. iguera la Real. Antonio Fuentes y su cuadrilla lidiarán el día 14 del presente mes en Higuera la Real cuatro toros de D. Felipe Salas. Fuentes lleva como sobresaliente, con obligación de matar el último bicho, al novillero Antonio Moreno. día 8, se celebrará en nuestro circo taurino una novillada, en la que, según los deseos del amigo Niembro, actuarán de matadores seis jóvenes diestros aún no designados. En la novillada del día 9, los espadas Manolete, Segurita y Vázquez matarán seis reses de una ganadería andaluza. DON S 1 LVERIÓ POR TELÉGRAFO novilladas. D os El próximo sábado, I I na boda. El día 16 del corriente se verificará en Porcuna (Jaén) el enlace de la bella Srta. Rafaela Rodríguez Bellido con nuestro estimado amigo y diligente corresponsal en dicha población D Benito J. Toribio. ¿Dices te duele, Bartolo, á veces la dentadura? La culpa es tuya tan sélo; emplea el Licor del Polo, verás como se te cura. TT ortosa, 3, 7 t. Los toros de Palacio Sanz, lidiados esta tarde, han resultado buenos. Saleri y el Chico de la blusa, que han estado superiores matando, han sido ovacionados. Caballos muertos, 14. Bregando, Galea. -C. 188 BIBLIOTECA DE ABC. LOS SECRETOS DEL DOCTOR SÍNTESIS J 85 en sí, ei maestro carpintero entra en el saion, atraviesa la crujía, franquea una de sus puertas, se da cuenta del accidente, cierra todas las aberturas, vuelve v dice á su jefe: -No es nada, comandante. Media docena de cubos de agua, y todo habrá terminado Luego, dirigiéndose á los hombres que forman cadena, añade: -Cuidado, muchachos. Dejadme hacer é imitad m ejemplo. No se trata de inundarlo todo, sino de ahoga? el incendio. La enferma abre los ojos extrañada al no ver al anciano. No comprende por que se encuentra ella en el salón entre sus sirvientas afligidas, cerca del capitán, desconcertada y en medio de los hombres que invaden el departamento con sus idas y venidas. Después recobra la memoria repentinamente. Ca semiobscuridad siniestra del huracán, el relámpago deslumbrador, el trueno que lo acompañó, la percepción de su choque que conmovió todo su ser; luego la idea aterra rizadora de que todo había concluido. Su voz insegura balbucea; ¡Padre, padre! ¿Dónde estás? -Ha salido... para realizar un experimento- -dijo el oficial e asivamente, porque no se atrevía á decir la verdad, á enterarla de que el Sr. Síntesis estaba á más de 5.ooo metros de profundidad bajo las enfurecidas olas; -pero tranquilícese usted; no corre peligro alguno -Capitán, ¿está usted seguro de lo que afirma? Como el oficial vacilaba en contestar, no por falta de deseos de tranquilizarla, sino porque acababa de dirigir una mirada al grupo que estaba de pie cerca del aparato de bajada, añ dió con una expresión extraña, mezcla de gustfa y de energía L as nubes, el mar, los barcos, los arrecifes, todo está confundido en una colosal conflagración. De tiempo en tiempo surge en la punta de un pararayos una inmensa llama que se eleva en forma de penacho, á una altura enorme, y baja hasta la mitad del mástil. Hay verdadero peligro en tocar todo JO que sea de metal; los objetos de cobre, de hierro ó de acero parecen trasudar electricidad. Retumba una detonación mas terriDie aun que las ante iores. Uno de los palos del barco vuela en pedazos. Cerca de la grúa queda muerto un hombre. Los cristales esmerilados que formaban imposta encima de la puerta del departamento del Sr. Síntesis, quedan pulverizados. Se oyen gritos de terror, y por aquella vía que ha abierto el rayo sale una espesa humareda. A los esfuerzos de uno de los Bilhs, espantado, se abre la puerta bruscamente. Una negra pide socorro. Otra se precipita sobre e? cuente, ve al capitán, y grita angustiosamente: ¡La señora ha muerto! ¡La señora ha muerto! El oficial llama al segundo de á bordo, le confía por m momento el ap ¿u, to telefónico y se lanza hacia la tol iilla. Penetra en el departamento del maestro, que, aunque eparado del de la joven por una crujía, tiene entrada coT. ún á los dos. Se detiene un instante en medio del salón q ue el anciano ha convertido en gabinete de trabajo. Un pico de alfombra y un jirón de cortina arden poco á poco. Hay por el suelo algunos libros. Sobre una consola, cuyo mármol crepita por el mordido del ácido, se ven los trozos de unos frascos rotos. En suma, el ruido ha sido más que el daño. Las negras han entrado en las Habitaciones al mismo tiempo que el oficial.