Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 3i DE AGOSTO DE 1906. PAG. 4 EDICIÓN i. lasta después de nabería dado, porque i sz entera un poquito antes se falta á la Constitución descaradamente; y segunda, que lo perfectamente constitucional y- democrático es que un nimstro les diga á los demás españoles: el Rey me ha dicho que hagáis ó dejéis de hacer esto ó lo de mas alia y luego resulte que el Rey no le había dicha una palabra. Resumiendo: el de Gracia y Justicia nos ha engañado en esta ocasión muy lindamente, de una de dos maneras: ó diciéndonos que la Real orden no había sido consultada con e) Rey m S. M. la conocería hasta que se publicara en la Gaceta, ó asegurándonos que S. M el Rey se había dignado resolver, etc. etc. Porque ni Dios, con ser Dios, puede resolfer y no resolver un asunto al mismo tiempo. ¡Cielos! ¡Qué sospecha! ¿Sí todo eso de la Constitución, las fórmulas y ias declaraciones oficiales serán cuernos tártaros? nuestro tiempo utilitario... Sumándolos cons- homicida si tomaba un miligramo mis Ae 1 tantes desembolsos á que nos obligan los pe- libra, una sola gota de la sanóte C su a nudo U queños impuestos que gravan indirectamente porque eso no se hacia constar en el contrato nuestra vida, su total nos haiá suavizar el odio Y el hosco usurero remóse vencido v hurai con que favorecemos á la usura y á sus após- Dado. toles siniestros. Esto fue en otro tiempo. Hoy Shyiok h En ello fundamenta Shylock la justicia y tomado peí fectamente sus medidas, y nada moralidad de su dañosa industria, invitándo- teme de grandes ni de chicos. Tiene más inge nos á reflexionar antes de condenarla. El con- nio que todos juntos, y ha sabido buscar el có sidera el dinero, no ya como un fin, sino como modo albergue de las leyes protectoras. Se le un medio para la vida; es una fuerza que ex- respeta en todas partes, y es gránale amigo y plotar, como el músculo ó el cerebro; es un compañero de los directores de I Sociedad. arma que esgrimir en la lucha por la existen- Es un vjejecillo de aspecta agradable y de ri cia. Por eso ha de ser productivo su trabajo, sueña fisonomía, que ostenta joy s, viste á la y su actividad tiene que recompensarse. Se al- moda, come y bebe bien, tiene raorí s, juega quila cora todas las propiedades, y es preciso y se divierte. Forma parte de algunas Asociaque rinda la renta natural, variable según las ciones benéficas y de un Liga cantra el descircunstancias. Y puesto que se arrojan á la arrollo de la inmoralidad; y cree, como Mautierra, lo mismo que tas semillas, de cada pe- ra, que la libertad se ha hecho conservadora... seta sembrada deben nacer otras muchas, así Y. como era de esperar, un G bierno cualcomo de un solo grano de trigo surge la espi- quiera le otorgó una gran cruz y le nombró SINESIO DELGADO ga, repleta y saneada... hace tiempo senador vitalicio... ¡Abominable Shylock 1 Tiene en sus maANTONIO PALOMERO nos el tesoro que hemos perseguido inútilmente, guardado por fieras espantosas como las de los cuentos orientales. Posee la fortuna POS TELÉGRAFO que hemos entrevisto al margen de todos nuesH J fallecido en Trujillo el capitán de ingeLondres, 3o, 8 m. Según el Standard, ias tros sueños, y sólo á fuerza de humillaciones principales Potencias están cambiando impre- y de lagrimas podemos arrancarle la palabia nieros D. Octavio R ¿ixa y Puig. Acompañamos a su viuda en ei dolor por siones sobre lo doctrina de Drago, con objeto sagrada para recorrer la vastísima extensión de combatirla en la conferencia internacional de sus dominios. El nos mira con ojos seduc- que en estos momentos pasa. de La Haya, en el caso de que se empeñen en tores, y nos atrae con el tintineo de su áurea Mañana celebran sus días el c náe di Vía sostenerla ias Repúblicas sudamericanas ó los voceciüa vieja que hace olvidar los amargos Manuel, y los Sres. Vulate, Bau r, ÍJUJUÍAHÍ Estados Unidos. Asimismo parece que se ha- presentimientos del futuro... Guarda nuestros Besada, Reyes, Amblard y Comas. rán objeciones contra la 4 o c t r a de Monroe. placeres, nuestras necesidades, el consuelo de H J sido muy sentido el filleciraiento de don nuestros dolores, nuestras aspiraciones y nuestros deseos, acaso nuestra felicidad... ¡Y con Enrique Villaverde, distinguido ingeniero de ellos comercia y á su ominoso impuesto los Caminos y hermano del que fue presidente del somete... Es dueño del tiempo, que también Consejo, D Raimundo F Villaverde. A Igunos cronistas bien intencionados han Enviamos sentido pésame i la familia del es oro; y nos trae al presente el porvenir que emprendido una nueva campaña contra esperamos, febriles de impaciencia, haciéndo- finado, y especialmente á su hija D tiuiv ue, la usura, remozando los viejos anetírmas con nos pagar un tributo cuando vemos realizados estimado amigo nuestro. toda la indignación de sus espíritus justos y juios sueños que él es incapaz de concebir... Entre las personas conocidas fljtie c fsn er veniles. Ellos creen, candidamente, que logra ¡Abominable Shylock... San Ju? n de Luz figuran las condesas üt Be rán extirpar las raíces vigorosas de ese árbol Y, sin embargo, nosotros fuimos á buscarle lascoaín y de Pestagua; el marqués de Carva íñoso cuya sombra mata. Y para unir á todos os corazones en un solo sentimiento de pro- con ansia, dispuestos á servir de victimas pro- jal, el conde de Finat, el marqués de Llens, testa que ataje esa maldad y la destruya, nos picias á sus venganzas, cuando lo imprevisto los condes de Ayguavives, los Sres. de Cácuentan las trágicas historias contemporáneas burló todos nuestros cálculos y nos amenazó novas del Castillo, el D r Cortez y e! señoi regadas con la inocente sangre de las víctimas con sus espantables profecías. Y en esas luc- Pastor. tuosas horas, que se recuerdan siempre con esdel terrible Shylock. S. A. la infanta doña Eulalia llegará en bre Varias en sus detalles y en sus cifras, todas panto, en las cuales fuera poco la vida para ve a Biarritz, de paso para Madrid, esas historias vienen á ser iguales en el fondo. pagar aquello que la salva, vimos en Shylock La acompaña su hijo el infante D. Alfonso Siempre su final es desolador. Siempre es una un salvador, agradecimos sus beneficios y has- de Orieans, que viene á ingresar como alumno desgracia socorrida que engendra otra desgra- ta fuimos capaces de bendecirle sinceramen- en la Academia de Artillería. cia mayor é irreparable. Siemprese trata ce te... ¡Bien nos lo ha recordado el miserable, unas cuantas pesetas que, al no ser devueltas a a! escuchar nuestras protestas tímidas ante e! su debido tiempo, cumplen la inevitable y pro- inmenso monumento de nuestra ruina... Pero gresiva ley del desarrollo y se convierten en es forzoso sucumbir á ia realidad. Muestra imjna cantidad abrumadora... ¡Oh poder del tan- previsión, nuestra desgracia, nuestro desarreglo y nuestra generosidad, son los cara O feto por cientol Mas no son precisas esas Historias maravi- races dondeShylock maniobra á su gusto y con (88i PALABRAS) llosas para que nos asombremos de los triunfos piovecho... ¡Qué hemos de hacerle... Está SAN SEBASTIÁN, 3 (5 1 2 N escrito que los descuidos de los unos sean los de la usura. Nuestra sorpresa se justifica con OS Q U E S E Marcharon los ministros granees cuidados de los otros, y que con los los pequeños y angustiosos dramas que engeny A vj d ¿Hacienda y de Instrucdra a! amarrar al carro de su dictadura á tan- olvidos ae los mas se forme la fortuna de ios ción pública. Con ellos van menos. tos y tantos seres infelices... el Sr. JNÍavarro Reverter, director de Penales, Y ahí está Shylock, eterno como la sociedad el Sr. Prat. y hasta Venta de Baños, para conSe acerca, precisamente, una de sus épocas más brillantes Snylock va á gozar otra vez de que representa; viejo, porque nació el sexro tinuar á Asturias, el Sr. Francas Rodríguez. a periódica plenitud de su éxito. Vendimiarlo día de la Creación; psro joven siempre porA despedirles fueron muchos amigos polítiCs su mes y es el otoño su estación simbólica. que se nutre de la angustia ajena y bebe con cos, desde el presidente Ge! Congreso a! miptacer ei néctar de las íagrimas... en perpetuo nistro de jornada, ¡os ex ministros Sres. Pérez Como el lagar estruja los racimos, asi él también estruja los bolsillos del prójimo y les a- triunfo de perderse sucesivamente á las gene- Caballero y Cortezo, diputados á Cortes y setrae su jugo... Cabrán, ya vencidos, sus p i a- raciones incapaces para arrojarle de su trono Y nadores liberales, sin cargo a! presupuesto. El res fatales al propio tiempo que las marchitas sólo rué vencido y burlado una vez, momentá- nuevo representante de España en Lisboa, seHojas de los arboles... ¡amarillos, como ellas, neamente, por el ingenio de una tieina mujer ñ r marqués de V Idsterrazo, también estaba por la tristeza que esconden y por el oro que en la poética ciudad que ha servido de cuna á entre los presentes. representan... Ya regresan á ia ciudad cuan- los am ires de los poetas y á las vagas inquiePor fortuna, no hubo desgracias que lumen tos la abandonaron buscando su reposo ó el tudes de los artistas... tar, aunque pudo haberlas, poique apretaba el ¿No recordáis... El padre Shakespeare nos sol de fume. alivio de bus dolencias; y Shylock, que les hizo Shylock reil préstamo necesario para emprender e! viaje, ha contado ia trágica aventura sonríe a! verlos volver y cobra su conussón co- clamó al pobre Antonio una libra de su propia p L MINISTRO Dh 1 NS- El Sr. Jimepalpitante carne, según convenio firmado en el rrespondiente. á TRUCC 1O N PÚBLICA! e g S ao a Madrid c En verdad qtie su tarea provechosa no pue- ¡ecibo de los tres mil ducados no devueltos; cíe sorprendernos, v que aceptamos os Ban- pero la dulce Portia, interpretando la ley con el proposito ae poner mano inríiccUaTeimcJite erí cos y s BoisdS coíiiu fueiz í puíeatisimas de el corazón le amenazó con perseguirle como los presupuestos. LA DOCTRINA DE DRAGO DE SOCitiüAD SHYLOCK L