Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MARTES 28 DE AGOSTO DE 1906. PAG. 9 EDICIÓN 1 MISA DE CAMPAÑA EN SEGOVIA i, LA MISA CELEBRADA AYER, CON ASISTENCIA DEL GENERAL DEL ESTADO MAYOR CENTRAL SR. MART 1 TEGU 1 Foi. D ucrac. POSTALES EUROPEAS UNA IDEA ORIGINAL Si hubiera aún alguien que dudase de que ios ingleses son gentes prácticas, podrá convencerse de lo contrario leyendo el siguiente anuncio, que copio de un pe iódico londinense. Un aristócrata que diariamente se ve ODÜgado á cumplir infinidad de deberes mundanos, desearía encontrar una persona de buena familia y relaciones aristocráticas á quien poder encomendar, á título de delegado, e ¡cumplimiento de esas obligaciones sociales. La persona que solicite el cargo, deberá ser, además, muy hábil en toda clase de sports y espiritual en la conversación. La idea del gentleman anunciante podrá pareceros excéntrica, pero indudablemente es práctica, excelente, y demuestra, además, que el noble lord es de la misma opinión que Dicraeli, el cual opinaba que la vida sería bastante soportable, y hasta agradable, si no fuera por los placeres Ahí tienen ustedes a un buen señor que quiere permanecer tranquilo en su casa, y no jugar al tennis ni ser espiutual en las conversaciones más que por poderes. Tal vez haya quien crea que semejante decisión la motiven la falta de esprit para hablar y una leco- iocida torp? ¿a en los sports; pero yo no lo creo así. Yo estimo que el noble mís- Uii viejo gentleman que flirtee nada más con ter X... posee ingenio y es también sport- I man... distinguido; solamente que el buen se- una linda miss y vea entrar á su secretario en ñor tendrá otras cosas que hacer, y opina que el preciso momento de pasar de la palabra á los las relaciones mundanas son asuntos secunda- actos, ¿se levantará y, retirándose dignamente, rios y muchas veces enojosos. le dejará que continúe en su nombre... Aclarado este punto importante, encuentro Y así como se dan á escribir las cartas á un secretario, ¿por qué no se ha de encargar á un delicioso el oficio de secretario y hasta me pro- inferior el asistir a una cacería de groases con pongo solicitar una plaza. F. MORA un lord amigo, ó el hablar con la venerable y espiritual lady M ó el flirtear con miss N que es encantadora... La división del trabajo se impone. El noble Mr. X... es un sabio. Un sabio s 3 Agosto, 1906. tal vez algo despreocupado; pero sabio, al fin. OS DUQUES El viaje de SS. AA. los En verdad os digo que si el ejemplo del noduques de Aosta se reaDE AOSTA liza exactamente con ble genthman se generalizara, se llegaría á costumbres muy singulares. Un five ó clock ultraarreglo al programa trazado antes de su salida mundano, uitraselecto y ultraaristocrático se de Ñapóles, y en el cual sólo se introducuá compondría de todos los secretarios de esos una ligera variante, pues SS. AA. se proponen señores y de todas las secretarias de esas damas. visitar al Rey de Inglaterra. La visita, por lo Verdaderamente que el oficio de secretario que se dice, no tendrá carácter político alguno. será duro; pero la situación que crease el carHoy están en Bruselas con e! príncipe Víc go se considerará de las mas honorables, y tor Napoleón. dada la abundancia de hombres de carrera, El duque de Aosta representara, como paconstituiría un excelente medio para educar á drino, al Rey de Italia en el bautizo del hijo un gran numero de jóvenes con vocación á esa del Kronprinz de Alemania. Luego ira a Franlucrativa y brillante profesión de delegados cia a visitar á la familia de su augusta esposa. para tunchs, para tennis, five o clock y soirées. Y hasta opino que se pudiera crear una Escuela N LEGADO DE SEIS Hace unos de Ciencias mundanas para tales fines. diez MILLONES que el a ñ o s Lo que encuentro difícil es el medio de fijar Papa bien los ¡im tes entre el genlleman y su delegaLeón XIII otoigó el titulo nobilísimo de conde do. Porque, al fin, hemos de suponer que el á un ciudadano coi so que había enviado uní primero se reservaría para sí ciertos asuntos. cor. siderab e ofrenda para el dinero de San Pe ¿Pero que asuntos... dro El Sr. Bertosa, que así se llairuba el ge- DESDE ROMA u