Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 24 DE AGOS 7 O DE i 9 ob. PAG. n EDICIÓN 2. a 7- ¡Sóío un momento! ¡Estenay! (1) ¡Mire usté que estoy pasando las de Calaínos! -Mira, no te me seas pelmazo y sapatero, que clises el refrán, a tus sapatos. ANTONIO CASERO San Sebastián, Agosto 1906. El Cuerpo de Prisiones V a ha sido nombrado el tribunal encargado de calificar los ejercicios de oposición é ingreso de aspirantes en el Cuerpo de Privones. Forman el tribunal los Sres. D. Fernando Cadalso, inspector general del Cuerpo; don Pedro Pastor Díaz, jefe de sección; D José Millán Astray, director de la Cárcel celular de Madrid, y D Arturo Vülate, jefe del negociado de la Dirección de Prisiones. Los ejercicios empezarán el 4 de Octubre próximo. DE MALAGA POK TELÉGRAFO JUEYES, 2 3 I a conferencia de Unamuno. El Sr. Unamuno ha dado la anunciada conferencia en el Centro socialista, versando su notable disertación cobre las huelgas obreras. Dijo el ilustre orador que tas nueigas deben declararse cuando conviene á los obreros, no cuando la conveniencia es exclusivamente para los patronos, que las alimentan y propagan solapadamente, sin dar la cara y valiéndose de intermediarios, enemigos de la clase trabajadora. Agregó que las huelgas, cuando no se aeelaran con oportunidad, traen consigo el estancamiento de los obreros en el camino de su ansiada regeneración y además determinan el servilismo. Afirmó que a! socialismo le falta algo de poesía, de arte y de religión, y añadió que llegará día. en que aquél tome un tinte religioso. Censuró duramente á los que desean la resolución por la revolución y dijo que los procedimientos inquisitoriales no los trajeron la Iglesia ni los católicos, sino los españoles toaos, que por temperamento somos inquisidores. Al terminar el Sr. Unamuno su elocuentísimo discurso, resonó en el salón una estruendosa salva de aplausos. 1 a rondalla aragonesa. í Ha marchado á Granada la Rondalla Aragonesa, que vino para tomar parte en los festejos que acaban de celebrarse en esta ciud d. La Junta de fiestas, las autoridades y numeroso público acudieron á la estación, tributando á la Rondalla una despedida afectuosísima. T erminación de los festejos, Anoche se celebró la retreta militar, último número del brillante programa acordado por la Junta organizadora de los festejos. Tomaron parte en la retreta todas las fuerzas de esta guarnición, llevando luiosas carrosas y artísticos faroles. Distribuidas de trecho en trecho iban varias bandas militares, ejecutando escogidas composiciones. En todas las calles presenció el desfile de la retreta un inmenso gentío. Después, y como final de las fiestas, se queínó una traca de varios centenares de metros. Zaragüela, (1) No quiero. El Rey vestía unifo. rne de almirante y! a Reina Victoria traje de franela de color claro. Al desembarcar en el muelle, fueron vito POR TELEFONO reados con entusiasmo por la multitud, que I legada á San Sebastián. desde mucho tiempo antes esperaba á pie fir San Sebastián, s 3, 12 m. A las cuatro me su llegada. y veinte de la madrugada apareció á la vista Los Reyes montaron en el automóvil T (enaulf del puerto el Giralda, conduciendo á los Re- y el séquito en varios coches, dirigiéndose á yes. Una hora después fondeaba en la Concha Miramar. y destacaba un bote que se dirigió á las estriTodo el mundo se fija en SS. M M y eá baciones de Miramar, con una misión especial. general la observación de que la Reina parece A las siete y media desembarcaron el mar- algo más delgada que antes del viaje, y c! Rey, qués de Viana y el conde de Aybar. El alcal- en cambio, parece mejorado. de, que los esperaba en el muelle, saludó á T espacho y firma de S. M. ambos personajes y con ellos se dirigió al hotel Ha estado en Miramar el genera! ZapPalaís, con el fin de anunciar al presidente del Consejo la hora en que sería recibido por Su pino para dar cuenta al Rey de los sucesos de Bilbao y del estado de la huelga. Majestad. El general Zappino, al salir, nos manifestó Manifestaron que el Giralda estaba dispuesto á zarpar de Cowes á las seis de la tarde; que aún no había resuelto ir á Bilbao, y que pero que al recibir varios despachos cifrados, decidirá en definitiva en la conferencia que ceen los cuales el Gobierno daba cuenta de los lebrará esta tarde con el Presidente. El Rey firmó los siguientes decretos. sucesos de Bilbao, anticipó la salida y se hizo De Estado. Promulgando el ccnvt mo coá la mar á las tres, escoltado por el Princesa mercial entre España y los Estados Unidos, de Asturias. A poco de haber salido el Giralda, forzó las que aparecerá en la Gacela del día 27 y empe máquinas y se alejó del Princesa de Asturias, zara á regir el i. de Septiembre próximo. De Hacienda. Autorizando al ministro para cuyo comandante, ignorando que el barco Real venía á San Sebastián, pues nadie le avisó el la adquisición de material de campo, transporte y cálculo de dibujo y planos para el avance cambio de rumbo, dirigióse á Bilbao. Al enterarse en San Sebastián de la llega- catastral de la riqueza rústica. da del Giralda, un gentío inmenso agolpóse en I legada del Sr. Jimeno. el muelle. Infinidad de embarcaciones surcaron Llegó el Sr. Jimeno; en la estf: ció; i le la bahía, y muchas señoras y representaciones esperaban los Sres. Canalejas, Gayarre, autode distintas Sociedades acercáronse al barco ridades y amigos particulares. Real. No concurrieron los ministros poi estar coi En medio de esta animación extraordinaria, el Rey en el palacio de Miramar. entró el General Baquedano, que horas antes se Con el Sr. Canalejas y el gobernador fue el había detenido detrás del castillo. Sr. Jimeno al hotel Palais, donde se aloja. El Baquedano fondeó en la Concha al lado Allí habló con el general López Dom nguez y del Giralda, haciendo salvas. con el Sr. Gullón. I os ministros en el Giralda. San Sebastián, a 3, i t. Momentos antes de las ocho de la mañana llegaron al muelle el presidente del Consejo de ministros y el Sr. Gullón, los cuales embarcaron, dirigiéndose al Giralda. I a sesión de hoy. La entrevista que celebraron con los Reyes Promete ser muy animada la sesión que fue muy breve, pues á las nueve menos cuarto volvieron á desembarcar para asistir á la con- celebrará hoy el Ayuntamiento. En ella hablarán acerca del asunto de las vaferencia que en Miramar debían celebrar á las querías y del expediente de la banqueta vatios diez. concejales, entre ellos los socialistas, los cuales pedirán que no sólo se proceda á la clausura 1 a Diputación provincial. Una comisión de la Diputación provin- de las 48 vaquerías declaradas malas por la cial fue á bordo del Giralda para cumplimentar comisión técnica, sino á la de las calificadas á SS. M M y regresó á las nueve menos cuar- como medianas Parece que pedirán también que sean cumto con el presidente del Consejo y con el miplidas las Ordenanzas, cerrándose todas las vanistro de Estado. querías con establos situadas en el interior de la 1 7 n el muelle. capital. San Sebastián, 23. a t. En el muelle se unta municipal. reunieron todas las autoridades poco antes de Celebrará sesión mañana, á las diez de! a las ocho y media. A esta hora llegó la Reina misma, para aprobar varios acuerdos tomados madre en automóvil. En el mismo coche venía la marquesa de por el Ayuntamiento. Ayer no se pudo celebrar por no reunirse Navarrés. número suficiente de vocales asociados. La Reina vestía traje de franela gris. La augusta señora embarcó en la falúa de Carabineros y se dirigió al Giralda. EL REGRESO DE LOS REYES NOTAS MUNICIPALES J T e! Giralda á Miramar. San Sebastián, a 3, 4 t. La entrevista de la Reina madre con sus hijos ha sido cordialísima y efusiva. Poco después embarcaron los Reyes y la Reina madre en la escampavía Guipuzcoana para ir al muelle, donde desembarcaron, siendo saludados por la tripulación del yate Real, del cual, al salir los Reyes, se arrió el pendón morado de Castilla, que fue izado en la escampavía. Llevaba el timón de ésta el comandante de Marina. Con los Reyes embarcaron en la Guipuzcoana la duquesa de San Carlos, la marquesa de Navarrés y el duque de Santo Mauro. TERREMOTOS EN CHILE Extrayendo cadáveres. i 3 9 m. En ValpaSantiago de Chile, POR TH. ÉCHWO raíso se están llevando á cabo con gran activi dad los trabajos de desescombro para extraer los cadáveres enterrados entre las ruinas de los edificios. Casi todos los cadáveres que se extraen están tan sumamente desfigurados, que es imposible identificarlos. Créese que el número de los aue no poarafl ser reconocidos pasará de mil.