Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S 24 D E AGOSTO D E 906. P A i i a. EDICIÓN s. aquellos medios, y á sostener con toda dase de rigores el principio de autoridad, sin consentir por un solo momento que éste quede en ¡entredicho. Por lo que á Bilbao se refiere, el ministro de Marina tenía esperanzas, á la hora de la entrevista con el Rey, de poder llegar á na solución. Los comisionados de los obreros habian convenido en que, previa consulta con la Federación y demás organismos de Ja huelga, cederían en una de sus pretensiones. Los patronos tampoco mostraban actitud irreductible en alguna de las exigencias de los huelguistas. Iba á celebrarse una reunión por la noche, de a que el ministro de Marina esperaba obtener resultados provechosos para todos. El Presidente opinaba que debía dejarse al ministro de Marina entender en este asunto, y aplazar el viaje del capitán general á Bilbao hasta ver qué nuevo rumbo tomaban los sucesos. Esto se acordó y e) capitán general suspendió su viaje. A continuación habló el general López Domínguez de la cuestión batallona, esto es, de la religiosa; hizo la historia de la Nota del nuncio, de la contestación del ministro de Gracia y Justicia, de la circular de Vuelillo y de la Real orden que el Gobierno consideraba necesario dictar revocando aquélla. En todos estos actos había procedido el Gobierno creyendo contar con la confianza de la Corona, y en esta creencia se propone continuar su obra liberal, llevándola á las Cortes actuales, pues se halla persuadido de que no es necesaria la disolución y de que la reforma de la Constitución es asimismo indispensable. Sobre esta parte política habló después el ministro de Estado. Tres cuartos de hora invirtió el Sr. Gullón en puntualizar la cuestión y justificar ante la Corona la contestación al nuncio, la Real orden del ministro de Gracia y Justicia revocando la de Vadillo, y el proyecto del Ministerio de ir á las Cortes y llevar á ellas las leyes económicas y políticas que son complemento de lo hecho hasta aquí y realización del programa del partido libera Habló finalmente la Corona, que se manifestó propicia á facilitar con su confianza la acción del Gobierno. Recomendó, eso sí, temperamentos de serenidad y de prudencia, y dio por terminada la entrevista, repitiendo que nada tenía que oponer á las manifestaciones del Gabinete y su propósito de desarrollar el programa económico y político del partido liberal. -Tal es lo sucedido. Véase por que digo al principio que la de hoy ha sido una buena jornada para el Gobierno. Disipadas las dudas, y en prensa ya, como es de suponer que esté, la Real orden de Romanones, se comprende que el general López Domínguez diga lo que decía esta tarde á varios amigos: y- -Ya ven ustedes que no somos un Gabinete de verano. Y añadía Gullón, verdaderamentes atisfecho: -Lo indudable es que ahora lo que hay que hacer es trabajar, trabajar y trabajar. -Esto es, como se comprenderá, lo más importante del día político. Esta tarde, á las seis, llegó en automóvil el ex embajador de España en el Vaticano, señor marqués de Tovar. Momentos después tenía (yo el gusto de saludarle. Mañana espera visitar al ministro de Estado; después esperará al ministro de Gracia y Justicia (su hermano) y Jdespués... después se propone, ya que ha rejcobrado su libertad de acción, hablar con luz y con taquígrafos, es decir, en el Parlamento, para expresar cosas compatibles con la confianza que en él ha tenido el Gobierno como representante de España en la corte del Papa; pero cosas de mucho interés para la opinión pública, sobre todo en estos momentos en que tanto se habla del Vaticano, del Concordato y de la libertad religiosa AN EL- MARÍA CASTELL EL ASUNTO DE LA BANQUETA 1 yer terminó el gobernador civil el estudio del voluminoso expediente formado con motivo del incidente de la banqueta del cerillero del café Europeo, incidente ocurrido entre el teniente de alcalde Sr. Gayo y el teniente de Seguridad Sr. Mandly. Cuatro días ha empleado el Sr. Alba en enterarse de las numerosas diligencias y declaraciones á que tan pequeña cuestión dio lugar, y tan minuciosa ha sido su resolución, que el extracto de las diligencias ocupa 15 cuartillas escritas con máquina. Después de aplicados al caso los artículos pertinentes de las Ordenanzas municipales y del Reglamento de policía gubernativa, se considera que el teniente Sr. Mandly, al detener al teniente de alcalde, usó indebidamente de la fuerza que se le ha concedido para más apropiados fines, y cometió una falta de caracteres graves, señalada en el art. yi del citado Reglamento, por cuyo motivo se propone al señor ministro de la Gobernación que el señor Mandly sea separado del Cuerpo de Seguridad. En cuanto á la forma en que intervino el teniente de alcalde, Sr. Gayo, se reconoce que no ejerció sus funciones sujetándose estrictamente á derecho; pero agregándose que la mayor ó menor discreción empleada no llega á merecer corrección alguna gubernativa. Se dispone también que el cerillero del café Europeo reintegre lo que ha debido pagar por derechos de licencia al Municipio. Declara el señor gobernador que en el incidente no hubu ofensa alguna para la Corporación municipal, y para evitar en lo sucesivo esta clase de competencias desagradables, propone al ministro la modificación del artículo del reglamento del Cuerpo de Seguridad que determina la intervención de los individuos de dicho Cuerpo en las faltas cometidas por infracción de las Ordenanzas: municipales, y en su lugar se dispondrá que esta intervención sea sólo en el caso de que la reclame la autoridad municipal ó en ausencia de ésta. Y por último, el Sr. Alba, encarga que se haga saber á los gentes gubernativos, que 1o s tenientes de alcalde son delegados de la autoridad del gobernador en sus respectivos distritos. 1 I na circular El ministro de Instrucción redactara en breve una circular aclaratoria de la Real orden acerca, de los colegios incorporados á los Institutos y á los requisitos necesarios para k enseñanza. O upresión del juramento. Se dice que entre las reformas que pro yecta el conde de Romanones, figura la supresión de la fórmula del juramento ante los Tribunales de justicia. El ministro de Gracia y Justicia, que regresará mañana á Madrid, se dedica en Sipüenza á planear tales reformas TOROS a novillada de ayer. Una novillada emocionante de verdad, tres cogidas, 6o sustos, dos horas y media d corrida, coche- barco para regresar á la Puerfa del Sol, cinco pesetas fuera del bolsillo y un aburrimiento enormísimo. ¡Tarde completa! Y menos mal que el duque tuvo á bien mandar seis toros gordos, bravos, duros y de mucho poder, que si no, ¿quién hubiese sido el guapo capaz de esperarse á ver en el último toro, al diestro de Alcalá de Guadaira? Manolete sigue con el santo de espaldas, que dicen los toreros cuando... la reflexión no les deja arrimarse, y por lo visto no llevt trazas de enmendarse en mucho tiempo. El diestro de Córdoba, preocupado con tomar la alternativa en el próximo Septiembre, se duerme sobre sus laureles y el despertar vi á ser poco halagüeño para el hermano de Bebí chico. ECOS POLÍTICOS p i día de ayer. El interés político estuvo ayer en San Sebastián. Aquí, en Madrid, no se percibía más que el reflejo de lo que en la capital de Guipúzcoa sucedió. Notábase, á primera hora de la tarde, gran preocupación en los amigos del Gobierno, que esperaban con interés el resultado de 1 a entrevista que con el Rey había de tener el general López Domínguez. La poca gente política que hay en Madrid afluyó al Salón de conferencias del Congreso y acosaba con preguntas á cuantos periodistas parecían por allí. Y conforme pasaban las horas y se iban recibiendo despachos de San Sebastián dando cuenta de las referencias que de la entrevista con el Rey facilitaban los ministros, él ánimo de Jos amigos del Gobierno se alegraba con bellas esperanzas y el rostro adquiría la expresión del triunfo. Y de eso nada más puede decirse en esta sección, que realmente ahora huelga, toda vez que las noticias políticas en donde están es en San Sebastián. En Madrid tenemos que contentarnos con las referencias Un par de novilladas más como las dos últimas que ha toreado en nuestra plaza y Manolete toma... el camino de los justamente olvidados por los públicos. Serranito solamente quedó bien la tercera vez que entró á matar el segundo novillo; pues se arrancó por derecho y dejándose ver del toro. Las dos veces anteriores se najó descaradamente. La cogida que tuvo en el quinto bicho se debió al pánico que le dominaba. El bicho, que estaba algo incierto y muy pronto, se revolvió con presteza al salir de un pase. Hilario dudó entre salir por pies ó dar ui. pase, y en esta duda el toro le alcanzó por b ingle, le zarandeó y le arrojó por alto. Serra nito se levantó y entre las protestas del públi co, que pedía que se retirase á la enfermería, los dos aguacílillos, que por orden del presidente querían obligarle á dejar los trastos, sus compañeros, que se oponían á que siguiera toreando, se dirigió al bicho, y después d varios pinchazos, le echó á rodar de una estocada atravesada. Ovación á Hilario, aue ha demostrado teñe sangre torera. De Moreno nada bueno puedo decir. Esperaba ver un torero valiente, que se entregab á la hora de meter el brazo y derrochaba la vergüenza torera en todos los tercios de la lidia y ayer no vi nada de esto. Pasó el diestro alcalareño inadvertido por completo. Manolete y Moreno fueron cogidos por el primero y sexto bichos, sin consecuencias. Metralla se llevó las palmas de la tarde. Picando, Quilín y Botero. La presidencia, á cargo del Sr. Diez Vica rio y asesorada por el Sr. Roldan, menos aue mediana. (Naturalmente! -T. facultativo. a Durante la lidia del quinto toro ha ¡n gresado en esta enfermería el diestro Hilario González, Serranito, con dos heridas contusas en el primer tercio del muslo derecho, de seíí centímetros, y otra de diez en dirección trans versal, que le interesa la piel y el tejido celular. Dr. Campenno.